El preciado megacohete Starship de Elon Musk estalla en una bola de fuego en su primer intento de lanzamiento al espacio

Kate Duffy,
Marianne Guenot,
Imágenes del lanzamiento y la explosión de Starship.
Imágenes del lanzamiento y la explosión de Starship.

SpaceX/Business Insider España

  • SpaceX ha lanzado Starship, el cohete más alto y potente del mundo, hacia la órbita por primera vez. El megacohete ha explotado casi 3 minutos después del despegue, un resultado que Elon Musk había previsto.
  • La NASA quiere que Starship aterrice astronautas en la Luna; Musk quiere que construya una ciudad en Marte.

El megacohete Starship de SpaceX ha estallado en una bola de fuego durante su primer intento de puesta en órbita este jueves 20, lo que añade otro incidente a la explosiva historia del cohete.

Los planes más grandiosos de Elon Musk giran en torno a Starship, que promete ser el cohete más alto, más potente y el único totalmente reutilizable que se haya lanzado jamás.

Musk fundó SpaceX con el objetivo de abaratar los vuelos espaciales lo suficiente como para establecer un asentamiento humano permanente en Marte. Starship es el cohete que debe hacerlo posible.

El cohete Starship se muestra aquí a pocos minutos de su primera ventana de lanzamiento.
El cohete Starship se muestra aquí a pocos minutos de su primera ventana de lanzamiento.

SpaceX

Sentado sobre su propulsor de acero inoxidable Super Heavy, este Starship —llamado Ship 24— se ha alzado a casi 400 pies (unos 122 metros) de altura en la plataforma de lanzamiento orbital de la compañía, recién autorizada, en Boca Chica, Texas (EEUU), este jueves por la mañana.

Los satélites Starlink de Elon Musk arruinan las imágenes del telescopio Hubble de la NASA: la tecnología de SpaceX amenaza la investigación espacial

A las 8:33 de la mañana, hora central o CT (15:33 en España), los 33 motores Raptor del gigantesco propulsor han rugido y despegado del suelo.

Starship se pone en órbita por primera vez.
Starship se pone en órbita por primera vez.

SpaceX

Todo ha ido según lo previsto hasta los 2 minutos y 49 segundos de vuelo, cuando Starship debía separarse de su propulsor Super Heavy y continuar hacia el espacio. Pero no ha sido así. En su lugar, el cohete y su propulsor se han precipitado por el aire, cayendo de nuevo hacia la Tierra.

Se ha hecho el silencio en la sala de control de SpaceX, donde el propio Musk estaba mirando, hasta que el cohete ha explotado en una bola de fuego. Aún no está claro qué ha causado el problema.

"Starship acaba de experimentar lo que llamamos un rápido desmontaje no programado", ha declarado el locutor de SpaceX John Insprucker en la transmisión en vivo de la compañía.

SpaceX tenía previsto que el cohete llegara al espacio, pasara una hora en altura orbital y regresara para amerizar de una pieza en el océano Pacífico, al norte de las islas hawaianas.

 

Lo que más habría preocupado a Musk sería que Starship se "incendiara" y fundiera la plataforma de lanzamiento, compartió durante una sesión de Twitter Spaces el domingo. Según Musk, un incidente de este tipo fundiría el acero y dañaría la plataforma de lanzamiento, cuya reconstrucción llevaría a SpaceX varios meses.

Musk había estimado alrededor de un 50% de probabilidades de éxito, insinuando que podría explotar como anteriores prototipos de vuelo rasante.

"No digo que vaya a llegar a la órbita, pero garantizo emoción. ¡No será aburrido!", declaró Musk en una entrevista en la Conferencia Morgan Stanley el 7 de marzo.

Este no es probablemente el final de Starship.

Musk ha dicho anteriormente que SpaceX está construyendo varios cohetes Starship para lanzarlos este año y estima que hay alrededor de un 80% de posibilidades de que uno de ellos alcance altura orbital. 

"Probablemente tardaremos un par de años más en lograr la reutilización completa y rápida", explicó Musk en la conferencia en marzo. Esta reutilización es "el profundo avance que se necesita para extender la vida más allá de la Tierra", añadió.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.