La guerra de Rusia en Ucrania amenaza con derrumbar el mecanismo creado tras la Segunda Guerra Mundial para evitar conflictos mundiales

El representante permanente de Ucrania ante la ONU, Serhii Kislitsia, asiste a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Ucrania.
El representante permanente de Ucrania ante la ONU, Serhii Kislitsia, asiste a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Ucrania.

TIMOTHY A. CLARY/AFP vía Getty Images

Análisis Faldón

La invasión injustificada de Ucrania por parte de Rusia es una prueba decisiva para el sistema internacional que se fundó tras la Segunda Guerra Mundial con la esperanza de evitar otro conflicto mundial. También muestra una incómoda evidencia sobre las lagunas del sistema, dado que no ha podido evitar esta guerra. 

En una serie de surrealistas acontecimientos, el miércoles por la noche el presidente ruso Vladimir Putin anunció que su país iba a lanzar una operación militar contra Ucrania mientras el embajador ruso ante la ONU, Vasily Nabenzya, presidía simultáneamente una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU). Nabenzya es el presidente de turno de dicho panel este mes.

El hecho de que Rusia estuviera supervisando una reunión de emergencia por una crisis provocada por ellos mismos parece poner de manifiesto una profunda deficiencia en el marco de instituciones mundiales como la ONU. Al ser uno de los vencedores de la Segunda Guerra Mundial, Rusia es uno de los cinco miembros permanentes del CSNU y, por tanto, tiene poder de veto. El viernes, Rusia vetó una resolución de condena por la invasión de Ucrania. 

Alemania y Estados Unidos no van a disuadir a Putin con unas cuantas sanciones y cuentas bancarias congeladas: hace falta una alianza fuerte y democrática para frenar la guerra en Ucrania

La ONU se fundó en 1945 para ayudar a evitar las guerras y fomentar el diálogo entre las naciones. Pero a menudo se ha visto impotente para frustrar los conflictos, especialmente cuando son lanzados por grandes potencias. Estados Unidos fue reprochada por la ONU por su invasión de Irak en 2003, pero en realidad poco pudo hacer el organismo mundial para detenerla. 

"La invasión de Ucrania es *otro* ejemplo de cómo las naciones poderosas ignoran el derecho internacional y hacen lo que quieren frente a las naciones más débiles. El sistema internacional está roto -desde hace mucho tiempo- y las acciones de Rusia no son más que un síntoma de este sistema fallido", escribió Pouya Alimagham, historiador del MIT, en un tuit el viernes. 

La estabilidad del mundo depende en muchos aspectos de que los países estén dispuestos a cumplir un conjunto de normas acordadas, siendo el respeto a la soberanía y a las fronteras de otras naciones lo primero de la lista. Rusia incendió esa lista con su invasión de Ucrania, el segundo país más grande de Europa. 

"Putin quiere que el mundo retroceda a una época anterior a las Naciones Unidas, a una época en la que los imperios gobernaban el mundo... Compañeros, el presidente Putin está poniendo a prueba nuestro sistema internacional", dijo el lunes Linda Thomas-Greenfield, embajadora de Estados Unidos ante la ONU. 

Steven Pifer, ex embajador de Estados Unidos en Ucrania, explica a Business Insider que el destino de este sistema "dependerá de cómo responda el resto del mundo a la agresión de Rusia". 

"El ataque no provocado e injustificado de Rusia a Ucrania demuestra ciertamente que el Kremlin tiene poco respeto por las normas internacionales, como las de la Carta de la ONU, el Acta Final de Helsinki o la Carta de París. Rusia está violando numerosos compromisos que ha contraído de respetar la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y de no utilizar la fuerza contra este país", afirma Pifer. 

Rusia se enfrenta a la condena mundial por su guerra en Ucrania, y Estados Unidos y sus aliados están tratando de aislarla tanto diplomática como económicamente. 

John Herbst, otro antiguo embajador de Estados Unidos en Ucrania, dijo en una entrevista con SiriusXM Business Radio que esta crisis supone un "momento absolutamente crucial" para la comunidad internacional y las instituciones mundiales como la ONU. 

Por qué está Rusia atacando a Ucrania: 5 razones con las que Putin justifica la invasión

Estados Unidos y sus aliados crearon un "sistema extraordinario al final de la Segunda Guerra Mundial, que incluía a la ONU, a la OTAN, a todas las instituciones financieras como el FMI y el Banco Mundial, y que se basaba en reglas", dijo Herbst. Las reglas "debían ser iguales para todos", señaló Herbst, y exigían que las diferencias entre países se resolvieran "mediante negociaciones o mediante el derecho internacional, no mediante la agresión".

"Y como resultado de estas instituciones en este orden, no ha habido una guerra entre dos grandes potencias desde 1945. Esas grandes guerras, como la Segunda Guerra Mundial, son las grandes destructoras de personas y de riqueza. Por lo tanto, el mundo de hoy tiene una riqueza que nunca había existido. Y a pesar de todo el caos, hoy es mucho más pacífico de lo que ha sido históricamente, porque no ha habido guerras entre grandes potencias", añadió Herbst. "Putin está amenazando eso... Así que tenemos un interés vital en detener a Putin en Ucrania".

Otros artículos interesantes:

Qué es SWIFT: el 'arma financiera' que EEUU y los aliados estudian utilizar contra Rusia

'Ransomware', criptoactivos y noticias falsas: las armas de Rusia ante las sanciones por invadir Ucrania, cuyas consecuencias también te afectarán

El ataque de Rusia a Ucrania plantea una pregunta angustiosa: ¿Qué alcance tendría una bomba nuclear?

Te recomendamos