Pasar al contenido principal

Por qué sobreplanificar es lo peor que puedes hacer para emprender cualquier proyecto según los Navy SEAL

  • Dos Navy SEALS explican la importancia que tiene el planificarse, pero no "sobreplanificarse".
  • En su libro, The Dichotomy of Leadership, los autores describen el buen liderazgo, destacando cómo debe de comportarse con respecto a sus compañeros.
  • Defienden que las ideas individuales no hacen sino crecer al grupo, para llegar juntos a la misma meta.

Esta es la transcripción del vídeo.

Leif Babin: los planes de contingencia, las cosas que pueden salir mal, esas son las críticas. Hay situaciones para las que algunos líderes ni siquiera elaboran planes de contingencia para esas cosas probables que van a suceder, y eso es un desastre. No puedes hacer eso, porque eso llevará a tu equipo al fracaso y ciertamente acabará impidiendo tu habilidad para cumplir una misión. Así que lo que tienes que hacer es equilibrarlo, no sobreplanificar, si no tener algo de planificación y lo que generalmente nos pareció bien tenerlo en el combate es encontrar las tres o cuatro contingencias más probables que podrían ocurrir en cada fase de una operación.

Cuando estoy apunto de iniciar una operación importante, veré siempre algo en primer lugar: las dos o tres cosas que pueden salir mal. Me concentraré en esas cosas, y luego puedo empezar a planificar sobre eso, y ponerme también a planear para el peor de los casos. Así que, piensa en esas cosas para que el equipo sepa cómo reaccionar ante ellas, estarán preparados para evitar que sucedan o para reaccionar ante ellas cuando salgan mal. Y sin embargo, podrías ir demasiado lejos en esta dirección y sobreplanificar.

Jocko Willink: Digamos que una empresa tiene un proyecto que está planificado para el próximo trimestre, y se trata de uno complicado. Ahora tienen que empezar a planear, no hay duda. Pero a veces vemos como negocios en los que invierten tanto tiempo y esfuerzo en su planificación, cuando en realidad nunca lograrán avanzar en la realización del proyecto. O al menos les quitan el esfuerzo de ejecutar el proyecto. Así que lo que tienes que hacer es ser sensato. Lo que tienes que hacer es encontrar el equilibrio. Exacto, tienes que planificarte, pero no puedes pasar tanto tiempo haciendo planes que nunca llegan a ningún lado.

Babin: En una de las primeras patrullas con las que salí, con el Cuerpo de Marines, en una zona realmente peligrosa del centros de Ramadi, cuando salimos a esa operación sabíamos que íbamos a estar allí al menos 24 horas, y sabíamos que podría ser aún más tiempo. Así que me preparé para la Tercera Guerra Mundial.

Empaqué granadas extra y revistas extra con litros y litros de agua extra, comida extra, baterías y radios y todo lo que te puedas imaginar par tratar de cubrir todas esas contingencias en el caso de que el tiempo se dilatara ahí fuera o en el caso de que estuviéramos a punto de ser invadidos por una fuerza enemiga más grande. Y lo que eso provocarme fue cargarme hasta el punto en el que pesaba demasiado: por el peso que llevaba en mi espalda, en mi mochila… apenas podía seguir el ritmo de la patrulla, y no podía no dirigirla. Y eso me puso en una situación más peligrosa porque traté de planear para cada contingencia.

Así que, puedes llevar cualquiera de esas cosas demasiado lejos. Tienes que planear, pero no puedes sobreplanear. Una vez que tomas una decisión, tienes que ser capaz de respaldar ese plan y ejecutarlo como si fuera tu propio plan. No importa si se te ocurrió a ti o alguien más. Si eres un buen líder y ves “Oye, a esta persona se le ha ocurrido una gran idea. Vamos a darle una oportunidad a esa idea”. Están en una mejor posición para llevar a buen término esa idea. Voy a seguirlos y dejar que lideren, porque no me importa quién se lleve el crédito. Sólo quiero que gane el equipo. Y los mejores líderes van a ser capaces de hacerlo.

Y además