Pasar al contenido principal

19 trucos para adelgazar y perder peso que parecen absurdos pero funcionan

Gente tomando zumo de naranja
Gettyimages
  • Perder peso es uno de los propósitos pendientes de mucha gente, pero no todo el mundo sabe cómo hacerlo ni tiene la constancia necesaria para adelgazar, y casi más importante, no sufrir el efecto rebote.
  • Si tú eres una de ellas, aquí puedes ver los cambios que tienes que hacer para adelgazar y que, en la mayoría de los casos, no supondrán un gran reto en tu día a día.
  • Se trata de consejos que van desde el tipo de alimentos que debes comer y beber hasta cuándo hay que hacerlo y cómo hacer la compra.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Perder peso y adelgazar no es fácil. Cada año son muchas las personas que lo intentan. Muchas se abandonan antes de conseguir su objetivo, y otras, una vez alcanzado, sufren el efecto rebote y ganan rápidamente todos aquellos kilos de más que tanto esfuerzo les ha llevado perder. 

Saber que no hay dietas milagro, que se requiere esfuerzo, dedicación y constancia y que se trata de un largo camino son factores clave para lograr el objetivo final de adelgazar y perder peso.

Obviamente cualquier persona que quiera adelgazar debe seguir una alimentación sana y equilibrada así como aumentar nuestra actividad física (basta con andar un poco cada día) para deshacerse de cierto kilos de más. No obstante, el día es largo, y existen una serie de obligaciones y rutinas y que cuando hace aparición el hambre y la ansiedad dificultan el seguir una dieta determinada.

Por este motivo es importante establecer una serie de pequeños cambios, pautas y rutinas cada día de manera que, sin mucho esfuerzo, consigas reducir la ingesta de calorías, ayudes a tu cuerpo a quemar más grasas y metabolizar los alimentos y no caer en tentaciones.

Se estima que el tiempo para adquirir un nuevo hábito varía entre 21 días y un mes, por lo que si estás decidido a iniciar un plan para adelgazar primero has de tomar conciencia de que no será tarea sencilla.

Con todo ello en mente, aquí tienes una serie de pautas, consejos y trucos para adelgazar sin pasar hambre.

Revela tus intenciones

Amigos en un bar
Pixabay

Un consejo fundamental a seguir si quieres perder peso es decírselo a los demás, contar a tus familiares, amigos, compañeros de trabajo tu plan para perder peso.

Al compartir tu objetivo con otras personas de alguna manera te está comprometiendo con ellas a llevar a cabo tu propósito.

Duerme las horas recomendadas

dormir
Business Insider España

Numerosos estudios han demostrado que dormir ayuda a adelgazar.

Descansar suficientes horas no solo es crucial para evitar problemas de salud física y mental, si no que que dormir más también ayuda a perder peso de la forma más saludable y fácil posible.

Los expertos recomiendan dormir entre 7 y 9 horas para todos aquellos adultos entre 18 y 25 años, procurando siempre no dormir menos de 6 horas al día pero tampoco más de 11 horas. A medida que se cumplen años los científicos aconsejan no dormir demasiado. Un adulto de entre 26 y 64 años debe dormir entre 7 y 9 horas, y no deben bajar de 6 horas.

Ríete más, mucho más

Grupo de jóvenes riendo
Gettyimages

A nadie se le escapa que la risa tiene múltiples beneficios. Previene los infartos, ya que los espasmos que se producen en el diafragma fortalecen los pulmones y el corazón. Rejuvenece la piel porque tiene un efecto tonificante y antiarrugas. También tiene tienen un efecto analgésico al liberarse endorfinas e incluso las carcajadas ayudan a disminuir el insomnio. 

Pero además de todos estos beneficios para tu salud, la risa también ayuda a perder pesoUn equipo de científicos de la Universidad Vanderbilt en Nashville, Tennessee (EE.UU) concluyó  que reírse durante 15 minutos al día puede ayudar a perder peso, ya que la risa hace que el corazón lata más rápido, trabajando a la vez una serie de músculos, lo que redunda en un aumento del gasto de energía. 

Medita

Una mujer practica yoga junto a su gato
Getty Images

El estrés contribuye a aumentar los niveles de grasa.

La preocupación, el estrés, la depresión y otras emociones negativas conducen a un aumento en los niveles de cortisol (lo que aumenta el nivel ).

Por lo tanto, es muy recomendable desconectar y meditar durante al menos 10 minutos al día. Quizá te resulte complicado al principio y necesites ayuda de un profesional para aprender la técnica, pero a largo plazo te llenará de positividad y buen rollo.

Lleva un control de peso

Adelgazar
Getty Images

Antes de empezar con un plan de entrenamiento o una dieta es recomendable tomar medidas que sirvan de referencia, no sólo de peso, si no también de contorno en diferentes partes del cuerpo.

El control de peso debe ser semanal y siempre a la misma hora. Además debes anotar el peso que vas consiguiendo para ir motivándote con los resultados y no tirar la toalla.

Come en platos más pequeños

alimentos que se pueden congelar
Henrique Félix/Unsplash

Está demostrado que usar platos más pequeños ayuda a algunas personas a ingerir menos calorías.

Come menos, pero más veces

Comida en el gimnasio
Comer menos es más eficaz que el ejercicio moderado Getty Images

Los expertos en nutrición defienden que comer pequeñas cantidades de comida con frecuencia ayuda a adelgazar.

Además, realizar más comidas en pequeñas cantidades saludables mejora la salud de más formas, por ejemplo mejora los niveles de glucosa, insulina y colesterol.

Mastica mucho cada alimento y come más despacio

Chica comiendo pasta
Pablo Merchán Montes/Unsplash

Masticar correctamente cada bocado, hace que comas más lento, y por lo tanto, tengas una sensación de saciedad antes, lo que equivale a una menor ingesta de calorías.

Varios estudios apuntan a que comer despacio, te ayuda a comer menos. El apetito está relacionado con ciertas hormonas. Después de cada comida el intestino suprime una hormona llamada Ghrelina, que es la que de manera coloquial le pide a tu cuerpo comer más. Este proceso tarda en hacer efecto unos 20 minutos, por lo que comer despacio, le da más tiempo para que esta hormona sea neutralizada.

Los frutos secos, tu mejor aliado

Almendras

Come frutos secos cuando tengas hambre, de esta manera conseguirás engañar al cuerpo, lograr mantener tu saciedad y retrasar la necesidad de tomar alimentos un par de horas.

También viene muy bien tomar otros productos como la alcachofa, desnatados o ciruelas.

Leer más: 12 alimentos realmente bajos en calorías para ayudarte a perder peso

Productos desnatados, mucho mejor

Señora compra leche supermercado
domoyega/Getty Images

Beber leche desnatada en lugar de leche entera puede ahorrar hasta 30 calorías por 100 gramos.

El yogur desnatado te ahorra 35 calorías frente al yogur entero y lo mismo ocurre con el resto de quesos y lácteos.

Aunque te parezca poco, a lo largo de la semana estos cambios se convierten en una gran cantidad de calorías de menos y una buena forma de reducir tu peso.  

Bebe agua, especialmente antes de las comidas

Tres gadgets para filtrar el agua del grifo de impurezas y de cal

Getty Images

Deberás beber mucha agua durante tu dieta, al menos 1,5 litros con el objetivo de eliminar toxinas y evitar la retención de líquidos.

Además, beber agua antes de comer puede ayudarte a calmar tu ansiedad, hacer que ingestes menos calorías y dejar de picar entre horas.

 

Zumos naturales mejor que envasados, y si son vegetales mejor que de frutas

Zumos de frutas y vegetales
Gettyimages

Aunque la oferta de zumos envasados es cada vez más extensa numerosos estudios apuntan que estos no son nada saludables ya que contienen altos niveles de azúcares y un escaso valor nutritivo. De hecho, algunos de estos estudios apuntan a que beber 5 vasos de zumos envasados a la semana aumenta la obesidad abdominal, la hipertensión arterial, los niveles de triglicéridos en sangre y reduce el colesterol bueno.

En su lugar es mucho más recomendable que tomes zumos naturales 100% exprimidos. No obstante, si quieres realmente bajar peso y adelgazar, los zumos de vegetales, tales como espinacas, zanahorias, etc, son mucho más sanos ya que no contienen azúcar.

Los zumos de fruta naturales pueden causar picos repentinos en los niveles de azúcar en la sangre, mientras que los zumos de verduras tienden a ser más alcalinizantes que los de frutas y esto ayuda a mantener el equilibrio del ph en el estómago.

 

Añade a tu rutina diaria una taza de café, mejor negro

Cafetera café

El café ha sido injustamente demonizado. El café de calidad está cargado de antioxidantes y puede tener numerosos beneficios para la salud .

Los estudios demuestran que la cafeína del café puede acelerar el metabolismo en un 3–11% y aumentar la quema de grasa hasta en un 10–29%.

No improvises cuando vayas al supermercado, haz una lista de la compra y síguela

Un hombre consulta un producto en un supermercado
Getty Images

Aunque parezca absurdo, este es una de las claves más importantes para adelgazar y perder peso. 

Hacer una lista de la compra previa, y no salirte del guión te ayudará a no caer en las tentaciones y caprichos de productos no saludables. Además, ahorrarás tiempo ya que tendrás muy claro qué y que no comprar y probablemente también ahorres dinero no comprando algo que realmente no necesitas. 

Es importante que cuando hagas la lista de la compra lo hagas saciado. El hambre anulará tu raciocinio y terminarás comprando un montón de cosas que no tenías previstas

En la lista de la compra deben abundar los alimentos frescos: frutas, verduras, hortalizas, pescados y carnes magras. Y debemos procurar que no haya muchos alimentos procesados, como bollería o alimentos precocinados. 

Guarda y almacena los alimentos menos saludables en lugares menos visibles

Niños tratando de coger algo en la despensa
Gettyimages

Al igual que es importante llevar una lista de la compra predefinida y no salirse del guión para evitar caer en las trampas de las grandes superficies de alimentación y comprar algún capricho de manera impulsiva, es igual de importante guardar aquellos alimentos menos saludables en lugares poco visibles para evitar caer en la tentación. 

Guarda los alimentos poco saludables en los cajones más bajos o más altos, fuera de la altura de la vista, o al fondo del armario para que sean menos propensos a llamar su atención cuando tenga hambre.

Cambia ciertos hábitos durante tu jornada laboral

Fruta cortada
Getty Images

Estando en el trabajo puedes deshacerte de los kilos de más con sencillos trucos como comer una pieza de fruta, un snack saludable o frutos secos cada par de horas, salir a dar una vuelta después de comer, apuntarte a hacer deporte con tus compañeros y beber agua durante la jornada de trabajo.

Regálate pequeños premios con cada logro

Jóvenes alegres
Gettyimages

El esfuerzo debe tener su recompensa.

El proceso de desarrollo de una meta supone un gran desafío personal y como tal, una vez lo hayas alcanzado debes premiar tu esfuerzo.

La recompensa puede ser cualquier tipo de capricho, desde unas nuevas zapatillas de deporte, una viaje, etc. Es una manera divertida de bajar de peso y reconocer tu gran mérito.

Cambia de ejercicio físico

Una mujer practica yoga junto a su gato
Getty Images

Cuando haces el mismo ejercicio todos los días, tus músculos se vuelven más eficientes y consumen menos calorías a medida que están mejor entrenados.

Los expertos recomiendan volver a empezar a sudar para conseguir poner la máquina en marcha.

Leer más: Conoce cuántas calorías queman los deportes habituales

Si estás en casa aburrido y no sabes qué hacer, ponte a limpiar

Limpiar Aire Acondicionado
fattihhoca

GettyImages

En los ratos muertos que tengas en casa, mantente ocupado para evitar los temidos paseos a la nevera.

Puedes, por ejemplo, realizar tareas del hogar para estar distraído y quemar calorías. Tu casa te lo agradecerá y tu salud también.

Y además