La guerra en Ucrania dispara el petróleo y ya se nota en el surtidor: el precio de la gasolina puede superar los 2 euros por litro, según los expertos

Una persona mete billetes en el depósito de gasolina.

gettyimages

Desde el estallido de la guerra entre Rusia y Ucrania, los precios del petróleo se han disparado en las últimas jornadas, llegando incluso a superar la barrera de los 110 dólares en el caso del Brent, barril de referencia en Europa.

También, el barril West Texas (WTI), de referencia en Estados Unidos, ha superado los 109 dólares, niveles que no se veían en el mercado desde el año 2014.

El mercado de oro negro ha ido recuperando niveles importantes desde la propagación del coronavirus, ya que a medida que se reabría la economía, la demanda de petróleo era mayor

Ahora, la duda es dónde se puede frenar toda esta escalada y cómo afectará a los productos derivados como la gasolina, que en España sigue en niveles de récord por encima de los 1,6 euros el litro.

,,,,,,,,,,,

Los expertos consideran que el posible frenazo dependerá de la prolongación de la guerra en Ucrania y, posteriormente, de la actuación de los bancos centrales. La razón es que ahora mismo están debatiendo subir los tipos de interés para controlar una inflación que marca ya máximos que no se habían visto en los últimos 40 años.

Según cuenta a Business Insider España Rafael Ojeda, analista macro senior en Fortage Funds, el precio del petróleo tan alto responde a las “presiones entre la oferta y la demanda” y a que los países de la OPEP “están siendo incapaces de producir más petróleo en la coyuntura actual”.

“La demanda sigue creciendo al calor de que la pandemia se va superando… Al no poder incrementarse la oferta y sí la demanda el precio se dispara”, resume Ojeda.

Los analistas coinciden en que, a la escalada del precio de los últimos meses desde la reapertura después de lo peor de la pandemia, se une ahora la incertidumbre por la invasión rusa de Ucrania.

Entre las tendencias de largo plazo, la descarbonización de la economía es la principal, que ha implicado una bajada en la inversión en nuevos proyectos de exploración”, comenta para Business Insider España Ramiro Martíenz-Pardo, CEO y Cofundador de HeyTrade

Algunos analistas anticipaban desde hace tiempo que se podrían estar sembrando las bases de un gran ciclo del petróleo que llevase el precio a nuevos máximos históricos.

“Si a ello le unimos la invasión rusa y la muy fuerte respuesta vía sanciones de los países occidentales y sus aliados, tenemos el caldo de cultivo perfecto para esperar que pueda seguir subiendo, sin que sea posible marcar ningún techo (algunos analistas hablan incluso de 200 dólares para el barril WTI)”, añade Martínez-Prado.

Diego Morín, analista de IG, destaca que el petróleo sirve para los bancos centrales como referente de inflación, y más después de las continuas inyecciones de liquidez de los propios bancos centrales.

Sobre el precio objetivo del petróleo, algunos bancos de inversión hablaban de 120 dólares el barril y probablemente, profundiza Ojeda, lo pueda “superar incluso con creces”.

“Ahora bien, la escalada de tensiones entre Ucrania y Rusia desembocando en un conflicto bélico, ha sido la puntilla que necesitaba el petróleo para irse por encima de los 100 dólares, cuyo objetivo en próximas sesiones será perforar los máximos del año 2014. Esto significaría la conquista de los 116 dólares por barril y el primer techo que podría tener”, vaticina Morín.

Para Ojeda, la única manera de controlar el precio del combustible a la hora de aplicarlo al consumo privado va a llegar exclusivamente con “una contención de la base impositiva con una bajada temporal del impuesto de hidrocarburos”.

La repercusión en el precio de la gasolina

Irremediablemente, el ciudadano de a pie se pregunta si esta previsión de mayores alzas del petróleo terminará redundando en mayores costes al llenar el depósito de coches tanto de gasolina como de diésel. Y, efectivamente, los expertos no son optimistas con lo que está por venir.

“Terminará afectando a los precios de los combustibles, con posibilidad de ver en España los surtidores marcando la cifra de 2 euros por litro de gasolina, ya que si continuamos con la situación actual de conflicto, la reducción de la oferta por parte de Rusia desemboca en mayores presiones alcistas para el petróleo, de ahí que podamos ver mayores alzas en los surtidores”, expone Morín.

En opinión de Martínez-Pardo, que el precio de la gasolina escale en España a los 2 euros es una opción “muy posible”, lo cual debería hacer que Moncloa tomase cartas en el asunto, al menos de manera temporal.

“La única manera de controlar el precio del combustible a la hora de aplicarlo al consumo privado va a venir exclusivamente con una contención de la base impositiva con una bajada temporal del impuesto de hidrocarburos”, analiza Ojeda.

No obstante, esto es una medida que no cala en todos los expertos por el impacto que puede tener al largo plazo.

“Veremos también presión a los gobiernos para reducir impuestos o aplicar incentivos que amortigüen esa subida… Si cediesen a esa presión, lo que en nuestra opinión sería un error, a largo plazo sería incluso una señal alcista mayor al permitir que la demanda siguiese creciendo y no se ajustase”, alerta Martínez-Pardo.

Otros artículos interesantes:

La guerra en Ucrania ya impacta en la bolsa española: los índices se desploman y el petróleo escala hasta los 100 dólares

La guerra en Ucrania tiene un impacto indirecto en tu bolsillo: 4 materias primas que se están viendo afectadas por el conflicto

Warren Buffett, Elon Musk y otros 10 inversores y empresarios encienden las alarmas sobre la inflación: los precios seguirán subiendo y hay riesgo de colapso

Te recomendamos