La superficie de los alimentos de los supermercados están libres de coronavirus, según un estudio de la OCU

Una mujer compra en el supermercado durante el confinamiento
Reuters
  • Uno de los temores de los consumidores más comunes en plena pandemia por coronavirus en España se encuentra a la hora de ir al supermercado.
  • Es común pensar que tanto los alimentos frescos como los envasados pueden haber sido contaminados por otros compradores, durante el transporte o en la reposición.
  • Para despejar esta incógnita, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio a nivel nacional en los artículos más demandados durante el confinamiento.
  • Descubre más historias en Business Insider.

Ir al supermercado es una acción cotidiana que desata ansiedad y temor en parte de la población ante un posible contagio, tanto a la hora de llenar el carrito de la compra como al consumir los alimentos.

Y es que la mirada se centra en los propios artículos de estas superficies, pues es factible pensar que puedan estar contaminados por el COVID-19, bien a causa del transporte, la reposición o por otros compradores.

Leer más: La diferencia entre los test PCR, de anticuerpos y antígenos para el coronavirus: ¿quién debe hacérselos y para qué sirven?

De cara a verificar esta premisa, el estudio que ha llevado a cabo la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado 66 marcas distintas de productos básicos con envases de distinto material y cuya demanda se ha incrementado durante el confinamiento.

Entre ellos se encuentran la harina, el chocolate en tableta, las bolsas de patatas fritas, las cervezas enlatada, las barras de pan, las manzanas a granel, los yogures, las ensaladas envasadas, las tortillas de patatas, la carne en barqueta y el salmón ahumado, además del papel higiénico.

El análisis corrió a cargo de un laboratorio independiente, que optó por realizar análisis PCR en cada producto. El objetivo, encontrar material genético del virus —ARN— aunque esté inactivo.

El proceso, cuya metodología es similar al de la recogida de muestras en las personas, se fundamenta en deslizar por las superficies de los envases un bastoncillo —o hisopo—.

Para alivio de todos, los alimentos de Alcampo, Carrefour, Condis, Dia, Eroski, Lidl, Mercadona, y Supercor —los supermercados elegidos por la OCU para llevar a cabo los análisis— estaban libres de COVID-19.

Entonces, ¿es infundado el temor a un contagio al visitar el supermercado?

Gettyimages

Lo cierto es que en el momento en que se realiza un contacto con el exterior, el riesgo de contraer la enfermedad es real. Ir a un supermercado no lo elimina, al igual que el de cruzarnos a una persona asintomática que haya escogido antes la misma pieza de fruta.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que los supermercados, al igual que otros negocios y que los ciudadanos en casa dispone de unas estrictas medidas de desinfección para minimizar los contagios.

En cuanto al consumo de alimentos, la Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria (EFSA) descarta que ingerirlos sea un vehículo de trasmisión del virus, ya que hasta ahora los casos reportados son unánimes respecto al contagio por aspiración.

De hecho, la EFSA señala que las condiciones digestivas normales bastan para inactivar el virus. Asimismo, el coronavirus precisa anclarse a las proteínas de las células humanas o animales para sobrevivir y reproducirse, por lo que los alimentos no son un huésped viable para el virus.

Asimismo, se pueden seguir ciertas recomendaciones que señala la OCU para cocinar de manera segura. Entre ellas destaca no utilizar los mismos utensilios en alimentos crudos y cocinados, o lavarse las manos tras tocar aquellos sin cocinar para evitar contagios cruzados.

En cuanto a la preparación, es importante cocinar bien los alimentos, por lo que calentando su superficie entre 60º centígrados y 70º centígrados es suficiente para eliminar el COVID-19.

Claro que para aquellos alimentos que deban consumirse crudos, lo mejor es lavarlos bien con agua y jabón o disponerlos en un recipiente con agua fría y unas gotas de lejía. Por supuesto, es importante no intoxicarse con este producto.

Se trata, al fin y al cabo de consejos habituales a la hora de cocinar alimentos; pero que incrementan su relevancia en el contexto actual.

¿Esto significa que es totalmente seguro comprar en los supermercados?

Si bien, no se trata de una afirmación absoluta —tal y como ha puntualizado la OCU—, ya que pese a los rigurosos controles y mecánicas de desinfección, el riesgo de que un enfermo de COVID-19 —asintomático o no diagnosticado— acuda a comprar es un hecho.

Ahora bien, la organización ha estipulado una serie de recomendaciones para minimizar los contagios a la hora de ir a comprar a un supermercado que se basan en premisas ya articuladas por las Autoridades españolas.

La primera recomendación es escuchar al sentido común y reducir las salidas innecesarias. Por ello, es importante planificar las compras y contar siempre con una lista cerrada.

Asimismo, para no contribuir a aglomeraciones, lo ideal es ir solo. Si vives con una persona dependiente o una mujer embarazada, lo mejor es reducir la exposición de esta población de riesgo.

Leer más: Un tercio de los casos de coronavirus podrían ser "portadores silenciosos" asintomáticos, según desvelan datos clasificados de China

La higiene también ocupa un lugar primordial a la hora de salir de casa, ya que lavarse las manos además de proteger de manera individual, ayuda a que no se propaguen otros virus y bacterias.

Un gesto que debe ir acompañado del uso de mascarilla, de evitar tocarse la nariz, la boca o frotarse los ojos, además de las puertas de las neveras, los mangos de los carros y de pagar con tarjeta.

Además de respetar las normas del establecimiento y la distancia mínima, es conveniente usar los guantes que pone a tu disposición el supermercado y tocar con ellos los productos lo menos posible.

Es importante no relajarse en casa

Además de la OCU, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) se hace eco de un estudio que estipula que el virus puede sobrevivir 24 horas en los embalajes de cartón, por lo que el organismo incide en la conveniencia de deshacerse de ellos al llegar a casa.

Respecto a los envases de cristal, plástico o latas, AECOSAN recomienda limpiarlos con agua y jabón —ya que los productos desinfectantes pueden poner en riesgo la salud si se aplican sobre envases porosos—, pues el virus es capaz de aguantar varios días en estas superficies.

LEER TAMBIÉN: Alimentos que debes y no debes lavar antes de comer, según la OCU

LEER TAMBIÉN: Estas son las 15 cadenas de supermercados más baratas de España, según la OCU

LEER TAMBIÉN: 50 consejos de la OCU para ahorrar hasta 3.000 euros al año

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Coronavirus
  2. supermercado