¿Qué significa la invasión de Rusia en Ucrania para los mercados? 13 expertos en inversión responden

El presidente ruso Vladimir Putin y el presidente ucraniano Volodímir Zelenski.
El presidente ruso Vladimir Putin y el presidente ucraniano Volodímir Zelenski.

 Alexandra Beier/Stringer vía Getty Images; Alexei Nikolsky/Getty Images; iStock Photo; Vicky Leta/Business Insider

La invasión rusa de Ucrania tendrá un coste humano devastador, con docenas de muertos ya registrados y la OTAN condenando el asalto como un "brutal acto de guerra". También ha creado la mayor crisis geopolítica en Europa en al menos dos décadas, y potencialmente desde la Segunda Guerra Mundial.

Los mercados no han sido inmunes a la convulsión y los inversores tienen que aceptar que lo que era un peligro residual se ha convertido en una realidad.

Las acciones y los bonos se desplomaron al conocerse la invasión, el petróleo superó los 100 dólares el barril por primera vez desde 2014 y el oro se disparó hasta su precio más alto en más de un año.

Las criptomonedas también se desplomaron. El bitcoin cayó un 9% hasta un mínimo de un mes por debajo de los 35.000 dólares, y el éter cayó un 13% hasta unos 2.300 dólares. Los inversores alcistas están lidiando con el hecho de que el rendimiento del llamado "oro digital" está en realidad fuertemente ligado al mercado de valores.

Es mucho para los inversores, que ya se enfrentan a una serie de vientos en contra del mercado por la caída de las acciones growth [orientadas al crecimiento, como Tesla, Netflix o Amazon], las subidas de los tipos de interés de la Reserva Federal en Estados Unidos, una inflación en máximos en diferentes partes del mundo, o indicadores de miedo como el VIX que muestran una extrema volatilidad. 

En las últimas semanas, Business Insider ha hablado y escuchado a 13 expertos en inversión sobre la crisis entre Rusia y Ucrania. 

Han compartido sus puntos de vista sobre la posible respuesta de la Reserva Federal, los sectores y las materias primas a las que dirigirse, las operaciones a corto y largo plazo a realizar, y lo que significa la guerra para las criptomonedas como categoría de activos.

Esto es lo que debes saber.

¿Cuál es el impacto del mercado a nivel mundial?

Rusia es uno de los mayores productores de crudo y gas natural del mundo y, como resultado de los ataques a Ucrania, se espera que Rusia se enfrente a graves sanciones de Occidente sobre sus exportaciones de energía. 

Es probable que esto haga subir los precios de la energía, que ya están por las nubes.

El jueves, el Brent alcanzó los 100 dólares por barril al registrarse explosiones en al menos cinco puntos del país, incluida la capital, Kiev. 

El efecto dominó de la guerra de Ucrania para España: subida de la gasolina y los alimentos, menos turismo, varapalo al campo, más inflación y purga de las rentas bajas

Además, el crudo se encuentra ahora en una situación de "super backwardation", que denota un mercado de petróleo tenso, según un informe del 24 de febrero de la oficina principal de inversiones de UBS. Esta situación, en la que el precio del petróleo a corto plazo cotiza por encima del precio a largo plazo, se ve favorecida por la recuperación de la demanda de petróleo, la caída de los inventarios y la disminución de la capacidad excedente.

"Otro factor que probablemente respalde la situación de backwardation es que las refinerías buscan alternativas al crudo ruso por miedo a las sanciones, como se puede ver en el fuerte descenso del Ural frente al Brent", señala Giovanni Staunovo, estratega de UBS, en la nota.

"Mantenemos nuestras perspectivas positivas sobre el crudo y seguimos aconsejando a los inversores que asumen riesgos que añadan posiciones largas en contratos de petróleo de más larga duración en el Brent o que vendan los riesgos de precios a la baja del Brent", añade.

Se espera que la subida de los precios de la energía tenga el mayor impacto en el mercado mundial. Un informe de Deutsche Bank, del 22 de febrero, explicaba que si las tensiones se intensifican significativamente, los precios de la energía repercutirían en los márgenes y los beneficios de las empresas europeas, aunque el impacto variaría según el sector.

"En el escenario de mayor riesgo, asumimos un aumento de los precios del gas en un 50% y un aumento de los precios del petróleo y la electricidad en un 20%", afirmaba el estratega de Deutsche Bank Maximilian Uleer en la nota.

"Una guerra en toda regla en Ucrania, en la que se suspenderían las entregas de gas ruso a Europa, expondría a todos los sectores a impactos secundarios, que son las presiones inflacionarias y el deterioro general de las economías, según Uleer.

Los sectores más afectados serían las aerolíneas y, sorprendentemente, los productos básicos de consumo, según los analistas. Los sectores del petróleo y el gas y de los servicios públicos se beneficiarán probablemente de la subida de precios.

Por qué está Rusia atacando a Ucrania: 5 razones con las que Putin justifica la invasión

Algunos sectores no se verán afectados, como los servicios de comunicaciones, el sector inmobiliario, las tecnologías de la información y la sanidad, que están muy poco expuestos al aumento de los costes energéticos. La lista completa de exposiciones sectoriales puede encontrarse aquí.

Rusia es también un gran exportador de otras materias primas, como el trigo y el paladio, que probablemente también experimentarán una subida de precios.

"Los precios de los alimentos podrían verse afectados. Ucrania y Rusia se encuentran entre los 10 principales productores de trigo del mundo", afirma Uleer. "Además, los cuellos de botella ya existentes en la cadena de suministro de otras materias primas podrían empeorar".

¿Qué significa esto para la política de la Reserva Federal?

La Reserva Federal de Estados Unidos suele interrumpir sus principales decisiones políticas, como la subida de tipos o el endurecimiento de la política monetaria, en función de cuestiones geopolíticas significativas.

Dado que el banco central de Estados Unidos tiene previstas múltiples subidas de los tipos de interés este año para controlar la inflación, muchos inversores se preguntan si la Reserva Federal cambiará de rumbo.

En realidad no cambiará nada, según Randy Frederick, director gerente de operaciones y derivados del centro Schwab de investigación financiera.

El aumento de los precios de la energía y las materias primas simplemente se sumará a la oleada inflacionaria que la Reserva Federal está tratando de controlar.

El ataque de Rusia a Ucrania plantea una pregunta angustiosa: ¿Qué alcance tendría una bomba nuclear?

"La inflación está en máximos de 40 años, en todos esos ciclos anteriores de los que la gente está hablando, 2015 2019 y algunos otros, cuando la Fed se retiró de sus ciclos de ajuste, se hizo en un entorno de baja inflación", dice Frederick. "Ahora la Fed se ve obligada, creo, a mantener su iniciativa de endurecimiento porque tiene que controlar la inflación. Si la Fed afloja o retrocede en eso, la inflación podría seguir subiendo".

Los economistas de Goldman Sachs compartían una opinión similar en una nota del 23 de febrero.

"La situación actual es diferente a la de episodios pasados en los que los acontecimientos geopolíticos llevaron a la Fed a retrasar el endurecimiento o a suavizarlo, porque el riesgo de inflación ha creado una razón más fuerte y más urgente para que la Fed endurezca hoy que la que existía en episodios pasados", afirmaba en la nota el economista jefe de Goldman Sachs, Jan Hatzius.

"Con la aparición de algunos indicios de una dinámica problemática en los precios de los salarios y las expectativas de inflación a corto plazo ya elevadas, un nuevo aumento de los precios de las materias primas podría ser más preocupante de lo habitual", señala.

La única razón por la que la Reserva Federal podría cambiar de rumbo es para calmar a los mercados, según Marc LoPresti, codirector de The Strategic Funds Group, una empresa de inversión alternativa.

"La versión corta es cuál sería el impacto real en aquellas cosas que realmente están catalizando un clima inflacionario en este país y creo que a mí me costaría un poco identificarlas", afirma LoPresti.

¿Qué pasa con el enfoque a corto plazo? 

Los expertos aconsejan que adoptar una postura de riesgo cero podría ser la mejor manera de operar en este entorno.

Frederick, de Schwab, destaca los peligros de intentar aprovechar el flujo de noticias en torno a la energía.

"Imagina que tratas de comprar petróleo en este entorno y de repente se produce una solución diplomática en la próxima semana o dos, es decir, los precios del petróleo podrían caer en picado", afirma Frederick.

Alemania y Estados Unidos no van a disuadir a Putin con unas cuantas sanciones y cuentas bancarias congeladas: hace falta una alianza fuerte y democrática para frenar la guerra en Ucrania

"Otra posibilidad en este momento, es que Estados Unidos está tratando de llegar a un nuevo acuerdo nuclear con Irán y si eso sucede, es probable que el petróleo iraní salga al mercado abierto, lo que se sumaría a la oferta, lo que también podría causar una fuerte caída del crudo en este momento", señala.

"Hay muchas razones para ser un poco precavido al entrar en el mercado del petróleo, no digo que no pueda seguir subiendo", añade. "Pero cualquiera de esas cosas que podrían ocurrir harían que retrocediera con fuerza".

Bilal Hafeez, CEO y jefe de investigación de MacroHive, comparte sentimientos similares en una nota fechada el 24 de febrero.

"En términos de operaciones, mi tendencia es mantener un riesgo bajo, ya que estamos expuestos a los titulares de los movimientos de los tanques y a los anuncios de sanciones", afirma Hafeez en la nota. "Una operación que podría funcionar es la de ir en corto en PLN/CHF: Polonia sufre por su geografía y su dependencia del petróleo, mientras que el CHF se beneficia de los flujos de refugio".

Hacia el final de la jornada del jueves, los mercados de riesgo protagonizaron un rebote intradía, e incluso el S&P 500 acabó cerrando con una subida del 1,5%.

Los analistas de UBS consideran que esto es una razón para mantener la precaución a corto plazo, según una nota del 25 de febrero.

"La recuperación del VIX y la alta volatilidad intradía son señales de que el mercado seguirá siendo inestable y coherente con nuestra previsión de que los riesgos y la volatilidad serán mayores en el primer semestre; seguimos siendo cautos y no queremos comprar ante un calendario de eventos macroeconómicos repleto antes del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal", afirma Stuart Kaiser, estratega de UBS, en la nota.

¿Qué pasa con el posicionamiento a largo plazo?

Es tentador vender acciones en tiempos turbulentos como estos. Pero el CIO de Morningstar Investment Management, Dan Kemp, subraya que es importante conservar las inversiones.

A nadie le gusta perder el 50% de sus ahorros y eso puede llevar a los inversores al modo de "protegerse primero", explica en una reciente nota de investigación. "Se mantienen bajos los costes y la rotación, que son rasgos notables que, en última instancia, beneficiarán a los inversores a largo plazo".

El jefe de inversiones de UBS, Mark Haefele, también desaconseja vender por pánico, señalando que esto podría causar una caída más permanente.

"Históricamente, las conmociones geopolíticas sólo han sacudido los mercados financieros de forma relativamente breve", señaló en enero. "Más que el acontecimiento en sí, ha sido la reacción exagerada de los inversores la que ha supuesto el mayor riesgo para las carteras".

'Ransomware', criptoactivos y noticias falsas: las armas de Rusia ante las sanciones por invadir Ucrania, cuyas consecuencias también te afectarán

Haefele señala la guerra entre Irán e Irak de 1979, la guerra civil libia de 2011 y las pruebas de misiles de Corea del Norte de 2016 como ejemplos de conmociones geopolíticas que no desencadenaron un mercado bajista para el petróleo.

Aunque es importante mantener las inversiones, los gestores senior de carteras de Exencial Wealth Advisors, Randy Farina y Pete Trontis, afirman que la combinación de guerra, alta inflación y aumento de la inflación hace más atractivo un planteamiento enfocado hacia el value a largo plazo.

"Siempre estamos dispuestos a aprovechar las oportunidades que estos tiempos volátiles pueden presentar", explicaba Trontis a Business Insider en una reciente entrevista. "Los inversores tienden a reaccionar de forma exagerada en tiempos de alta volatilidad, echando al bebé por la borda, y es más probable que un inversor disciplinado pueda hacerse con algunos chollos por el camino".

Farina y Trontis son inversores en valor intrínseco, lo que significa que deciden qué acciones comprar basándose en un enfoque puramente matemático. Destacan las empresas de semiconductores y los valores que vuelven a abrir sus puertas tras los confinamientos como dos sectores que parecen atractivos en este momento.

Kemp también se muestra partidario de actuar dentro de un marco riguroso de valor.

"Es similar a la analogía del 'Sr. Mercado' respaldada por Benjamin Graham y Warren Buffett, en la que un humano emocional puede vender a menudo a precios que no reflejan el valor subyacente", afirma. "Este enfoque es lógicamente sólido, pero requiere un marco racional y una disciplina aplicada".

¿Y las criptomonedas?

Los inversores no lograron encontrar un respiro en los mercados de criptomonedas el jueves.

Mientras el oro subía a su precio más alto en más de un año, el bitcoin (BTC), que es visto por algunos como "oro digital" debido a su escasez, cayó un 9%.

En tiempos de volatilidad e incertidumbre, el bitcoin se correlaciona cada vez más con activos de riesgo, como las acciones, en lugar de con refugios seguros, como los bonos y el oro.

Los defensores del bitcoin sostienen que los inversores no deberían fijarse en la correlación entre activos en estos breves periodos de volatilidad.

"No se puede calcular la correlación a corto plazo", dice Mark Yusko, gestor de hedge funds, a Business Insider. "Las matemáticas no salen. Y entonces sí, es cierto que en tiempos de estrés, 'todas las correlaciones van a la par'".

Yusko cree que el actual fenómeno de correlación se reduce a un exceso de apalancamiento en el sistema.

Alerta por el aumento de secuestros a los dueños de criptomonedas y NFT

Cuando las acciones caen en estas condiciones, se crean márgenes de beneficio en los que los actores no sólo tienen que liquidar las acciones para cubrir sus posiciones en la renta variable, sino también las de otros activos como el bitcoin y los bonos, lo que lleva a que las correlaciones en los mercados sean más estrechas.

La correlación del bitcoin con la renta variable es de 0,15 durante largos periodos de tiempo", afirma Yusko. "Algunas semanas, algunos meses, sube, pero a largo plazo, sigue siendo 0,15, y con los bonos es 0".

Pero sigue siendo difícil no notar el problema de la correlación, ya que el bitcoin se promociona como "protección contra la inflación" y "oro digital".

LoPresti, de Strategic Funds, también es un entusiasta del bitcoin, pero admite que aún no ha demostrado ser una protección contra la inflación y que puede tardar en serlo. Dice que los inversores no deberían esperar que se convierta en una defensa contra la inflación en los próximos trimestres, pero que acabará por hacerlo, especialmente si la inflación se convierte en estructural.

"Seguimos teniendo una perspectiva alcista sobre el bitcoin en particular para 2022", dice LoPresti. "Creemos que vamos a terminar el año sustancialmente más alto de lo que empezamos el año ... los activos siempre recogen el valor de su escasez, el 100% de las veces con el tiempo, es sólo una cuestión de cuál será ese período de tiempo."

Cory Klippsten, CEO de Swan Bitcoin, declara a Business Insider que le atrae el bitcoin porque es "una protección contra todo el sistema financiero". 

Dice que el bitcoin es "antifrágil", ya que se alimenta de la volatilidad, buena o mala, lo que atrae a la gente a aprender más sobre el activo. Pero en escenarios de crisis, como la invasión rusa de Ucrania, suele ser demasiado tarde para aprovecharlo como refugio contra el sistema.

"Es necesario estar preparado mucho antes de que se produzca la crisis", afirma Klippsten. "Y creo que vemos pruebas de lo mismo con estas colas frente a los cajeros automáticos en toda Ucrania".

"Si no estabas preparado antes, es imposible ponerte al día durante una crisis", añade. "Así que el momento de prepararse es mucho antes de que llegue la crisis".

Otros artículos interesantes:

Varios países de Europa del Este han activado el artículo 4 de la OTAN: esto es lo que significa

"Estamos aquí, no vamos a bajar las armas": el presidente de Ucrania rechaza huir de Kiev ante el avance de Rusia

¿Cuál es el problema de Ucrania y Rusia? Claves para entender por qué Putin ha comenzado la guerra

Te recomendamos