Inflación

inflación (mujer comprando alimentos en un mercado o supermercado)

Getty Images

  • La inflación es una "elevación del nivel general de precios", según la definición de la RAE.
  • Aquí puedes encontrar más contexto sobre qué es la inflación, cómo se calcula, cuál es la tasa actual en España y algunos ejemplos para comprenderlo mejor.
  • Si quieres entender cómo funciona la economía, la tecnología, el mundo empresarial y descubrir el significado de la mayoría de conceptos que escuchas cada día, no te pierdas nuestra sección Qué es.
  1. Qué es la inflación
  2. Tipos de inflación
  3. Causas y consecuencias más importantes de la inflación
  4. ¿Cómo se calcula la inflación?
  5. ¿Cuál es la inflación en España en 2022?
  6. Cómo afecta a la economía de un país

Qué es la inflación

La definición más literal de inflación es la de una "elevación del nivel general de precios".

Sin embargo, para saber mejor qué es la inflación en economía se puede acudir al Banco Central Europeo (BCE), que aporta en su página web más contexto. "En una economía de mercado los precios de los bienes y de los servicios están sujetos a cambios. Algunos aumentan y otros disminuyen. Existe inflación cuando se produce un aumento general de los precios, no solo de artículos individuales, que da como resultado que por cada euro puedan adquirirse hoy menos bienes y servicios que ayer", explica.

Así, la inflación hace referencia al aumento de los precios de unos bienes y servicios en un periodo temporal concreto, y una de sus consecuencias es que reduce el valor de la moneda con el tiempo.

De esta forma, por ejemplo, se toma el precio del café y de otros productos de la cesta de compra con un "año base" como referencia, y se observa si ha habido un aumento general de estos para calcular cuál es la tasa de inflación mensual o interanual el país en concreto.

Tipos de inflación

La inflación puede tener varios tipos o clases: una inflación moderada (subida gradual que no suele superar el 10% anual), inflación galopante (muy elevada, en la mayoría de los casos de 2 o 3 cifras e impactando en el poder adquisitivo de los consumidores y en la economía del país) o hiperinflación (incremento exagerado de precios, por encima de 1.000% y con una grave crisis económica entre sus efectos).

Además, se pueden encontrar casos puntuales como la estanflación (escenario negativo en el que asciende la inflación, pero no la economía), desinflación (se desacelera la inflación por el aumento —más bajo que previamente— de los precios de los productos) o deflación (descenso de esos precios de bienes y servicios), además de otros términos como inflación subyacente.

Causas y consecuencias más importantes de la inflación

Como algunas de las causas que pueden provocar una inflación económica se encuentran factores como que la demanda sea superior a la oferta (las personas piden más bienes de los que se producen) y el incremento de los costes en la producción de un artículo (por ejemplo, con la invasión de Ucrania se han encarecido varias materias primas).

Otras razones por las que puede darse inflación son si esta es autoconstruida (en previsión de un aumento significativo, se fuerza uno gradual y más asumible) o de la base monetaria (hay más dinero en circulación).

Por otro lado, entre las consecuencias que puede traer la inflación a la economía de un país, está la depreciación del valor de la moneda del país, en este caso del Euro, o de las deudas contraídas por terceros, la reducción de las inversiones en el país y, al menos en teoría, la subida de los salarios al adecuarse estos al nivel de precios.

¿Cómo se calcula la inflación en España?

Para medir la inflación, cada país dispone de sus propios sistemas y métricas. 

En España se calcula a través del Índice de Precios al Consumo (IPC), donde se refleja la evolución de los precios de los productos y servicios más representativos consumidos en las unidades familiares del país durante un periodo de tiempo concreto. 

En España es el INE el que se encarga de calcularlo y la fórmula para obtener la tasa de inflación sería la siguiente: [(IPC final - IPC inicial) / IPC inicial] x 100.

Para calcular la inflación se tienen en cuenta todos los bienes y servicios que consumen las familias: artículos de consumo diario (alimentos, gasolina, el periódico...), bienes de consumo duradero (ropa, electrodomésticos, dispositivos) y servicios (como alquiler de vivienda o peluquería).

Solo 1 de cada 10 españoles no está recortando gastos ante la escalada de la inflación: en qué partidas intenta ahorrar la población

Además, hay que tener en cuenta que en el cálculo del aumento medio de los precios, los bienes y servicios están sujetos a diferentes ponderaciones, es decir, algunos artículos 'pesan' más que otros. Para los 12 grupos que conforman el IPC en 2022 en España, el sector de alimentación y bebidas no alcohólicas tiene unas ponderaciones del 22,6%, mientras que es del 1,6% para enseñanza, por ejemplo.

Finalmente, existe, incluso, una calculadora que permite comparar tu 'inflación' personal con la tasa de inflación oficial de la zona del euro y sus estados miembros, entre los que se encuentra España.

¿Cuál es la inflación en España en 2022?

España es uno de los países más preocupados por la inflación (el tercero) y la guerra en Ucrania (el segundo), según un estudio de Kantar sobre el impacto de ambas en las decisiones de compra de los consumidores.

La inflación en España en junio de 2022 ha golpeado a doble dígito: la cesta de la compra se encareció un 10,2% interanual en ese mes, según el avance del IPC publicado el pasado día 29 por el INE. Esto supone la mayor subida de precios experimentada en España desde mediados de los años 80, entonces con la crisis del petróleo.

En mayo, el avance fue del 8,7%, después de que en abril pareciera que la inflación había tocado techo en el 8,3%, tras dispararse en marzo a máximos no vistos desde 1985 (un 9,8%).

¿Cómo afecta la inflación a la economía de un país?

Antes de nada hay que aclarar que, si la inflación es baja o controlada, es un indicativo positivo. Significa que la economía del país se encuentra en un buen momento, los ciudadanos no están perdiendo poder adquisitivo y la gente consume. Existe crecimiento económico. 

De hecho, de manera controlada, algunos países la usan para equilibrar su economía, estimulando la actividad y el consumo. 

No obstante, cuando la inflación es alta afecta negativamente a la salud financiera de un país, ya que todo es más caro y puedes comprar menos con el mismo dinero, lo que significa que la gente tiene menos poder adquisitivo y peor capacidad de ahorro. Esto, por lo tanto, crea una incertidumbre económica. 

En estos momentos de descontrol de la inflación, suelen intervenir los Gobiernos, el Banco Central Europeo y demás autoridades competentes con medidas que buscan controlar la situación. Lo normal en periodos inflacionarios es que los bancos centrales suban los tipos de interés, con lo que las cuotas de las hipotecas antiguas a tipo variable aumentan y los intereses de las nuevas, ya sean fijas o variables, también se vuelven más elevados y las concesiones de estas, más reducidas. 

En la parte positiva, una subida de los tipos de interés suele provocar un incremento de la rentabilidad de los productos de ahorro (depósitos y cuentas). 

Otros artículos interesantes:

La inflación se ceba con la 'España vaciada', frente a Canarias y Barcelona: este mapa muestra dónde golpea más fuerte la escalada de precios

La inflación, desbocada a doble dígito en junio: la gasolina y los alimentos disparan precios un 10,2%, su nivel más alto desde 1985

Víctimas del mordisco de la inflación: por qué los jóvenes tienen más problemas para llegar a fin de mes

Te recomendamos