Pan, cerveza, cuscús o galletas saladas: la subida del trigo por el conflicto en Ucrania amenaza con elevar todavía más lo que gastas en el supermercado

Un grupo en la recogida de cereales.

Reuters

La guerra de Ucrania y Rusia se está cobrando muchas víctimas y no solo en la parcela humanitaria, sino también social y económica.

Uno de los efectos claros se está viendo en el mercado de las materias primas con un especial protagonismo del trigo.

A día de hoy, Ucrania es responsable del 12% y el 16% de las exportaciones mundiales de trigo y maíz, respectivamente, y aún no se sabe hasta qué punto los puertos ucranianos y la infraestructura de transporte se verán dañados por el conflicto militar. 

¿En qué se traduce todo esto? En más presión al alza de precios de productos básicos dependientes de esta materia prima.

Además, Ucrania y Rusia son uno de los mayores exportadores de fertilizantes, lo que introduce riesgos en torno a la seguridad alimentaria mundial. Mientras tanto, todos los cereales de Estados Unidos ya están cotizando con sus máximas ganancias diarias del 6%, lo que ha provocado importantes alteraciones en el comercio, y el trigo francés ha subido un 17%. 

El efecto contagio es revelador.

Ucrania es el principal país de tránsito energético en Europa. El 50% del gas importado de Rusia se transporta por el sistema de gasoductos ucranianos.

“Probablemente, Rusia seguirá siendo, por cercanía y por las enormes reservas con las que cuenta, el principal suministrador de gas a Europa”, analizan en un informe de Abencys. El país es también suministrador y de tránsito para los cereales y para numerosos minerales y productos metálicos. Además, cuenta con una vía de entrada y salida marítima para las mercancías en el puerto de Odessa.

En el año 2021, Ucrania y Rusia firmaron un acuerdo por el que el gas proveniente del país ruso seguirá atravesando Ucrania en su tránsito hacia Europa.

Ahora, Rusia está construyendo gasoductos para sortear Ucrania tanto por el norte como por el sur, lo que puede debilitar la posición estratégica y económica de Ucrania como puerta del gas ruso hacia Europa en la próxima década. 

La afectación directa en España y en la cesta de la compra

Las exportaciones españolas a Ucrania están lejos de su potencial, debido a la crisis económica de los últimos años en este país, así como a la inseguridad de las inversiones, lo que impide una relación económica más intensa.

Además, España es un gran importador de aceite de girasol, maíz y, en menor medida, de trigo de Ucrania. “En 2019 las importaciones de estos tres productos llegaron a los 1.000 millones de euros”, describen desde Abencys.

Por lo que se refiere a las exportaciones españolas a Ucrania, las mismas se concentran en vehículos, maquinaria y aparatos mecánicos, seguido de productos textiles. “En cualquier caso, tanto las exportaciones como las importaciones, cuantitativamente reducidas, representan un porcentaje pequeño del total de nuestro comercio exterior”, añaden.

Una situación que pone bajo presión los artículos relacionados con el trigo. Bagels, cerveza, pan, cuscús, galletas saladas, croissants, tortillas de harina, naan, fideos y pasta, pita, masa de pizza, carne a base de plantas, o udon son algunos productos que pueden verse afectados en el supermercado como consecuencia de la situación en Ucrania.

Ucrania representó el 9% de las exportaciones mundiales de trigo y el 15% de las de maíz en 2020. Rusia produjo el 19% de las exportaciones mundiales de trigo ese año. Los países que importan estas materias primas van a tener que buscar nuevas fuentes de aprovisionamiento y esto va a hacer subir aún más los precios en general.

Eso sí, el sector español importa un 40% del trigo, pero solo el 5% lo adquiere en Rusia y Ucrania. La mayor parte procede de Francia. Eso no significa que no afecte, ya que el precio va a subir a nivel mundial y se encarecerá de todas maneras.

En 2 semanas, ante los tambores de guerra y tras el inicio de los ataques, las subidas sobrepasan el 20% en estos productos básicos.

“Prevemos un aumento de los precios de los alimentos dado este contexto [...], y la interrupción del suministro de trigo procedente de Ucrania podría tener un impacto significativo en los precios de este producto”, analizan los expertos de Loomis Sales (Natixis IM) en un informe.

“Es importante destacar que actualmente no vemos que la situación descarrile el endurecimiento de la política monetaria de los bancos centrales a nivel mundial”, matizan al respecto desde la gestora.

Pero los efectos son acumulativos por el esquema global de los mercados. Joaquín Robles, analista de XTB lo resume de la siguiente manera en declaraciones a Business Insider España: “La subida de materias primas como petróleo, gas, trigo o aluminio podría ejercer todavía una presión mayor sobre la inflación”. 

Otros artículos interesantes:

La guerra en Ucrania ya impacta en la bolsa española: los índices se desploman y el petróleo escala hasta los 100 dólares

El metaverso invade un Mobile World Congress que pasa de puntillas por la guerra en Ucrania y se queda lejos del apogeo previo a la pandemia

Una guerra nuclear entre Rusia y EEUU acabaría con la vida de 34 millones de personas en pocas horas, según este estudio de la Universidad de Princeton

Te recomendamos