Un grupo de amigos subastó la solicitud de empleo de Steve Jobs de 1973, tanto en papel como en formato NFT, para comprobar cuál era la más codiciada: la respuesta ha sido contundente

Steve Jobs, cofundador de Apple, en la presentación del iPhone.
Steve Jobs, cofundador de Apple, en la presentación del iPhone.
  • Winthorpe Ventures organizó lo que cree que es la primera subasta del mundo en la que se compara la versión física con la su versión digital.
  • Ofreció una solicitud de empleo de Steve Jobs de 1973 en versión impresa y digital para ver cuál tenía más valor.
  • La versión impresa fue la clara ganadora, con una puja 10 veces más alta. 
  • Descubre más historias con Business Insider España.

Una solicitud de empleo de 1973 del difunto cofundador de Apple, Steve Jobs, ha cambiado de manos en varias subastas en los últimos años. 

Pero esta vez es diferente.

Un grupo de amigos que se autodenomina Winthorpe Ventures se propuso responder a una pregunta en la última subasta de la solicitud de Jobs: ¿es más valiosa en su forma original impresa o como réplica digital (NFT, por sus siglas en inglés, Non Fungible Tokens)?

El grupo ofreció la aplicación en ambas versiones en una subasta que creen que es la primera en el mundo que enfrenta los medios físicos y NFT. La puja por la forma impresa se hizo en dólares y las ofertas por la NFT se hicieron en Ethereum.

"Los tokens no fungibles han dominado la esfera del arte y el coleccionismo durante meses, pero existe un debate en torno a si representan un valor real, y existen dudas sobre si resistirán el paso del tiempo frente a los activos físicos tradicionales", comentaron los organizadores en la web de la subasta. 

"Al poner a subasta simultáneamente la NFT y la solicitud de empleo física original, la venta pondrá a prueba el apetito por los activos digitales en contraste con los equivalentes físicos. Esta subasta, la primera en su género, pondrá a prueba la noción de valor en el mundo físico y digital. El resultado de la subasta mostrará si el verdadero valor puede encarnarse en ambos o si un medio lleva la delantera".

Cuando la subasta terminó este miércoles, obtuvieron una respuesta muy clara a su pregunta. La copia física original de la aplicación generó cuatro veces más ofertas que la versión NFT. La oferta más alta para la aplicación impresa fue de 343.000 dólares, que es más de 10 veces la oferta máxima de la versión NFT, que hay que añadir que también estuvo muy por encima de la primera venta en subasta de la versión impresa de 18.750 dólares en 2017. 

Olly Joshi, el fundador de la subasta, ha definido como "fascinante" todo este proceso. 

"Ha sido un experimento social, hemos puesto el poder en los bolsillos del público", ha explicado a Business Insider. "Los resultados muestran claramente que, en esta ocasión, la gente consideró que la solicitud de empleo física tenía más valor que su homóloga digital. Será interesante ver si la percepción del valor de los activos digitales cambia en un futuro próximo y si es el momento de pensar de forma diferente."

Sea cual sea el medio, la solicitud de empleo muestra al antiguo director general de la empresa tecnológica solicitando un puesto (todavía no se sabe exactamente dónde) justo tres años antes de que fundara Apple con el cofundador Steve Wozniak. Enumera su dirección en Reed College y su especialidad en literatura inglesa, y señala que no tiene número de teléfono. En una sección llamada habilidades especiales, Jobs escribió "técnico en electrónica o ingeniero de diseño", añadiendo que es "de Bay, cerca de Hewlett-Packard". 

Una parte de los beneficios de la subasta se donará a las organizaciones sin ánimo de lucro Cancer Research Institute y One Laptop Per Child, según la web de la misma. 

Otros artículos interesantes:

16 libros a los que Steve Jobs siempre recurría para inspirarse

Steve Jobs solo apagaba su iPhone por un motivo (y deberías imitarle si quieres triunfar)

Esta es la peculiar razón por la que Steve Jobs cambiaba de coche siempre cada 6 meses

Te recomendamos

Y además