Pasar al contenido principal

Desayunar mermelada no es tan sano y además te hace engordar: esto es lo que debes saber

Hombre untando mermelada en una tostada
Getty
  • Aunque la mermelada, compuesta en parte por fruta, podría hacerse pasar por un producto saludable, contiene altas cantidades de azúcar.
  • De hecho, este producto supera la cantidad recomendada de azúcares por la OMS.
  • Por eso, desayunarla no es tan bueno como parece.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mermelada es uno de los ingredientes que más nos acompañan en el desayuno. Una tostada o dos, depende del día y del hambre. Sin embargo, este imprescindible de nuestras mañanas tiene más azúcar de la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La mermelada es una conserva de fruta cocida en azúcar que no tiene nada que ver con la jalea o la confitura, cuya composición y preparación son diferentes.

La mayoría de veces consumimos alimentos sin estar seguros de si lo que nos aportan es positivo o negativo o sin conocer cuáles son sus componentes. En este caso, en apariencia, podría hacerse pasar por un producto saludable debido al valor nutricional que tiene la fruta — pero los azúcares y otros ingredientes que contiene contrarrestan ese peso.

Y como ocurre con la mayoría de los alimentos conservados, la mermelada tampoco se libra de los aditivos y estabilizantes.

Leer más: Estas son las 9 cosas que debes hacer si quieres mejorar tu salud a partir de los 40 años

La ley europea determina que la cantidad de fruta mínima que debe contener la mermelada es del 35% generalmente, salvo cuando se trata de algunas frutas rojas o membrillo, donde es un 25%. Esos porcentajes pueden aumentar al tratarse de productos de calidad 'extra', donde la fruta ocupa un 45% o un 35% respectivamente.

Esto es tan solo lo que dicta la normativa europea ya que en España la legislación es un tanto más estricta. Para llegar a la denominación de calidad 'extra' el porcentaje debe alcanzar el 50% de fruta y el 30% en el producto de forma general.

Otro de los rasgos nutricionales de las mermeladas está en su bajo contenido en grasa. Este producto posee una cantidad de 280 kilocalorías por cada 100 gramos.

Pero aquí llega la cara oculta de la mermelada: su proporción de azúcar puede oscilar entre el 45% y el 65%.

Así que si tu intención es llevar una dieta más saludable, quizás las mermeladas no sean el mejor alimento para consumirlo de forma diaria. Una mejor opción son las frutas en su estado natural ya que tienen diversos nutrientes, fibras y vitaminas buenas para el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Esto no significa que debas suprimir las tostadas de mermelada, simplemente reducir su consumo a un par de días a la semana y no abusar del producto.

Otros alimentos como yogures naturales o cereales también pueden ser una buena opción para tomar en el desayuno.

Y además