Los beneficios de Ryanair se disparan en el último trimestre hasta los 211 millones y la aerolínea anticipa un buen año por la demanda acumulada de viajes

Avión de Ryanair
  • Ryanair gana 211 millones de euros en su tercer trimestre gracias al fuerte impacto tráfico de Navidad.
  • La aerolínea irlandesa de bajo coste ingresó un 57% más que en 2021 hasta alcanzar los 2.310 millones de euros.

Ryanair registró un beneficio neto de 211 millones de euros en los 3 últimos meses de 2022 —correspondientes a su tercer trimestre fiscal— frente a las pérdidas de 96 millones cosechadas en el mismo periodo del año anterior, según los resultados publicados por la aerolínea este lunes. 

El resultado estuvo en línea con la estimación de consenso de un beneficio de 200 millones de euros en una encuesta de la compañía entre los analistas. 

La compañía aérea irlandesa ingresó 2.310 millones de euros entre octubre y diciembre en comparación con los 1.470 millones del mismo trimestre de 2021, es decir, un 57% más.

Además de la temporada alta de vacaciones de Navidad y Año Nuevo, la aerolínea cita la fuerte demanda de viajes con tarifas más elevadas (+14% respecto a antes de la pandemia) como factores que han influenciado en este incremento de los ingresos.

La CNMC da la razón a las aerolíneas, que no tendrán que hacer frente a la subida de tasas propuesta por Aena

Ryanair voló con 38,4 millones de pasajeros en los tres últimos meses de 2022 (un 24% más que hace un año) y espera transportar 168 millones de pasajeros en el año fiscal hasta el 31 de marzo, muy por encima de su anterior récord anual de 149 millones alcanzado antes de la irrupción del COVID-19.

Michael O'Leary, CEO de Ryanair, señala en el comunicado que la aerolínea ha conseguido "fuertes ganancias de cuota de mercado en mercados clave de la UE, al operar el 112% de su capacidad anterior al covid durante los 9 primeros meses del ejercicio 2023". 

Según detalla, los aumentos "más notables" se han producido en Italia (del 26% al 40%), Polonia (del 27% al 38%), Irlanda (del 49% al 58%) y España (del 21% al 23%).

La aerolínea de bajo coste reitera su previsión de un beneficio después de impuestos de entre 1.325 millones y 1.425 millones de euros para el conjunto de su año fiscal, que finaliza el 31 de marzo. 

Esta cifra es superior a la pronosticada hace unas semanas de entre 1.000 y 1.200 millones de euros, citando la demanda acumulada de viajes después de que se levantaran los confinamientos por el COVID-19 en todo el mundo.

"Con el regreso de los turistas asiáticos y la fortaleza del dólar, que anima a los estadounidenses a explorar Europa, estamos observando una fuerte demanda de vuelos para Semana Santa y el verano de 2023″, señalan en el comunicado.

En este tercer trimestre fiscal, la deuda neta de Ryanair era de 960 millones de euros (a final de marzo era de 1.450 millones de euros), a pesar de una inversión de 1.270 millones de euros. El objetivo de la irlandesa es que el balance vuelva a tener una deuda prácticamente nula en abril de 2024.

Los costes de explotación aumentaron un 36%, hasta los 1.150 millones de euros, impulsados por el aumento de los costes de combustible (+52%, hasta 90.000 millones de euros), el restablecimiento de los salarios de la tripulación y el crecimiento del tráfico.

Los costes de explotación sin combustible aumentaron un 26%, ligeramente por encima del tráfico, y los costes unitarios en lo que va de año son de 30 euros por pasajero (en línea con hace un año, cuando eran 32).

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.