Pasar al contenido principal

Los mayores antivirus del mundo se unen para combatir el stalkerware, el espionaje informático con el que los acosadores pueden acceder a tu móvil

Alex Lawther en un capítulo de Black Mirror.
Alex Lawther en un capítulo de Black Mirror. Laurie Sparham/Netflix
  • Antivirus como Kaspersky o Norton aúnan fuerzas con entidades y fundaciones contra la violencia doméstica y machista para acabar con el stalkerware.
  • Este stalkerware es un tipo de aplicación informática que permite monitorizar teléfonos ajenos, y suelen ser empleados por detectives privados pero también por acosadores.
  • La mayoría de las víctimas de este tipo de apps son mujeres, y esta nueva Coalición contra el Stalkerware pretende unificar criterios y redactar códigos de buenas prácticas para frenarlo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un virus informático puede servir a múltiples propósitos, desde gastar una simple broma a atacar equipos y bloquear redes informáticas. Una app de stalkerware —también conocido como spouseware— sirve para un fin mucho más perturbador: espiar. Y algunos advierten, por si cabía alguna duda, de que es un fenómeno que afecta especialmente a las mujeres.

Este tipo de utilidades tratan de instalarse en el teléfono móvil y permanecer ocultas de cara al usuario. Pueden registrar mensajes, llamadas, e incluso trazar tu forma de deslizar el dedo sobre la pantalla táctil. Por supuesto, también pueden detectar en todo momento tu geolocalización.

No en vano, este tipo de programas informáticos son habituales en el ámbito de los detectives privados. O en el de los acosadores.

Leer más: Cientos de millones de usuarios de móviles Android en riesgo de ser grabados en secreto

Por este mismo motivo, una decena de empresas de ciberseguridad e importantes antivirus conocidos a nivel mundial han decidido formar una alianza. El objetivo es aúnar esfuerzos para combatir este tipo de software, tanto compartiendo diagnósticos y experiencias como redactando códigos de buenas prácticas.

Así lo han explicado medios como The Next Web o la propia Kaspersky, que forma parte de la alianza, en un post publicado en su página web.

Además de este antivirus, se han sumado otros programas u organizaciones sin ánimo de lucro como Avira, la Electronic Frontier Foundation, G Data, Malwarebytes, NortonLifeLock, Weisser Ring; y otras entidades contra la violencia machista, como la National Network to End Domestic Violence o Work with Perpetrators of Domestic Violence.

No en vano, en sus principios fundamentales la coalición advierte que los programas de stalkerware se pueden ligar a "regímenes opresivos de todo el mundo" y a violaciones de los derechos humanos, pero también es un fenómeno "de género", como está ocurriendo en otros ámbitos como el de los deepfakes.

"Aunque es necesario realizar más investigaciones en la naturaleza de género que tiene el uso de programas de stalkerware, los datos disponibles dibujan un claro cuadro en el que la mayoría de las víctimas de este abuso tecnológico son mujeres, mientras que la mayoría de los perpetradores son hombres", incide la Coalición en su página web.

Leer más: Los hackers se han vuelto tan sofisticados que solo en la última década han robado casi 4.000 millones de datos: estos son los hackeos más graves de los últimos 10 años

Por qué los antivirus tienen un problema con el stalkerware

La propia Kaspersky ha explicado en su blog oficial que este tipo de aplicaciones suponen un auténtico quebradero de cabeza para las empresas de ciberseguridad y antivirus. A pesar de los fines ilícitos para los que pueden ser empleadas, en muchos países su venta no es ilegal y su uso está en un limbo legislativo.

Por ejemplo, hay programas de control parental que podrían considerarse stalkerware si las compañías de antivirus no comparten o conforman un criterio único. Un trabajo que asume, desde ahora, la Coalición contra el Stalkerware.

Y además