Pasar al contenido principal

Cambiar la iluminación de las ciudades por sistemas inteligentes ahorraría 15.000 millones de dólares en la factura eléctrica

nuevas farolas led
  • Según un estudio de la firma de análisis Juniper Research, el número de sistemas de iluminación inteligente en las ciudades crecerá un 42% anual de aquí a 2023.
  • Las implementaciones de alumbrado público inteligente provocarán 15.000 millones de dólares en ahorros de energía acumulados para las ciudades entre 2019 y 2023.
  • Los expertos creen que si estas farolas se incorporan en una plataforma abierta se podría conseguir que la iluminación de las calles actuara como un punto central para los servicios adicionales de smart city, como la seguridad pública y el transporte inteligente.

Cuando hablamos de un futuro hiperconectado e inteligente, éste comprende todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida cotidiana. Incluso hasta algo tan mundano, imprescindible y al mismo tiempo casi inadvertido para nosotros como es la iluminación urbana.

Así, al calor del paradigma de las ciudades inteligentes, muchos ayuntamientos ya han realizado proyectos piloto para crear sistemas de Smart Lightning, de modo que las lámparas LED de las farolas puedan encenderse y apagarse a discreción, ajustarse a las necesidades reales de luz o al tráfico de personas y vehículos en tiempo real.

Pero, sin duda, el verdadero despegue de esta tendencia lo viviremos en los próximos cursos. Según un estudio de la firma de análisis Juniper Research, el número de sistemas de iluminación inteligente en las ciudades crecerá un 42% anual de aquí a 2023, llegando a las 70 millones de farolas conectadas en todo el mundo para dentro de un lustro.

Y lo que es más: estas farolas de nuevo cuño solo traerán ventajas a juicio de los expertos. En ese sentido, el documento detalla que las implementaciones de alumbrado público inteligente provocarán 15.000 millones de dólares en ahorros de energía acumulados para las ciudades entre 2019 y 2023.

Por si fuera poco, los analistas de Juniper Research creen que si estas farolas se incorporan en una plataforma abierta se podría conseguir que la iluminación de las calles actuara como un punto central para los servicios adicionales de smart city, como la seguridad pública y el transporte inteligente. 

Plataformas (diseñadas principalmente por Siemens, Oracle, IBM, Huawei o Itron) que configurarían lo que los expertos llaman una "primera etapa de la ciudad inteligente" sobre la que ir construyendo nuevas y más complejas soluciones que mejoren nuestra vida cotidiana en las ciudades e iluminen nuestra existencia.

Y además