La nueva normalidad impone la norma de las compras online y hace crecer los pagos digitales frente al efectivo

N26
  • Al cierre del verano, las tendencias de pagos con tarjeta y compras online asentadas durante la pandemia parece que han venido para quedarse.
  • Los pagos con tarjeta han crecido hasta un 25% en comparación con antes del estado de alarma, mientras que el comercio online ha aumentado más de un 300% su volumen de compras.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia de coronavirus ha impulsado las compras online como norma frente a las físicas y el crecimiento del pago con tarjeta por delante del efectivo, principalmente por el miedo a que el continuo intercambio de billetes y monedas pueda trasladar al virus de unas manos a otras.

Según el último estudio del neobanco N26, la nueva normalidad ha traído consigo una recuperación en V impulsada principalmente por los nuevos métodos (más) seguros a ojos de la población, en comparación con los meses anteriores a la pandemia, el periodo de confinamiento y las distintas fases de desescalada, en que no eran necesarios. 

Los meses de bloqueo inevitablemente han influido y contribuido a cambiar los hábitos de compra y pago de los españoles, pero muchos de estos cambios parecen persistir a pesar del regreso gradual a la normalidad. De hecho, parece que incluso con la reapertura y la relajación de las medidas, los españoles, independientemente de su edad, continúan prefiriendo los pagos seguros y no pierden la oportunidad de comprar online, un hábito consolidado durante el periodo de confinamiento.

En este periodo, los pagos con tarjeta han crecido hasta un 25% en comparación con los niveles previos al estado de alarma, mientras que el comercio online ha aumentado más de un 300% su volumen de compras en el periodo post-confinamiento, en comparación con las fechas anteriores a la pandemia.

Leer más: Así funciona el modelo de negocio de este neobanco, que ya está valorado en 3.500 millones de dólares, y quiere retar a la banca tradicional

El informe De la libreta al móvil: evolución del ecosistema bancario revela que ya desde el comienzo de las medidas de distanciamiento social y confinamiento, la retirada de efectivo en cajeros se redujo casi un 70% en España. Incluso en Alemania, donde las medidas fueron mucho menos drásticas, las retiradas de efectivo cayeron más del 50% en las primeras semanas de esta crisis.

En este sentido, la mitad de los clientes españoles asegura a N26 que en los próximos 5 años desaparecerán los cajeros y el dinero en efectivo, mientras que el 70% cree que durante estos meses ha realizado más gestiones bancarias online que antes de la pandemia. Además, los españoles ya no quieren ir a las oficinas de forma presencial —y dejarían de hacerlo si el banco se lo permitiera— y confían más en la banca online, también en las franjas de mayor edad.

"En abril ya veíamos estas tendencias de digitalización de pagos y el uso creciente del comercio electrónico, confiando en que el confinamiento aceleraría algunos procesos y cambiaría hábitos que en un contexto normal llevaría años en llegar a ciertos segmentos de la población", asegura Francisco Sierra, director general de N26 España. "Lo que vemos hoy es que no solo los pagos y compras online han entrado en la vida cotidiana en los últimos meses, sino que continúan siendo un componente fundamental en la vida de todos, independientemente de su edad".

Leer más: El director general de N26 en España dice que la banca tradicional "tiene los días contados" frente a las fintech

Según los datos del banco, la actividad en el uso de tarjetas se ha recuperado durante las primeras semanas de julio hasta niveles previos a la pandemia. De hecho estos son los pagos que más han aumentado tras la desescalada de las medidas impuestas durante la cuarentena, por encima del 25%, lo da indicios de un cambio de tendencia sobre todo entre los más jóvenes (+14%) y usuarios de entre 25 y 34 años (+26%).

Pero el cambio de tendencia más claro se observa en el consumo online. La nueva normalidad para muchos españoles pasa por el comercio electrónico incluso después del estado de alarma, con un crecimiento de más de un 300% tanto entre jóvenes (326%) como en mayores de 55 años (320%).

"El hecho de que tras el final del confinamiento nuestros clientes, y en particular algunos grupos de edad, sigan prefiriendo las formas digitales de pago y compras online, nos hace comprender que estamos en el camino correcto y que el futuro de la banca es 100% móvil", resume Sierra.

LEER TAMBIÉN: El director general de N26 en España dice que la banca tradicional "tiene los días contados" frente a las fintech

LEER TAMBIÉN: Así cambian las compras tras el coronavirus: prima el precio, la seguridad y una experiencia online sencilla

LEER TAMBIÉN: N26 y Glovo se alían para lanzarse a por los 'millennials': ofrecerán envíos gratuitos a los clientes del neobanco

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. Fintech
  2. Banca
  3. Tecnología