Pasar al contenido principal

Producir energía solar cada vez es más barato (pero en España ponemos impuestos al sol)

El coste de la energía solar cae
Reuters
  • El coste de la producción de energía solar sigue cayendo en picado: según un nuevo análisis, producir un megavatio por hora de energía solar cuesta 50 dólares (42 euros)
  • El carbón, por otro lado, cuesta 102 dólares (86 euros)
  • Este cambio es una señal de que el mundo está al borde de una revolución energética.
  • España mantiene su "impuesto al sol", pese a los esfuerzos de Europa por incentivar el autoconsumo.

El coste de la energía solar disminuye tan rápidamente que ahora es más barato que el carbón, según un nuevo análisis. 

Un informe reciente de Lazard muestra cómo están cambiando los costes de producir electricidad a partir de diversas fuentes. La energía procedente de las plantas solares a escala de servicios públicos (plantas que producen electricidad que alimenta la red) ha experimentado la mayor caída de precios: un 86% desde 2009. 

El coste de producir un megavatio-hora (MWh) de electricidad, la forma estándar de medir la producción de electricidad, es ahora de alrededor de 50 dólares para la energía solar, según cálculos de Lazard. En comparación, el coste de producir un megavatio-hora de electricidad a partir del carbón es de 102 dólares, más del doble que la energía solar.

El cambio dramático es evidente en este gráfico:

Coste de producir energía en Estados Unidos
Coste medio de producción de energía en Estados Unidos Shayanne Gal/ Business Insider

El análisis de Lazard se basa en una medición conocida como análisis del coste nivelado de energía (LCOE por sus siglas en inglés), una forma de calcular el coste total de producción de la construcción y operación de una planta generadora de electricidad.

La rápida disminución del coste de la energía solar es una señal de que el mundo está al borde de un cambio dramático en la forma de suministrar energía a nuestros edificios y vehículos. Es probable que la caída de los precios estimule un cambio hacia fuentes de energía renovables como la eólica y la solar, en lugar de combustibles fósiles como el petróleo y el carbón.
 

España mantiene su impuesto al sol

Pese a la rápida caída de los costes de producción de energías limpias, España lleva años poniendo trabas a su instalación: desde 2015 tenemos un "peaje de respaldo al autoconsumo", conocido como impuesto al sol. Un Real Decreto obliga a las instalaciones de autoconsumo con potencia instalada de más de 10kW a pagar un recargo sobre la electricidad producida. Si instalas placas solares y produces tu propia energía, te toca pasar por caja.

El pasado mes de enero el Parlamento Europeo fue claro al respecto: reconoció el autoconsumo como un derecho de los ciudadanos y aprobó una enmienda para que este no estuviera "sujeto a impuestos, tasas o tributos de ningún tipo".

Como explicamos en Business Insider, el choque de criterios entre el gobierno nacional y el organismo superior se remonta a años atrás: en 2011, el Gobierno vetó la proposición de Ley que abogaba por el autoconsumo eléctrico en España sin cargos, con toda la oposición en contra salvo Foro de Asturias, al tiempo que Europa iniciaba un camino dirigido a incentivarlo. 

La Comisión Europea se ha fijado un objetivo para 2030: que el 27% de toda la energía sea renovable. La hoja de ruta europea choca con la del Gobierno español: aunque el resultado de aquella reunión era un paso importante, no es definitivo. Serán los países los que establezcan sus propios objetivos nacionales.
 

Las energías renovables crecen en todo el mundo

Europa y el resto del mundo parecen tener claro que cambiar nuestro sistema energético hacia fuentes limpias es la única manera de frenar el proceso de cambio climático. Sin embargo, los analistas señalan que la transición se acelerará cuando las fuentes de energía renovables sean más baratas que los combustibles tradicionales. Esto es lo que parece estar sucediendo ahora.

El aumento de las energías renovables es evidente cuando se observa qué tipos de nueva capacidad de generación de energía se añaden en todo el mundo. En 2017 se creó más capacidad de energía solar que de cualquier otro tipo, según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.
 

Crecimiento por tipos de energía
Shayanne Gal/Business Insider

Las energías renovables, incluyendo la eólica, la hidroeléctrica y la solar, suministraron el año pasado el 12% de las necesidades energéticas mundiales. 

Te puede interesar