Pasar al contenido principal

Así es cómo una persona de 50 años pueden tener el cerebro de una de 25

Meditar durante 10 minutos me ayuda por las mañanas [RE]
Neilson Barnard/Getty Images
  • Las personas que meditan siempre hablan de los beneficios físicos y emocionales de la práctica. 
  • Aunque la neurocientífica Sara Lazar empezó yoga con escepticismo, lo que experimentó le llevo a realizar dos investigaciones. 
  • Los estudios de Lazar y otras investigaciones científicas revelan que la meditación puede transformar el cerebro, haciéndolo más joven y reduciendo las áreas relacionadas con el estrés. 

Cuando la neurocientífica Sara Lazar de  Mass General and Harvard Medical School empezó a hacer yoga, no confiaba mucho en las promesas de felicidad y tranquilidad que le hacía su profesor.

Ella estaba allí solo para recuperarse de una lesión, según ha contado a Inc., pero las mejoras que fue experimentando en su bienestar físico y emocional le acabaron llevando a desarrollar dos estudios científicos sobre el poder de la meditación. 

Los hallazgos, apoyados por otros estudios, sugieren que existe base científica para concluir que la meditación transforma el cerebro y tiene un impacto positivo en varios aspectos físicos y emocionales de la persona.

Lo más impactante que encontró Sara Lazar es que los cerebros de las personas de 50 años que meditan se parecen más a los de una persona de 25 años. 

Leer más: Tim Ferriss explica por qué todo el mundo debería meditar

Estas son todas las formas en las que meditar transforma tu cerebro, según la ciencia:  

Las personas que practican la meditación tienen un cerebro el doble de joven

Meditación grupal
Unsplash

Para la primera investigación, la neurocientífica analizó el cerebro de un grupo de personas que llevaban meditando casi una década y comparó los resultados con un grupo de control. 

Los resultados revelaron que los meditadores tenían más materia gris en la corteza frontal del cerebro, ligada a la memoria y la toma de decisiones. Lo sorprendente es que la materia gris va disminuyendo con la edad pero los participantes en el estudio de 50 años tenían tanta como un joven de 25. 

También son más conscientes de lo que ocurre a su alrededor

Meditación en la naturaleza
Unsplash

El aumento de la materia gris también estaba presente en otras zonas del cerebro, como las relacionadas con la capacidad sensorial, que permite que seas más consciente de lo que ocurre alrededor y de tus propias sensaciones físicas. 

La meditación refuerza las partes del cerebro relacionadas con el aprendizaje, la memoria y el control de las emociones

Meditación en la playa
Pixabay

Lazar quiso asegurarse de que las características del cerebro de las personas estudiadas eran una consecuencia directa de la meditación, por lo que realizó un segundo estudio en el que analizo el cerebro de personas sin experiencia que llevaron a cabo un programa de meditación de ocho semanas. 

Tras ese periodo de tiempo los resultados revelaron transformaciones en varias partes del cerebro. Para empezar, el hipocampo izquierdo, ligado al aprendizaje, la memoria y la regulación de las emociones. 

 

E incluso parece aumentar la empatía

Dos jóvenes meditando
Pexels

En el segundo estudio de Lazar también se vieron transformaciones en la zona del cerebro relacionada con la empatía y la capacidad para adoptar diferentes perspectivas. 

Y reduce la parte del cerebro ligada al estrés, la ansiedad y el miedo

Meditación en la infancia
Unsplash

Una parte del cerebro de los participantes que se redujo en vez de aumentar fue la amígdala, encargada de las sensaciones de estés, miedo y ansiedad y vinculada a la conducta agresiva. 

 

Otros estudios confirman los hallazgos de Lazar y revelan que también mejora la atención, previene la demencia y aumenta la tolerancia al dolor

Una mujer practica yoga junto a su gato
Getty Images

Otros estudios, que llegan a las mismas conclusiones de Lazar, también han concluido que el aumento de la materia gris y el refuerzo de determinadas partes del cerebro mejora la atención y facilita la multitarea. 

También podría jugar un papel en prevenir la demencia y otras enfermedades cardiovasculares o neurodegenerativas relacionadas con la edad; e incluso refuerza el sistema inmunitario. 

Otros estudios lo relacionan con un aumento de la tolerancia y gestión del dolor. 

 

¿Cuánto tienes qué meditar para que funcione?

Yoga en la naturaleza
Unsplash

Todo el mundo quiere sentirse más joven, tranquilo y sano. Y parece que no requiere mucho esfuerzo. 

Aunque Lazar explica a Inc. que ella medita unos 40 minutos al día, los participantes del estudio mostraron resultados positivos con tan solo 27 minutos de media; y algunos estudios apuntan a que con 15 minutos al día podría ser suficiente para notar cambios. 

Y además