Pasar al contenido principal

Pánico en las farmacias: no hay Dalsy

Madre dando el jarabe a su hijo
gpointstudio/Getty Images

Tres meses después de la contaminación que afectó a un producto de alimentación infantil comercializado en España -la leche Lactalis-, el foco de la actualidad ha iluminado a otro de los medicamentos que nunca faltan en una casa con niños: el jarabe Dalsy. La razón, en este caso, era su desaparición de los comercios.

Diversos Colegios de Farmacéuticos alertaron el pasado 20 de abril de un “desabastecimiento oficial” de las botellas de Dalsy de 20 miligramos en los establecimientos. El problema empezó en febrero y pronto se supo que afectaba a todas las provincias españolas por igual.

El 23 de abril, el Consejo General de Colegios, cuyo portal web agrupa a unas 5.000 farmacias de todo el país, cifró ya en casi 1.500 los locales que no disponían del famoso ‘ibuprofeno para niños’ que alivia la fiebre y los procesos gripales de los más pequeños.

¿Por qué desapareció el Dalsy de pronto?

Tras varias semanas de desabastecimiento, la preocupación entre los padres creció, seguramente por el recuerdo de la polémica surgida en 2016 a cuento del colorante del jarabe.

Pero, recordemos, ya entonces las autoridades sanitarias, en concreto la Agencia Española del Medicamento, advirtieron de que no había ningún motivo para retirar el producto.

Sin embargo, la organización de consumidores FACUA había reclamado que algunos efectos secundarios del colorante del jarabe no estaban presentes en su prospecto.

En este caso tampoco ha habido ningún problema sanitario. Todo se ha debido a un error en el prospecto, detectado en algunos lotes por el laboratorio fabricante.

El Ministerio de Sanidad no ha querido especificar de qué se trataba, aunque lo cierto es que el fallo se ha dado en toda la Unión Europea, y se está “subsanando en las nuevas unidades que se van a poner a la venta en breve”, según declaró la portavoz del Ministerio. Eso sí, ni Sanidad ni el fabricante han concretado una fecha.

¿Qué hacemos sin Dalsy?

El conocido como ‘ibuprofeno infantil’ no es ni mucho menos la única opción para suministrar a los pequeños de la casa cuando sufran dolores o gripes.

Ni siquiera es la más barata: su precio se acerca a los 7,50 euros, frente a los 2,50 que cuestan otros gracias a la receta médica.

Sanidad cuenta hasta 21 fármacos, de marca y genéricos, que poseen las mismas propiedades que el famoso jarabe. Byner, Fiedosin, Iblasin, Ibupirac, Ibuprofeno Benel o Nurofen pediátrico son algunas de ellas.

De hecho, hay que recordar que la versión de Dalsy que no se vende es la de 20 miligramos, pero la de 40 miligramos sigue disponible sin problema alguno. Este último producto ya se puede administrar a niños que pesen más de 10 kilos.

Si esta condición no se cumple, “se puede comprar el Dalsy de 40 miligramos y ajustar la dosis a la mitad”, propone el presidente del Colexio Oficial de Farmacéuticos de Ourense.

“Pero muchos no lo quieren porque el sabor no es el mismo y la concentración es mayor”, afirma una farmacéutica de San Sebastián. Porque esa es la clave de que guste tanto: su sabor afrutado, a naranja, que en realidad está causado por su alta concentración de azúcar.

“Es tan popular porque su sabor hace que los niños se lo tomen muy bien, lo que evita a los padres muchos problemas para medicarles”, afirma el vocal del Colegio de Farmacéuticos de Madrid.

El Dalsy de 20 miligramos volverá, aunque aún no se sepa cuándo. Los padres pueden respirar tranquilos. Por si acaso, Twitter ya se ha solidarizado con ellos/nosotros.

 

    Este artículo ha sido publicado originalmente por upday España
    Upday es la mayor app de noticias de Europa, exclusiva para smartphones de Samsung, con la que podrás seguir toda la actualidad y los mejores contenidos de los medios más relevantes en cualquier lugar.

    Te puede interesar

    Lo más popular