Pasar al contenido principal

Sánchez advierte tras la exhumación de Franco que el Valle de los Caídos o las fosas de víctimas de la guerra son "infamias" a reparar "más pronto que tarde"

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones
REUTERS/Sergio Perez

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha comparecido en Moncloa minutos después de que las labores de exhumación y reinhumación del dictador Francisco Franco se hayan completado. "España cumple consigo misma", ha advertido.

Del mismo modo, también se ha referido al Valle de los Caídos o a los cientos de fosas comunes con víctimas de la guerra civil "desperdigadas por el territorio": unas "infamias" que tendrán que ser "reparadas más pronto que tarde".

A juicio de Sánchez, con la exhumación de Franco que ha tenido lugar durante la mañana de este jueves "se cumple con el mandato del Parlamento, con una sentencia del Tribunal Supremo y con un compromiso del Gobierno de España".

No obstante, ha destacado que sobre todo se cumple y se "pone fin" a "una afrenta moral", "como lo es el enaltecimiento a la figura de un dictador en un espacio público". "Este es un paso más a la reconciliación que solo puede descansar en la democracia y en la libertad".

El presidente en funciones ha incidido en que "la democracia" se ha "prestigiado" ante los ojos de españoles "y del mundo" porque con la exhumación del dictador también se cumple con recomendaciones de organismos internacionales como la ONU.

"Nos costó mucho deshacernos de un régimen represor y nos ha llevado casi lo mismo apartar los restos de su artífice del espacio público", ha lamentado.

Sánchez también ha considerado que la España "de hoy" mantiene "una deuda" con las familias de aquellos "que lucharon también en los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial". "También con los que se vieron obligados al exilio hace 80 años, y con los españoles perseguidos y humillados durante décadas por sus ideas".

También ha resaltado que la permanencia de Franco en el Valle "era un agravio a la democracia española" y considera que esta decisión era "una obligación de las generaciones que no vivieron bajo el drama de la Guerra Civil y del franquismo". "Rendimos tributo a las generaciones pasadas".

Por su parte, el presidente también se ha referido a la próxima reapertura del Valle, ya sin el sepulcro del dictador. "Quienes vayan se encontrarán con un lugar distinto, porque quiénes allí yacen son ya todos víctimas. Solo víctimas".

"Cuando el Valle de los Caídos vuelva a abrir sus puertas, simbolizará algo distinto. Simbolizará el recuerdo de un horror que no debe repetirse jamás".

Y además