Intereses

Los intereses determinan el coste de los préstamos y la rentabilidad del ahorro o la inversión.

GettyImages

  • Los intereses determinan cuál es el coste de solicitar un préstamo y también qué rentabilidad se puede obtener del ahorro o de la inversión.
  • Conocer el concepto de interés es clave para valorar la rentabilidad de una inversión o la conveniencia de una deuda.
  • Si quieres entender cómo funciona la economía, la tecnología, el mundo empresarial y descubrir el significado de la mayoría de conceptos que escuchas cada día, no te pierdas nuestra sección Qué es.
  1. Qué son los intereses
  2. Cómo se calcula la tasa de interés
  3. Qué tipos de interés existen
  4. Qué aspectos influyen sobre los tipos de interés

Qué son los intereses

Cuando pides dinero prestado o inviertes una cantidad en un producto financiero, existe una cantidad adicional que deberás devolver o que podrás recuperar. Son los intereses, el precio que tiene el propio dinero en un momento dado.

De este modo, los intereses marcan tanto el coste de pedir un préstamo a una entidad financiera como la rentabilidad ofrecida por un producto de ahorro o inversión.

Comprender el concepto de interés es clave para contar con una buena salud financiera, dado que resulta fundamental para valorar en su justa medida la rentabilidad de una inversión y la conveniencia de una deuda.

Cómo se calcula la tasa de interés

La tasa de interés se calcula en porcentaje y se suele expresar en términos mensuales o anuales. Los intereses pueden cambiar en gran medida entre una operación y otra, en función de diversos factores. El principal criterio es el riesgo de la operación: cuando mayor sea el riesgo, más alto será el tipo de interés.

Por ejemplo, puedes utilizar la siguiente fórmula para calcular el interés simple:

Interés = Cantidad del préstamo x Tasa de interés x Plazo de pago

Por ejemplo, si has contratado un préstamo de 3.000 euros al 4% de interés anual en 2 años, quiere decir que el coste por utilizar ese dinero durante ese periodo de tiempo será de 240 euros. Una vez concluidos esos 2 años, habrás devuelto 3.240 euros.

Interés = 3.000 x 0,04 + 2 = 240 euros

Qué tipos de interés existen

Habitualmente, el encargado de fijar los tipos de interés de referencia es el banco central de cada país o región. En el caso de la Unión Europea, es el Banco Central Europeo. No obstante, las entidades financieras tienen libertad para decidir los tipos que establecen, y para ello se basan en el comportamiento de los mercados.

Estos son los distintos tipos de interés que puedes encontrarte:

  • Fijo. Se acuerda al principio y se mantiene estable durante todo el periodo de vigencia del préstamo o inversión. El porcentaje no variará al margen de los cambios que se produzcan en el mercado. Si hubieras contratado un préstamo, no te verías perjudicado en caso de que subieran, pero tampoco te beneficiaría si bajasen.
  • Variable. Es aquel que sí cambia: el porcentaje sobre el total del capital varía a lo largo de la vida de la operación, según la evolución de los mercados. Se actualiza y se revisa en los plazos establecidos por la entidad financiera, teniendo en cuenta índices de referencia como el Euríbor. La bajada de tipos te llevaría a pagar menos, pero el coste aumentaría en caso de que se produzca una subida.
  • Mixto. Es una combinación entre los dos tipos anteriores. Durante el periodo inicial del préstamo, el interés se mantendrá fijo. Pasado ese tiempo, pasará a ser variable hasta finalizar la operación.
  • Simple. Se calcula únicamente sobre el capital inicial de la operación, sin añadir cada año los intereses resultantes de los periodos anteriores, por lo que el resultado siempre será el mismo.
  • Compuesto. Es aquel en el que los intereses generados en un plazo de tiempo (suele ser 1 año) se van sumando al capital inicial para calcular el nuevo tipo de interés de cara al siguiente periodo. Es decir, si invirtieras 500 euros con un tipo de interés anual del 10% quiere decir que, al cabo del primer año, habrás ganado 50 euros. Entonces, el nuevo capital será de 550 euros, y el tipo de interés para el segundo año se calculará sobre esa cantidad (y no sobre la original).

Qué aspectos influyen sobre los tipos de interés

El horizonte temporal y el riesgo son los factores que suelen determinar que un tipo de interés sea mayor o menor. Cuanto más bajo sea el plazo de devolución de un préstamo, mayor será el tipo de interés aplicado, puesto que el recorrido de la operación será más corto y el beneficio de la entidad será menor.

Ocurre al revés en el caso del ahorro: los depósitos a plazo fijo tienden a ofrecer una rentabilidad más elevada cuanto mayor sean los plazos de vencimiento.

Por otra parte, el tipo de interés suele premiar el riesgo y la incertidumbre que asume el prestamista.

Otras variables que inciden sobre los tipos de interés son el nivel de inflación y la demanda y oferta de dinero, además de la política monetaria que establecen los bancos centrales.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.