La guerra de Ucrania ha disparado el petróleo a su nivel más alto desde 2008 y ha desatado el temor a la "estanflación": por qué es la peor pesadilla de los inversores

inversores

La invasión rusa de Ucrania y las duras sanciones que le han seguido han disparado los precios del petróleo a sus niveles más altos en más de una década. También han aplastado las esperanzas de un fuerte repunte mundial de la crisis del coronavirus.

El conflicto ha hecho que los analistas de Wall Street hablen de la peor pesadilla de los inversores: la estanflación.

¿Qué es exactamente la estanflación?

La estanflación es una mezcla de alta inflación y economía estancada.

Fue el término económico que definió los años 70, una década en la que Estados Unidos entró en una aplastante recesión pero la inflación se disparó por encima del 12%.

Crece el miedo por la estanflación: los expertos explican qué significa y qué posibilidades reales existen de que se produzca a corto plazo

La estanflación de los años 70 sorprendió a los economistas. Hasta entonces, el consenso era que la inflación se enfriaría cuando la economía se ralentizara, porque menos gente querría comprar bienes y servicios.

Ahora, tiene el potencial de asustar a los inversores.

¿Por qué los mercados están preocupados por la estanflación?

La guerra de Rusia en Ucrania ha encendido un fuego bajo los precios mundiales de las materias primas, gracias a la importancia de ambos países como proveedores de materias primas.

A pesar de que EEUU y sus aliados se abstienen de sancionar directamente al sector energético ruso, los compradores occidentales se han "autosancionado" y han rechazado el petróleo del país.

El crudo WTI, el precio de referencia del petróleo en EEUU, subió el jueves a un máximo de 14 años, por encima de los 116 dólares por barril, mientras que el crudo Brent alcanzó un máximo de 12 años por encima de los 119 dólares. El viernes seguían cotizando en torno a esos niveles.

Pero no es solo el petróleo. El trigo (Ucrania es un importante proveedor), los metales industriales y el gas natural se han disparado. El índice global de materias primas S&P se ha disparado alrededor de un 20% en el último mes hasta el viernes.

La subida de los precios ha hecho temer que la inflación, en máximos que no se veían desde hace décadas en varios puntos del mundo como España o Estados Unidos, se dispare aún más.

A los inversores y economistas les preocupa que los bancos centrales se vean obligados a subir los tipos de interés con más fuerza y rapidez para controlar los precios, ralentizando las economías. También les preocupa que la gente gaste menos al encarecerse los artículos.

¿Es buena idea subir los salarios para aguantar una inflación desbocada?

"Hay escenarios de estanflación frente a nosotros", advirtió el miércoles el gobernador del Banco de Portugal, Mario Centeno, según Reuters.

La Reserva Federal de Estados Unidos vaticinó el 1 de marzo que el crecimiento estadounidense probablemente se mantendrá prácticamente plano en el primer trimestre, tras una rápida tasa de crecimiento anualizada del 7% en el último trimestre de 2021.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo el miércoles que la economía estadounidense todavía parecía fuerte, pero que los efectos probables del conflicto de Ucrania "siguen siendo muy inciertos."

¿Por qué la estanflación es tan mala para los mercados?

Los inversores odian la incertidumbre, pero la estanflación enturbia las perspectivas. Los operadores y los estrategas se preguntan cuándo y cuánto subirán los bancos centrales los tipos de interés para volver a controlar los precios, y si esto afectará al crecimiento.

Si la economía se ralentiza, los beneficios de las empresas se verán naturalmente afectados, ya que los ciudadanos gastan menos, aunque la inflación aumente sus costes.

¿Qué significa la invasión de Rusia en Ucrania para los mercados? 13 expertos en inversión responden

Una cartera de acciones, bonos y bienes inmuebles de todo el mundo podría acabar perdiendo un 13% si la guerra en Ucrania se prolonga, según los analistas de MSCI.

Los analistas, dirigidos por Thomas Verbraken, afirman que las acciones estadounidenses podrían caer alrededor de un 20% respecto a los niveles anteriores a la invasión, si la Reserva Federal tiene que subir los tipos de forma brusca incluso cuando la confianza está cayendo.

¿Se puede evitar?

Muchos inversores han dicho que las preocupaciones sobre la economía son exageradas, especialmente en EEUU, donde se espera que el crecimiento siga siendo fuerte en 2022.

"Está en mi pantalla de radar, pero no, no me preocupa", ha dicho a Business Insider Brian Rauscher, jefe de estrategia de carteras globales de Fundstrat.

"Creemos que va a ser una primera parte del año un poco difícil, y luego es probable que la inflación llegue a su punto máximo".

Sin embargo, Rauscher dijo que los inversores deben seguir siendo cautelosos. "No hay que hacer grandes apuestas en esta primera parte del año en la que hay volatilidad".

Otros artículos interesantes:

¿Qué significa la invasión de Rusia en Ucrania para los mercados? 13 expertos en inversión responden

Productos del supermercado que más y menos han sufrido la inflación: algunos han subido hasta un 21% de precio

9 acciones que probablemente se beneficiarán del aumento de la inversión para contrarrestar el previsible incremento de los ciberataques rusos

Te recomendamos