Pasar al contenido principal

La purpurina es terrible para el medioambiente: por qué los científicos quieren que dejes de usarla

La purpurina fue prohibida en muchos festivales en Reino Unido en 2018.
  • La mayoría de los productos de purpurina están hechos de plástico, lo que contribuye al creciente problema de los microplásticos en el medioambiente.

  • Los microplásticos son consumidos por el plancton, los peces y las aves, y tienen un impacto perjudicial. Los animales mueren a menudo debido a la acumulación en sus sistemas.

  • Algunas investigaciones también han encontrado que el PET, el plástico del que está hecha la mayoría de la purpurina, puede descomponer y liberar sustancias químicas capaces de alterar las hormonas humanas y animales.

  • Como resultado, algunos científicos y activistas están pidiendo una prohibición total de la purpurina.

  • Los festivales en el Reino Unido y algunas compañías ya se han comprometido a prohibir la purpurina.

Seguramente recuerdes la alegría de los días en los que podías jugar en el colegio con purpurina. Existe un sentimiento de diversión y nostalgia por esos brillos que nos recuerdan a cuando éramos jóvenes y nos pintábamos la cara en festivales y conciertos.

Pero, al mismo tiempo, la purpurina es terrible para el medioambiente.

La mayoría de los productos de purpurina están hechos de plástico, lo cual es un gran problema para la fauna marina. Cuando la purpurina se tira por el desagüe, se convierte en parte del creciente problema de los "microplásticos", que son consumidos por el plancton, los peces y las aves, y tienen un impacto perjudicial en el ecosistema.

Los animales mueren de inanición cuando los microplásticos se acumulan en sus sistemas, y el material puede incluso ascender en la cadena alimenticia hasta acabar en nuestros platos.

Un estudio del año pasado, publicado en la revista Geochemical Perspectives, descubrió que los microplásticos han alcanzado incluso el punto más profundo del océano, el Abismo de Challenger, en la Fosa de las Marianas del Océano Pacífico occidental.

Leer más: Esta es la razón por la que deberías tirar todos los envases de plástico que tengas por casa

Trisia Farrelly, antropóloga ambientalista de la Universidad de Massey (Nueva Zelanda), dijo a The Independent en 2017 que toda la purpurina debería ser prohibida porque es microplástico.

"Cuando la gente piensa en purpurina, piensa en ella para fiestas y ropa", dijo. "Pero la purpurina también incluye destellos cosméticos, los más cotidianos en los que la gente no piensa tanto".

En su investigación, Farrelly encontró que el PET, el plástico del que está hecho la mayor parte de la purpurina, puede descomponer y liberar sustancias químicas capaces de alterar las hormonas humanas y de los animales.

La purpurina es terrible para el medio ambiente.

Algunas marcas y empresas han comenzado a actuar en los últimos años. En 2018, 61 festivales de música británicos dijeron que prohibirían a los asistentes usar purpurina, y la marca de cosméticos Lush reemplazó la purpurina en productos de baño con sustitutos biodegradables. Algunos supermercados como Waitrose y Aldi también se comprometieron a eliminar el brillo de sus productos.

La mica era una alternativa potencial a la purpurina, que es un mineral natural que brilla. Pero al poco tiempo se descubrió que la mayoría de la mica provenía de minas ilegales de la India que utilizaban mano de obra infantil. Como resultado, Lush inventó una mica sintética que, según la empresa, no es perjudicial para el medioambiente.

Leer más: Una importante empresa química está construyendo carreteras de plástico reciclado y ya han evitado que 220.000 kilos de residuos terminen en vertederos

Farrelly asegura que a menudo la decisión está en manos de los consumidores, que pueden elegir productos más respetuosos con el medioambiente, pero a la vez eso puede ser imposible si los cambios no provienen de las empresas.

"Los fabricantes deben ser responsables", dijo. "Necesitan usar alternativas más seguras, no tóxicas y duraderas".

El grupo activista 38 Degrees acaba de lanzar una petición dirigida al Secretario de Medio Ambiente del Reino Unido, Michael Gove, en la que se pide una prohibición total de la purpurina en el Reino Unido. La carta hace referencia a un estudio que encontró que un tercio de los peces capturados en el Mar del Norte contenían partículas microplásticas.

"No tenemos idea de los efectos a largo plazo que el microplástico tendrá en nosotros, nuestros hijos o los otros animales y plantas que comparten nuestro planeta", dice la carta. "Este es un pensamiento muy perturbador. La próxima vez que comas algo, ¿qué pensarás?"

Añade que la prohibición de estos microplásticos en el Reino Unido sería un paso en la dirección correcta, y enviaría un mensaje claro a otros países de que se trata de una preocupación mundial.

"Creo que tenemos que hacer todo lo que podamos para dejar de utilizar cualquier plástico que pueda contaminar el medio ambiente", dice. "Tenemos que hacer esto lo antes posible, antes de que sea demasiado tarde y todo se contamine".

Y además