Pasar al contenido principal

Nissan dejará de fabricar turismos en su planta de Barcelona

fábricas cataluña nissan
Anuncio del inicio de producción en Nissan Barcelona Nissan
  • El Nissan Pulsar, el último turismo de la planta de Nissan de Barcelona, dejará de fabricarse este año
  • En la planta esperan suplir el trabajo con la producción de una batería más grande para la eNV-200
  • El Pulsar dejará de fabricarse en junio y el Evalia, en julio

El Nissan Pulsar dejará de fabricarse en Barcelona en junio este año. La planta que el grupo tiene en la Ciudad Condal, además, dejará de producir la Nissan Evalia, la versión de la furgoneta de pasajeros del Nissan NV200.

El motivo, según confirman representantes de Nissan a Bussiness Insider, “es un cambio de estrategia en todo el grupo”. Así, según parece, Nissan deja de pelear en el duro mercado europeo de los coches compactos con el Evalia y lo fía todo a los crossover, esos turismos con aspecto de todoterreno, un segmento que ya lidera en Europa gracias sobre todo al Qashqai. 

Como podías leer aquí hace poco, el procés ha afectado a las fábricas catalanas de coches, pero no de una manera en la que peligre su permanencia. Sin embargo, el riesgo para Nissan Barcelona hay que buscarlo más en su baja productividad que en la situación política. 

Si en 2016 se superaron a duras penas los 100.000 vehículos producidos y en 2017 se pasó por poco las 95.000 unidades, cuando la instalación tiene capacidad para fabricar el doble, para este año la previsión es alcanzar los 90.000 coches. 

Mejor dicho, pick-up y furgonetas, porque desde la dirección de la planta aducen que, en la línea del Pulsar el trabajo se mantendrá gracias a que la nueva e-NV200, la furgoneta eléctrica que se produce aquí en exclusiva para 13 países, requiere de unas baterías mucho mayores (40 kWh) que antes.

Así que la producción de la e-NV200 es más compleja y requerirá más mano de obra. ¿Suficiente como para suplir el trabajo que dieron los 23.600 Nissan Pulsar que hicieron en 2017? Esperan que sí. El motivo para dejar de hacer el compacto es su baja demanda. 

En 2014, se llevó a cabo una inversión de 130 millones de euros para producir el Pulsar en Barcelona. El objetivo es que salieran de allí hasta 80.000 unidades del compacto al año, pero la caída de la demanda de compactos y la dureza del segmento ha lastrado sus ventas. 

El motivo de Nissan para dejar de hacer la Evalia en Barcelona es el mismo. El problema es que dejan la línea 1 de la planta casi vacía, donde ambos se montaban, casi vacía, a la espera de que se multipliquen los números del mencionado eléctrico e-NV200. 

La línea 2 tiene el trabajo asegurado siempre y cuando el pick-up NP300 Navara siga funcionando tan bien gracias a la empresa conjunta con Daimler para venderlo como Mercedes Clase X. Dos de cada tres pick-up que se producen en Barcelona los venden con una estrella delante. 

Esta nueva situación puede acabar afectando a algunos de los 4.000 trabajadores de la plantilla, pero si no lo hace, la buena noticia es que la cartera de productos actual de Nissan en Barcelona está renovada y son todos furgonetas y pick-up, con ciclos de vida de casi 10 años.  

Paul Willcox, presidente de Nissan Europa: "Las decisiones que hemos tomado son fruto de un cambio en la demanda de mercado de nuestros clientes europeos y una nueva tendencia, de ahí que el enfoque de Nissan sea el de reforzar nuestro liderazgo en el segmento de vehículos eléctricos y crossover".
 

Te puede interesar