Esto es lo que pasaría si detonasen la bomba nuclear más poderosa que existe en el espacio

  • Todos sabemos que una explosión nuclear en tierra firme tiene efectos devastadores en las regiones circundantes. Pero, ¿y si llegado el momento la humanidad se viese obligada a detonar una bomba nuclear de gran magnitud en el espacio?
  • Los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional podrían estar en riesgo de envenenamiento por radiación, no podríamos quedar sin luz, sin Internet...
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Imagina que detonamos una bomba nuclear  en el espacio. Realmente, no tendrías por qué hacerlo.

Puedes verlo por ti mismo. Esto fue Starfish Prime, la prueba nuclear de mayor altitud que se haya realizado en la historia. En 1962, el gobierno de Estados Unidos lanzó una bomba de 1,4 megatones desde la Isla de Johnston. Y la detonó a 400 km sobre el Pacífico, casi a la misma altura a la que orbita hoy a la Estación Espacial Internacional.

La detonación generó una bola de fuego gigante y creó un estallido de energía llamado pulso electromagnético, o PEM, que se expandió a lo largo de 1.000 kilómetros. Los PEM pueden causar un aumento de la energía, dañando el equipo electrónico durante el proceso. Y esto no fue diferente. En todo Hawái, las luces de las calles se apagaron y los sistemas de navegación y de radar se apagaron también, sin mencionar los seis, o más satélites que fallaron.

Y todo esto fue por una bomba de 1,4 megatones. La Bomba Tsar, que fue la bomba nuclear más grande que jamás haya sido detonada, era de 50 megatones. Entonces, ¿qué pasaría si detonáramos una bomba encima de Estados Unidos?

Para empezar, no hay atmósfera en el espacio. Así que no habría ninguna nube en forma de hongo y ninguna onda expansiva o destrucción masiva subsiguiente. En su lugar, habría una bola de fuego cegadora 4 veces más grande que la de Starfish Prime. Y si la miraras directamente en los primeros 10 segundos, podrías dañarte permanentemente los ojos.

Los satélites tampoco estarían a salvo. La radiación de la explosión freiría los circuitos de cientos de instrumentos en la órbita terrestre más baja. Incluyendo satélites de comunicación, satélites espías militares, e incluso telescopios científicos como el Hubble. Además, los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional podrían estar en riesgo de envenenamiento por radiación. En la Tierra, sin embargo, probablemente estaría bien. El punto de detonación estaría lo suficientemente lejos como para que la radiación de alta energía no pudiera alcanzarte.

Rusia saca a la luz imágenes secretas de la mayor explosión nuclear de la historia provocada por el hombre: fue miles de veces más fuerte que Hiroshima

Pero no te pongas demasiado cómodo. ¿Recuerdas el PEM del Starfish Prime? Esta vez, el PEM cubriría un tercio de la extensión de Estados Unidos, derribando las redes eléctricas regionales y toda la electrónica como si fuera un rato.

Pero no todo es pesimismo. La radiación también interactuaría con el oxígeno y el nitrógeno de la atmósfera y crearía una espectacular aurora cerca del lugar de la detonación, que duraría días. Ahora, seamos claros. Esto probablemente nunca sucederá. Los dispositivos supertermonuclearescomo el Tsar Bomba ya no existen. E incluso si lo hicieran, la Bomba Tsar pesaba alrededor de 27.000 kilogramos. Solo hay un par de cohetes operativos en el mundo que podrían lograr levantar algo tan pesado en el espacio. Probablemente estamos a salvo de todo eso. Este vídeo fue hecho en gran parte gracias a los cálculos de los físicos del Laboratorio Nacional de Los Álamos.

LEER TAMBIÉN: Así es el ambicioso plan de Jeff Bezos para establecer colonias humanas en el espacio y redefinir los límites de la arquitectura

LEER TAMBIÉN: 8 películas ambientadas en el espacio que no te puedes perder

LEER TAMBIÉN: Un ascensor gigante podría conectar la Tierra al espacio usando la tecnología actual, según expertos — así es como funcionaría

VER AHORA: Joan Jordi Vallverdú, CEO de OmnicomMediaGroup: “La principal herramienta que tenemos es el talento de las personas”