Pasar al contenido principal

Los analistas creen que la banca española no recuperará las cifras del año pasado hasta 2023 por la pandemia del coronavirus

Un cajero de BBVA
REUTERS/Andrea Comas
  • Los analistas dan por hecho que el sector tiene por delante unos años duros en cuanto a resultados, que provocarán que incluso en 2023 el volumen sea inferior al de 2019.
  • La nota positiva -que está por confirmar- es que pronostican que ninguna de las grandes entidades financieras del IBEX entrará en números rojos.
  • Según Bloomberg, los analistas creen que 2020 será el peor año en resultados de la banca, probablemente por las provisiones, que continuarán, aunque hayan sido millonarias entre enero y marzo.  
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La banca española va a tardar años en digerir los daños colaterales del coronavirus. Los analistas dan por hecho que el sector tiene por delante unos años duros en cuanto a resultados, que provocarán que incluso en 2023 el volumen sea inferior al de 2019.

En concreto, los bancos de inversión anticipan que hasta entonces los beneficios conjuntos del Banco Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Banco Sabadell y Bankinter serán inferiores a los 13.500 millones de 2019. La nota positiva -que está por confirmar- es que pronostican que ninguna de las grandes entidades financieras del IBEX entrará en números rojos. 

Estas expectativas, que recoge Bloomberg, son susceptibles de cambiar de forma sensible. La pandemia, y el papel que la banca está tomando como herramienta para sostener la economía, ha dado la vuelta completamente al contexto que manejaban hace unos meses los analistas, que están trabajando sobre terreno muy poco firme al realizar sus estimaciones, como ya están demostrando las estimaciones económicas.

Los analistas que cubren empresas no pueden dar horquillas, a las que ha recurrido el Banco de España, Funcas, BBVA o el IESE en el caso del PIB, porque si no podría establecer una valoración para una empresa; en este caso para los bancos.

Barclays apuntaba hace pocos días que espera provisiones multimillonarias para el sector a lo largo de los próximos años, de hasta 66.000 millones. De los datos recogidos por Bloomberg se desprende que el grueso de esos ajustes vendrán este año y el que viene. Aunque no se espera que la morosidad se dispare con fuerza en 2020 por el efecto de las moratorias, se anticipa que la subida sea significativa. 

El Banco Santander y BBVA son más sensibles a la evolución de la economía global, pero excepto el Banco Sabadell, que también depende de lo que suceda en el Reino Unido, donde controla el TSB, el grueso de los beneficios del resto de bancos dependerá de cómo evolucione la economía española. Todas las entidades están participando en la colocación de crédito avalado por el ICO y engordando su cartera de crédito a empresas: una bomba de relojería para la morosidad a lo largo de los próximos años.

El peor año: 2020

Durante la presentación de resultados del primer trimestre, todos los bancos adelantaron que era previsible que entre abril-junio marcaran el pico en volumen de moratorias. Toda la banca está ofreciendo a sus clientes la posibilidad de retrasar el pago del principal en hipotecas y crédito al consumo. Teniendo en cuenta que en Ejecutivo planea que el proceso de desescalada finalice en julio, la mayoría de los trabajadores en ERTE tendrían que comenzar a trabajar, recuperando sus nóminas y también renunciando a la moratoria.

Leer más: La pandemia lleva a las empresas a incluir en sus cuentas el término 'ebitdac' para intentar medir el impacto del coronavirus

Las ofertas de moratoria que ha puesto en marcha la banca fuera de la obligatoria por el estado de alarma, solo es de capital. Los que la soliciten, continuarán abonando intereses; de manera que esa financiación no se convierta en crédito moroso. 

Sin embargo, la banca es consciente de que una parte de ese acabará impagándose, especialmente si aumenta el desempleo, y se acelera la quiebra de empresas. Según Bloomberg, los analistas creen que 2020 será el peor año en resultados de la banca, probablemente por las provisiones, que continuarán, aunque hayan sido millonarias entre enero y marzo.

Así, se prevé que la banca del IBEX gane 7.008 millones este ejercicio, un 48% menos que en 2019. En 2021, los resultados retomarán la senda ascendente, pero se quedarán todavía por debajo de los 10.000 (véase gráfico).

 

 Artículo original de Economía Digital

Y además