El ataque de Rusia a Ucrania plantea una pregunta angustiosa: ¿Qué alcance tendría una bomba nuclear?

Bomba atómica

Getty Images

Las tropas rusas atacaron el jueves a Ucrania con un despliegue de misiles y bombardeos, dando inicio a una dramática escalada del conflicto en la región. 

Rusia ha lanzado alrededor de 200 misiles desde el inicio del ataque, según fuentes del Departamento de Defensa de Estados Unidos. Al menos 25 civiles han muerto en los combates, según el último recuento del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. 

Distintos expertos en seguridad esperan que el conflicto no se extienda a otros países ni se convierta en una auténtica guerra mundial. En un discurso pronunciado el martes, el presidente Biden aseguraba que Estados Unidos no tenía "ninguna intención de luchar contra Rusia", aunque "Estados Unidos y sus aliados defenderán cada centímetro del territorio de la OTAN". 

Un ataque nuclear es poco probable, pero no del todo inverosímil, según señalan varios expertos a Business Insider. 

Estos son los 25 ejércitos más poderosos de todo el mundo ahora mismo

"Espero que no se agrave, y creo que hay muchas posibilidades de que no lo haga, pero el riesgo es real siempre que los estados con armas nucleares entran en conflicto entre sí", cuenta a Business Insider la Dra. Tara Drozdenko, directora de la Unión de Científicos Preocupados del Programa de Seguridad Global.

"Ucrania no tiene armas nucleares, así que el riesgo de una guerra nuclear en este escenario es si, de alguna manera, el conflicto se intensifica hasta arrastrar a los países de la OTAN o a Estados Unidos", añade. EEUU tiene unas 5.500 armas nucleares, mientras que Rusia tiene unas 6.000, según la Federación de Científicos Americanos.

Drozdenko señala que las armas nucleares estadounidenses suelen tener un rendimiento explosivo equivalente a unos 300 kilotones de TNT, mientras que las rusas suelen oscilar entre 50-100 kilotones y 500-800 kilotones, aunque cada país tiene armas nucleares más potentes.

Por qué está Rusia atacando a Ucrania: 5 razones con las que Putin justifica la invasión

"Las armas modernas son de 20 a 30 veces más potentes que las bombas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki", apunta Drozdenko, y añade: "Si EEUU y Rusia lanzaran todo lo que tienen, podría ser un acontecimiento que acabara con la civilización".

Muerte, inanición, envenenamiento por radiación y quemaduras de tercer grado

Los coches calcinados durante el incendio de Dixie se sientan en un claro en la comunidad de Indian Falls del condado de Plumas, California, el 25 de julio de 2021.
Los coches calcinados durante el incendio de Dixie se sientan en un claro en la comunidad de Indian Falls del condado de Plumas, California, el 25 de julio de 2021.

Una sola arma nuclear puede arrasar fácilmente una ciudad entera, explica a Business Insider Kathryn Higley, profesora de ciencias nucleares de la Universidad Estatal de Oregón.

Pero "es muy difícil decir: 'Bueno, esta ciudad sobrevivirá y aquella no'", añade. "Depende mucho, mucho, del tamaño del arma, de cómo sea la topografía, de dónde la detonen, de quién esté a favor del viento, etc."

Cuando una bomba nuclear estalla, provoca un destello de luz, una gigantesca bola de fuego naranja y ondas de choque que derriban edificios. Las personas que se encuentran en el centro de la explosión (en un radio de casi 1 kilómetro en el caso de una bomba de 300 kilotones) pueden morir de inmediato, mientras que otras personas en las proximidades pueden sufrir quemaduras de tercer grado. 

Una explosión nuclear de 1.000 kilotones podría producir quemaduras de tercer grado hasta 8 kilómetros de distancia, quemaduras de segundo grado hasta 9 kilómetros de distancia y quemaduras de primer grado hasta 11 kilómetros de distancia, según una estimación de AsapSCIENCE.

Las personas que se encuentren a una distancia de hasta 85 kilómetros también podrían sufrir ceguera temporal.

"Digamos que estás en una ciudad y estás lo suficientemente lejos del centro de la explosión como para no recibir una dosis letal de radiación: es muy probable que resultes herido por la caída de un edificio o que sufras quemaduras de tercer grado en una gran parte de tu cuerpo", cuenta Drozdenko.

Las explosiones nucleares también producen nubes de polvo y partículas radiactivas parecidas a la arena que se dispersan en la atmósfera, lo que se conoce como lluvia radiactiva.

La exposición a esta lluvia radiactiva puede provocar un envenenamiento por radiación, que podría dañar las células del cuerpo y resultar mortal.

La lluvia radiactiva puede bloquear la luz del sol, lo que provoca un descenso drástico de las temperaturas y acorta la temporada de crecimiento de los cultivos esenciales. Drozdenko señala que la producción de cultivos podría verse drásticamente alterada durante décadas, provocando incluso la hambruna en algunos lugares.

Si un arma nuclear cayera en Washington DC, podría acabar con la vida de unas 300.000 personas

Agentes de la ley responden a una amenaza de bomba en Washington, DC, el 27 de octubre de 2021.
Agentes de la ley responden a una amenaza de bomba en Washington, DC, el 27 de octubre de 2021.

Si un arma nuclear de 300 kilotones golpeara una ciudad del tamaño de Washington, DC (cerca de 177 km², similar a la superficie de Sevilla en España con 140 km²) muchos residentes locales no sobrevivirían y algunos residentes cercanos se enfrentarían a lesiones devastadoras. 

"Una dosis letal de radiación cubriría casi toda la ciudad", comenta Drozdenko que estima que una sola arma nuclear podría matar a unas 300.000 personas en la zona de DC y herir a otras tantas. 

Según ella, varias armas podrían causar millones de muertos, dependiendo del número de bombas que cayeran y de la potencia de las explosiones. "Cuanto mayor sea el arma, mayor será el radio", dice.

Las consecuencias de una bomba nuclear también dependen de la forma en que un país decida detonarla. Si el arma impacta en tierra, la explosión produciría más lluvia radiactiva al arrojar tierra y otros materiales a la atmósfera.

Qué es SWIFT: el 'arma financiera' que EEUU y los aliados estudian utilizar contra Rusia

Pero si un país detona la bomba en pleno vuelo, las ondas de choque rebotarían en el suelo y se amplificarían unas a otras, cuenta Drozdenko, lo que daría lugar a una zona de destrucción mucho mayor. Esta "explosión en el aire" también podría enviar materiales radiactivos a una altura de hasta 80 kilómetros en la atmósfera, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

Los países se basan en simulaciones y pruebas de armas para anticipar estos efectos, pero es difícil saber cómo se desarrollaría un ataque nuclear moderno en la vida real.

"No hay ningún precedente histórico de esto", cuenta Drozdenko. La única vez que se han utilizado armas nucleares en un conflicto es la Segunda Guerra Mundial", añade.

En 2019, la Universidad de Princeton realizó un estudio matemático para predecir cómo se llevaría a cabo una guerra nuclear entre Estados Unidos y rusia y cuantas víctimas mortales se llevaría por delante.

El proyecto, conocido como Plan A estimó entonces que cerca de 34 millones perecerían por causa del conflicto nuclear. En este vídeo realizan una recreación de cómo escalaría el conflicto entre ambas potencias armamentísticas.

En tan solo unas horas, los investigadores estiman que habría cerca de 90 millones de muertos y heridos. El estudio se llevó a cabo utilizando posturas de fuerzas nucleares realistas, objetivos y estimaciones de víctimas. 

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.