Pasar al contenido principal

El plan millonario de Papa John's para liquidar a Telepizza y Domino's

Papa John's
Papa John's

La nueva cadena de pizzas a domicilio que crece en España a ritmo inusitado, Papa John’s, podría sufrir un duro revés en sus resultados de junio si la selección española se alza con la copa del mundo en Rusia. Es un enorme riesgo para los ingresos de la empresa, pero todo está medido y calculado por su propietario, el magnate chileno Nicolás Ibáñez Scott, que aterriza en España con mucho dinero y grandes ideas para desestabilizar a sus competidores.

Papa John’s promete regalar las pizzas pedidas durante el Mundial si España triunfa en la final del próximo 15 de julio. Los compradores deberán conservar sus tickets y podrán recibir una pizza gratis por cada unidad que hayan comprado durante el Mundial. La campaña supondrá unos costes millonarios para la compañía recién aterrizada en España en caso de que la selección se imponga. Pero no habrá ningún drama si eso ocurre.

El dueño de Papa John’s en España está dispuesto a inyectar todo el dinero que haga falta en ofertas y descuentos rompedores para desestabilizar a sus competidores y hacerse con el mercado de pizzas, que ahora pertenece a Telepizza y Domino’s.

La compañía ha entrado en el duro mercado de las pizzas a domicilio con agresivas ofertas con las que ha regalado una segunda pizza para los clientes que ordenen los pedidos a través de internet. Fue una oferta que superó la promoción de febrero con la que se hacían descuentos de 50% en la segunda unidad. Posteriormente también ofreció ofertas “all you can eat” dentro de sus locales de lunes a jueves.

La compañía ya sopesa futuras ofertas agresivas para cualquier acontecimiento próximo, incluidos Black Fridays, Cyber Mondays, Halloween y cualquier otra festividad que justifiquen el lanzamiento de promociones para hacer daño a la competencia, según explican fuentes cercanas a Papa John’s.

Papa John’s ha disparado su plantilla, que apenas contaba con siete trabajadores en 2015. Hoy, es la cadena de pizzas con mayor crecimiento en España, por encima de Domino’s y Telepizza, ahogada por las deudas y con poca capacidad de aguantar esas ofertas agresivas. 

Domino’s, la segunda cadena de pizzas a domicilio en España, comenzó a amenazar a Telepizza tras la entrada de la mexicana Alsea que abrió el año pasado 40 nuevas pizzerías en España. Domino’s cuenta con 230 locales en España, aunque Telepizza sigue manteniendo el liderato con unos 700 establecimientos.

El amo del retail chileno

El dueño de Papa John’s, el empresario chileno Nicolás Ibáñez está dispuesto a España todas las estrategias comerciales inimaginables para derrotar a Telepizza, inmersa en una enorme deuda financiera y Domino’s, que hasta ahora mantiene un fuerte crecimiento.

La pizza a domicilio ha tenido unos extraordinarios meses de crecimiento, también favorecida por el mal tiempo y la lluvia de los últimos meses, que han incentivado los pedidos a casa. Y Papa John’s pisa fuerte en este mercado.

Nicolás Ibáñez, uno de los grandes magnates de Chile, ha asestado duros golpes millonarios en el mercado de retail, un sector que conoce a la perfección. Ibáñez tuvo su mayor éxito empresarial con la venta de su cadena de supermercados en Chile a Wallmart.

Aunque el empresario ha tenido también sus desaciertos, como algunas inversiones en el sector agropecuario en Chile, el retail es su fuerte. Y el éxito con con Papa John’s parece asegurado.

 

   

  Artículo original de Economía Digital.

Te puede interesar