Una guerra nuclear entre Rusia y EEUU acabaría con la vida de 34 millones de personas en pocas horas, según este estudio de la Universidad de Princeton

Fragmento del vídeo Plan A, la investigación de la Universidad de Princeton sobre el impacto de una posible guerra nuclear.
Fragmento del vídeo Plan A, la investigación de la Universidad de Princeton sobre el impacto de una posible guerra nuclear.
Princeton

La guerra entre Rusia y Ucrania ha desatado una amenaza nuclear en todo el mundo. Aunque es algo poco probable que suceda, la escalada del conflicto bélico de los últimos días, ha puesto en jaque a las principales potenciales mundiales.

El presidente ruso, Vladímir Putin, hacía sonar todas las alarmas esta semana tras poner "en estado de alerta" las fuerzas de disuasión nucleares, algo que no pasaba desde la Guerra Fría.

Esta decisión significa que, en caso de ataque, Rusia podría utilizar toda su fuerza, incluso la nuclear, para defenderse. Actualmente, Moscú alberga casi la mitad del arsenal atómico mundial, con cerca de 6.000 cabezas nucleares.

Ahora, el mandatario ruso habría ordenado a sus militares que aumentaran la fuerza del arsenal ruso, un pequeño pero significativo paso hacia el inicio de una posible guerra termonuclear global.

8 productos en los que vas a notar la guerra de Ucrania

La Casa Blanca no tardó en responder, y tachó las afirmaciones de Putin de irresponsables y de fabricar amenazas.

"Este es un patrón del presidente Putin que hemos visto a lo largo de este conflicto: fabricar amenazas que no existen para justificar más agresiones", afirmaba la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, a la cadena estadounidense ABC.

Varios expertos en seguridad han afirmado a Business Insider que un ataque nuclear es poco probable, pero no del todo inverosímil.

VIDEO

Todas las explosiones de bombas nucleares de la historia

 "El riesgo es real siempre que los estados con armas nucleares entran en conflicto entre sí", comentaba la Dra. Tara Drozdenko, directora de la Unión de Científicos Preocupados del Programa de Seguridad Global.

El 16 de julio de 1945, Estados Unidos realizó la primera prueba mundial de un arma nuclear. Menos de un mes después, se lanzaron 2 bombas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

Desde entonces no se han vuelto a utilizar bombas nucleares como armas, pero sí que se han llevado a cabo miles de pruebas, sobre todo por parte de EEUU y la antigua Unión Soviética en el marco de la Guerra Fía. 

Un estudio de la Universidad de Princeton denominado "El Plan A", ha estimado el impacto en vidas humanas que tendría el estallido de una guerra nuclear entre ambas potencias.

Qué es exactamente el 'Plan A'

Según una simulación llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Princeton en 2019, una posible guerra nuclear entre Estados Unidos y Rusia se saldaría con la muerte de 2,6 millones de personas en solo 3 horas, y supondría hasta 90 millones de muertos y heridos en tan solo un día.

La investigación, llamada Plan A, fue llevada a cabo por Alex Glaser, doctor en física y profesor en la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Princeton, y Alex Wellerstein, historiador de la ciencia y de las armas nucleares y profesor del Stevens Institute of Technology.

Esta simulación analiza las distintas posturas de fuerzas nucleares realistas, objetivos y estimaciones de víctimas para hacer su estimación. 

Con ella los investigadores buscan poner de manifiesto "las consecuencias catastróficas de los actuales planes de guerra de EEUU y Rusia", según señalan en su página web.

¿Cómo se desarrollaría el conflicto?

La simulación comienza en el contexto de un conflicto convencional. 

Con la esperanza de detener el avance de Estados Unidos y la OTAN, Rusia lanza un disparo nuclear de advertencia desde una base cercana a la ciudad de Kaliningrado. La OTAN toma represalias con un único ataque aéreo táctico, recoge el vídeo de la investigación.

Una vez se cruza el umbral nuclear, la lucha se intensifica hasta llegar a una guerra nuclear táctica en Europa. 

Rusia envía 300 ojivas nucleares a través de aviones y misiles de corto alcance para golpear las bases de la OTAN y las tropas que avanzan. La OTAN responde con aproximadamente 180 ojivas nucleares a través de aviones.

Resultado: 2,6 millones de personas muertas y/o heridas en solo 3 horas.

Europa destruida en horas

Con Europa destruida, la OTAN lanza un ataque nuclear estratégico de 600 ojivas desde misiles terrestres y submarinos estadounidenses dirigido a las fuerzas nucleares rusas. 

Antes de perder sus sistemas de armamento, Rusia se lanza sobre la advertencia, respondiendo con misiles lanzados desde silos, vehículos móviles de carretera y submarinos.

Resultado: 3,4 millones de personas muertas y/o heridas en solo 45 minutos.

85 millones de víctimas en menos de 1 hora

Con el objetivo de inhibir la recuperación del otro bando, Rusia y la OTAN apuntan cada uno a las 30 ciudades y centros económicos más poblados del otro, utilizando entre 5 y 10 ojivas en cada ciudad, dependiendo del tamaño de la población.

Resultado: 85 millones de personas muertas y/o heridas en otros 45 minutos.

Resultado final: 34 millones de muertos

Según esta estimación realizada por la Universidad de Princeton, en unas pocas horas habrían perdido la vida 34 millones de personas y otras 57 millones habrían resultado heridas.

Además, la muerte debido a la lluvia radiactiva y otros efectos a largo plazo aumentarían considerablemente esta estimación, señalan los investigadores.

VIDEO

PLAN A

¿Podría suceder algo así?

"En algunos sentidos, estas simulaciones son útiles para reforzar la disuasión", aseguraba a la BBC sobre este estudio Sarah Kreps, profesora de la Universidad de Cornell.

"Si no hay transparencia o si hay optimismo sobre las consecuencias de un enfrentamiento nuclear, es más probable que cualquiera de las dos partes escale su postura, ya sea consciente o inconscientemente", añadía.

Una sola arma nuclear puede arrasar fácilmente una ciudad entera, explicaba a Business Insider Kathryn Higley, profesora de ciencias nucleares de la Universidad Estatal de Oregón.

Pero "es muy difícil decir: 'Bueno, esta ciudad sobrevivirá y aquella no'", añade. "Depende mucho, mucho, del tamaño del arma, de cómo sea la topografía, de dónde la detonen, de quién esté a favor del viento, etc."

Pavel Podvig, un analista afincado en Ginebra que estudia la postura nuclear de Rusia, considera que incluso un ataque nuclear táctico tiene "muy poca probabilidad". 

Además, señala para Business Insider que "no ayudaría a los militares rusos a alcanzar ninguno de sus objetivos, y las consecuencias políticas serían órdenes de magnitud peores que las que estamos viendo ahora". 

Otras noticias sobre el ataque de Rusia a Ucrania en Business Insider España:

Puedes ver otras noticias del día en nuestra portada.

Otros artículos interesantes:

Estos son los países con más armas nucleares del mundo en 2022

Por qué China ha cambiado de opinión acerca de las armas nucleares y está aumentando su arsenal a un ritmo "acelerado"

La UE, en un "momento decisivo", anuncia que enviará armas a Ucrania, a la vez que cerrará su espacio aéreo a los aviones rusos y prohibirá las emisiones de RT y Sputnik

Te recomendamos