La guerra en Ucrania genera otra amenaza a la automoción: calienta el precio del paladio, que se utiliza para reducir emisiones en los coches y del que Rusia es el principal productor mundial

Lingote de paladio de la planta de Krasnoyarsk (Siberia, Rusia)
Lingote de paladio de la planta de Krasnoyarsk (Siberia, Rusia)

REUTERS/Ilya Naymushin

El impacto económico de la invasión de Ucrania por parte de Rusia no solo afecta al gas natural y a los precios de la energía. También tiene consecuencias directas sobre materias primas clave para el sector tecnológico, como el neón procedente de Rusia y transformado en Ucrania que se utiliza en la producción de chips. O el paladio, una materia prima del que es el principal productor mundial.

El paladio es un metal precioso cuyas propiedades químicas le permiten absorber hidrógeno en grandes cantidades, lo que provoca que sea muy utilizado en el catalizador de los vehículos de combustión, un recipiente de acero inoxidable alojado en el tubo de escape por el que pasan las emisiones del motor.

Gracias a esta materia prima, pero también a otras como el platino o el rodio, se produce una reacción química que neutraliza las emisiones contaminantes de los motores. 

En los motores de gasolina transforma el hidrocarburo en dióxido de carbono y agua, el monóxido de carbono en dióxido de carbono y el óxido nítrico en nitrógeno y oxígeno. Por su parte, en los motores diésel, convierte el monóxido de carbono en dióxido de carbono, y el óxido nítrico  en dióxido de carbono y agua, completando el proceso de transformación.

Importantísimo para cumplir los requisitos de emisiones de los vehículos —que son cada vez más estrictos en Europa—, el paladio está aproximándose a su precio máximo en los últimos 5 años, después de alcanzar hasta un 7% de subida este lunes, rozando los 2.500 dólares por onza (una onza son 28,3 gramos). 

No es la primera vez que ocurre. En abril llegó a superar los 2.800 dólares, debido al incremento de la demanda por la necesidad de cumplir con los objetivos de reducción de emisiones, pero a partir de agosto había bajado.

Cotización del paladio en los últimos 5 años, en dólares estadounidenses por onza.

El motivo es que Rusia es el principal proveedor de esta materia. Produce el 38% del paladio mundial, según la consultora Alix Partners. "Es difícil pensar en el sector global de la automoción sin contar con paladio procedente de Rusia", asegura el analista de esta consultora Mark Wakefield, a Reuters. Sudáfica y Zimbabue también producen este mineral

La empresa rusa Nornickel (Norilsk Nickel) es la principal compañía del sector. En 2021 esta compañía minera aumentó su facturación un 15% respecto al año anterior, al totalizar unas ventas de 17.900 millones de dólares y gracias "a los altos precios de los metales y las ventas de paladio de los inventarios acumulados en 2020", según informó la compañía este mismo mes.

Además de paladio, esta compañía produce cobalto, rodio, plata, oro, platino, cobre, iridio y rutenio. Tiene instalaciones en  la península de Kola (muy cerca de Finlandia), Zabaykalsky (cerca de la frontera con Mongolia), Finlandia y Sudáfrica.

El impacto no será inmediato

El impacto no parece que sea inmediato. Según Alix Partners los problemas en el suministro que se puedan dar en este momento no afectarán a las compañías automovilísticas hasta dentro de 6 meses, ya que actualmente hay stock. 

No obstante, algunos ejecutivos de marcas como la sueca Volvo —el fabricante de camiones, no la marca de automóviles Volvo Cars, propiedad de Geely— miran la situación con preocupación. "Es algo muy muy serio", asegura el director de tecnología de la compañía, Lars Stenqvist, al New York Times.

Así está afectando la guerra entre Rusia y Ucrania a las marcas de coches

Lada

Las primeras estimaciones del impacto global de la invasión rusa en Ucrania para el sector de la automoción son de un recorte a las ventas mundiales de 400.000 coches en 2022, según el diagnóstico de las consultoras JD Power y LMC Automotive recogido por Reuters, que sitúan en 85,8 millones las ventas globales para el año, en el que se preveía una recuperación de los chips a partir del verano.

Business Insider España se ha puesto en contacto con la patronal de las empresas de automóviles que fabrican en España, Anfac, que han asegurado que no tienen datos en estos momentos sobre el impacto de la subida de precio de esta materia prima.

La situación refuerza a los fabricantes de coches eléctricos, ya que al no tener emisiones no requieren paladio, uno de los motivos por los que los observadores mundiales preveían que el precio de la materia prima fuera cayendo. Pero la guerra ha recalentado su cotización. 

Otros artículos interesantes:

La guerra entre Rusia y Ucrania agravará la escasez de semiconductores, ya que son los principales proveedores de materiales clave

La guerra también se libra en el mar Negro: es la principal vía de transporte y su cierre provocará una gran carencia de aluminio, cobalto, níquel y otras materias primas

La crisis de semiconductores no remitirá hasta la segunda mitad de 2022 y el sector automovilístico no se recuperará hasta 2023

Te recomendamos