Pasar al contenido principal

Samsung podría lanzar el Galaxy X en 2018: 7 cosas que esperamos de un móvil plegable

Samsung Galaxy X Imagen
Samsung

Durante años se ha rumoreado que Samsung estaba trabajanado en un móvil plegable llamado Galaxy X. Ese proyecto sigue siendo igual de misterioso que siempre, pero podría salir al mercado a lo largo de este año.

Samsung ha hablado públicamente sobre sus planes de fabricar pantallas flexibles con motivo de la presentación de los resultados financieros del cuarto trimestre de 2017, lo que ha provocado que muchos entusiastas del mundo de la tecnología se pregunten si ha llegado la hora del lanzamiento del Galaxy X.

A continuación recopilamos todo lo que sabemos del Galaxy X, el supuesto móvil plegable de Samsung.

Una pantalla más grande

Monitor ultrapanoramico Samsung
El monitor ultrapanorámico de Samsung trabajando con múltiples ventanas a la vez. Business Insider/Antonio Villas-Boas

Muchos apuntan a que un móvil plegable daría la opción a los usuarios de contar con pantallas más grandes. Muchas patentes y prototipos de Samsung nos hacen pensar en un dispositivo que se abre y se cierra hacia dentro como si fuera libro, o que lo hace hacia abajo como si fuera un bloc de notas.

Muchos prototipos del Galaxy X apuntan a que el móvil tendría el mismo tamaño de pantalla que una tablet, pero la pantalla se podría dividir en dos que pudieran actuar de manea independiente o como un único panel.

Samsung ha demostrado aproximaciones de este tipo en otros productos, como su gigantesco monitor de 48 pulgadas ultrapanorámico que se puede ver en la fotografía superior. Por otro lado, un móvil con pantalla plegable podría servir para hacer el dispositivo más compacto, como los antiguos teléfonos con tapa.

Una especie de protector de pantalla integrado

iPhone pantalla rota
Una pantalla de iPhone rota. Jeff Turner / Flickr (CC)

Un smartphone que se pliega hacia adentro podría servir como su propio protector de pantalla, dependiendo eso sí del material elegido para la capa exterior.

Sin embargo, sería una historia completamente diferente y probablemente más dolorosa para el usuario si el dispositivo se cayera abierto boca abajo.

Podría ser más voluminoso que la mayoría de móviles modernos

Zte Axon M
El ZTE Axon M. Business Insider/Antonio Villas-Boas

La mayoría de fabricantes de smartphones llevan años en la carrera por diseñar móviles cada vez más delgados y ligeros. Sin embargo, un smartphone plegable probablemente sea más pesado y voluminoso que el resto de dispositivos actuales.

Un buen ejemplo es el ZTE Axon M, el primer móvil plegable del mercado. El terminal, compuesto por dos pantallas conectadas por una bisagra mecánica, es considerablemente más grueso que el Samsung Galaxy S8.

Actualmente no está claro cómo de grueso sería un dispositivo con una pantalla plegable. En términos de peso, podría situarse más cerca de lo que pesa una tablet que de un teléfono móvil.

Lo más probable es que sea caro

Precio Galaxy S8
El precio del Samsung Galaxy S8. Samsung

Las introducción de última tecnología tiende a encarecer el precio de los smartphones. 

En los últimos años, los consumidores han visto cómo el precio de partida del último modelo de iPhone ha pasado de los 699 euros hasta los 1.159 euros, en parte porque Apple ha pasado de apostar por pantallas LCD a pantallas OLED, y los teléfonos móviles de Samsung con pantalla curvada también han aumentado considerablemente de precio.

No está claro lo que podría costar el móvil plegable de Samsung, pero como referencia, el smartphone más caro de la compañía surcoreana a día de hoy, el Galaxy Note 8, se vende a partir de 1.010,33 euros.

Aún así, hay muchas cosas que tener en cuenta para fijar el precio del Galaxy X, incluyendo la memoria RAM, la capacidad de almacenamiento o los materiales de construcción.

Hay muchos problemas que no podemos predecir

Samsung Bixby
Un Samsung Galaxy S8 con el asistente inteligente de la empresa, Bixby, en la pantalla de inicio. Hollis Johnson

Las nuevas tecnologías casi siempre tienen problemas que no se manifiestan hasta que el producto está en el mercado y millones de personas tienen la oportunidad de probarlo con sus manos.

No se sabe a ciencia cierta qué podría salir mal en un dispositivo con una pantalla que se puede doblar por la mitad, pero lo cierto es que si existen problemas la gente no tendrá reparos en expresarlos abiertamente. (¿Deberíamos acuñar el término "screengate" ahora o hacerlo más adelante?)

El panel Edge de Samsung podría quedar obsoleto

galaxy note edge
Business Insider

Es probable que Samsung abandone en el Galaxy X su exclusivo diseño con pantalla curvada y, por consiguiente, con las correspondientes características a nivel de software asociadas al panel Edge: es poco probable que el móvil tenga a la vez una pantalla plegable y bordes curvados.

El panel curvado de Samsung sirve fundamentalmente como una segunda pantalla que aloja accesos directos a aplicaciones y otras funciones de productividad. Pero está limitado porque los usuarios no pueden acceder al mismo tiempo a la pantalla principal.

Un móvil plegable podría contar con más aplicaciones en la pantalla de inicio y mejorar el modo multitarea.

Una disponibilidad inicial extremadamente limitada

Galaxy Round
El Samsung Galaxy Round con pantalla OLED curvada. Samsung

Samsung podría lanzar su móvil plegable como un prototipo de mercado con disponibilidad limitada, utilizándolo como banco de pruebas para futuros productos que puedan tener más opciones de impresionar a los usuarios.

Samsung ya lo ha hecho en el pasado, lanzado por ejemplo el Samsung Galaxy Round en 2013. Aquel dispositivo fue el primer intento de Samsung en tener un smartphone con pantalla curva, pero fue exclusivo para unos determinados mercados asiáticos. 

Al año siguiente como continuación del Galaxy Round, Samsung lanzó el Galaxy Note Edge que contaba con un único borde curvo en el costado derecho. Y se convirtió en la referencia para los siguiente dispositivos con pantalla curvada del mercado.

Si Samsung tomara un rumbo similar con el móvil plegable Galaxy X, su disponibilidad también podría quedar limitada a ciertos mercados asiáticos, como el coreano o el chino. Y si el dispositivo no es bien recibido, podría terminar fácilmente olvidado como pasó con el Galaxy Round.

Te puede interesar