Pasar al contenido principal

La alfombra roja de los Globos de Oro 2018 se viste de negro: ¿por qué?

Oprah Winfrey posa vestida de negro y con su premio Cecil B. de Mille en los Globos de Oro de 2018.
Oprah Winfrey posa vestida de negro y con su premio Cecil B. de Mille en los Globos de Oro de 2018. Michael Kovac/Getty Images

Tres. Solamente tres invitadas de las cientos, sino miles, que se pasearon por la alfombra de los Globos de Oro de 2018 no vistieron de color negro, de riguroso luto. Luto, solidaridad, igualdad en una alfombra roja teñida de negro que ha logrado que (además de cine y de series) se hable de lo que se tiene que hablar: de los abusos sexuales de Hollywood, destapados a partir del caso (de los muchos casos) del productor de Harvey Weinstein el pasado octubre. Todo gracias, claro, a otras muchas mujeres y especialmente al movimiento Time's Up.

La protagonista de Juego de Tronos, Emilia Clarke; las mujeres de Big Little Lies (Laura Dern, Nicole Kidman, Reese Witherspoon); la reina de The Crown, Claire Foy; la criada Elisabeth Moss… y muchas otras como Penélope Cruz, Angelina Jolie, Sarah Jessica Parker, Jessica Chastain, Helen Mirren, Dakota Johnson, Viola Davis o Catherine Zeta-Jones han vestido completamente de negro. Ellos, que también suelen ir de negro, quisieron apoyar la iniciativa con un extra: la camisa. Ricky Martin, Zac Efron, Guillermo del Toro, Robert Pattinson o Kit Harington se apuntaron a ella para demostrar su férreo apoyo a sus compañeras.

CONSULTA: Palmarés completo de los Globos de Oro 2018

Incluso el presentador de la gala, Seth Meyers, quiso arrancar con un "Buenas noches damas y restantes caballeros", haciendo un guiño al movimiento que teñía inevitablemente la sala.

Vestir de color negro ha sido una iniciativa del movimiento Time's Up (Se acabó el tiempo), fundado hace apenas unas semanas y por el que 300 mujeres de Hollywood han tratado de hacerse oír, y no hay duda de que lo han conseguido. Entre los nombres de calado están los de Jennifer Aniston, Reese Witherspoon, Emma Watson, America Ferrara, Eva Longoria, Natalie Portman o Rashida Jones. La lista es larga y los apoyos, como se ha visto en los Globos, infinito.

Esas actrices, junto a otras muchas mujeres, que publicaron una carta abierta en The New York Times el 1 de enero, han creado un fondo de 11 millones de dólares para ayudar a otras. Y ahora han hecho que el mundo ponga los ojos en una de las alfombras rojas más escrutadas del mundo.

Así, este año ha habido poca frivolidad al preguntar sobre de qué diseñador era el vestido, y mucho menos ha habido, como en otras ocasiones, cámaras para analizar los looks o incluso para revisar al dedillo las manicuras. Este año las entrevistas de la alfombra roja hablaban de feminismo, de igualdad salarial y de sororidad –la solidaridad entre mujeres en un mundo de hombres–.

Una de las mujeres más poderosas de la industria del entretenimiento, la productora, actriz y presentadora Oprah Winfrey, recogió el premio Cecil B. De Mille en los 75º Globos de Oro por toda su carrera, y pronunció un discurso que terminó de visibilizar un asunto nunca suficientemente visible.

"Estoy orgullosa de todas las mujeres que se han sentido fuertes y con el poder de compartir las historias personales. Todas nos hemos convertido en historia", ha afirmado Winfrey, hablando de que esta "no es solo una historia del mundo del entretenimiento", sino que trasciende términos como la edad o la raza. Ella, por supuesto, también vestía de negro. "Que todas las niñas que nos ven ahora tienen que saber que hay un nuevo día a punto de empezar, y que cuando ese día amanezca será gracias a muchas mujeres".

El palmarés, quizá el que más inadvertido ha pasado de los últimos años dado el poder del trasfondo de la gala, también ha sido eminentemente femenino. En series, han ganado tres títulos en los que mujeres poderosas, independientes y solidarias son protagonistas: la inquietante distopía El cuento de la criada (drama, de HBO)la poderosa y divertida The Marvelous Mrs. Maisel (comedia, de Amazon) y la serie sobre solidaridad femenidad Big Little Lies (miniserie, de HBO) han sido las ganadoras.

En el apartado de cine, además de Guillermo del Toro como director, triunfan dos películas sobre mujeres: en drama Tres anuncios en las afueras, sobre una mujer (Frances McDormand, otra premiada de la noche) que lucha por conocer los motivos del asesinato de su hija, y en comedia Lady Bird, dirigida por Greta Gerwig, sobre una adolescente (Saoirse Ronan, que también se ha llevado galardón) en la California de los primeros 2000, la película más valorada de la historia por la web Rotten Tomatoes. 

Te puede interesar