Pasar al contenido principal

¿Te parecería bien que alguien retransmitiera tu vida en Twitter? Las preguntas que plantea el viral #PlaneBae

Avión
have a nice day photo/Shutterstock
  • El martes, la saga #PlaneBae se hizo viral: una usuaria de Twitter contó lo que parecía ser un ligue entre dos extraños sentados frente a ella en un avión.
  • A la mayor parte del mundo le encantó la historia. El propio #PlaneBae fue a Today Show a hablar de ella.
  • Sin embargo, #PlaneBae plantea preguntas preocupantes: ¿deberías esperar que alguien retransmita tu vida, incluso cuando estás hablando con tu compañero de asiento en un avión?
  • No hay respuestas fáciles.


El martes, dos jóvenes y atractivos desconocidos se encontraron en un avión. Al parecer, ligaron.

Este no es un acontecimiento especialmente notable. Pero gracias a otra pasajera, que decidió documentar sus interacciones en redes sociales —incluyendo fotos— estos extraños se han convertido en una sensación viral. Los usuarios de redes sociales estaban convencidos de estar viendo el inicio de un romance.

Lee más: Convertirse en influencer en Instagram es fácil: basta con 3 meses, 500 euros y 100.000 seguidores falsos

Desde otro punto de vista, sin embargo, este encuentro no fue tan bonito. Y plantea preguntas sobre qué significa la privacidad en la era de las redes sociales y la conectividad ubicua.

"El hilo es una gran invasión de la privacidad", afirma Taylor Lorenz, reportera de cultura e internet en The Atlantic. "No sabemos mucho sobre esta gente. Es delirante retransmitir este extraño romance inventado".


La saga #PlaneBae

Para ponernos al día, esto es #PlaneBae en pocas palabras.

En una serie de historias de Instagram y tweets publicados el martes por la mañana, la actriz tejana Rosey Blair grabó lo que muchos creían que era la formación de un romance. Blair acudió a su cuenta de Twitter para explicar que, al cambiar de asiento con otro pasajero, podría haber provocado accidentalmente una conexión amorosa entre dos extraños.

Este es el hilo:

 


Durante el vuelo, aparentemente, la pareja se conoció, intercambió su contacto y se tocaron los brazos, todo mientras Blair retransmitía en Twitter cada uno de sus movimientos. Cuando el avión aterrizó, Blair sacó una última foto — teniendo cuidado de no sacar las caras de la pareja — que parecía un final feliz.

48 horas después, la historia estaba en todos los medios. Alaska Airlines y John Legere, CEO de T-Mobile, se unieron y ofrecieron vuelos gratuitos a los protagonistas del hilo y WiFi a bordo para la propia Blair.

Blair ganó más de 60.000 seguidores en Twitter. El propio #PlaneBae, el ex futbolista profesional Euan Holden, abrazó su nueva fama, interactuó con sus seguidores e incluso fue al Today Show.

Mientras la mayoría de cobertura y los comentarios celebraban #PlaneBae y a Blair esta semana, la mujer involucrada en la saga ha borrado sus cuentas de Twitter e Instagram y se ha negado a aparecer en la televisión. Business Insider no publica su nombre para respetar su aparente deseo de privacidad.

Riley, Holden y la mujer del avión no respondieron a una petición de comentarios.


Hay muchas preguntas

Las secuelas de esta saga plantean preguntas inquietantes.

¿Era bonito este hilo? ¿O fue una invasión de la privacidad de la pareja?

Taylor Lorenz, reportera de cultura e internet para The Atlantic, cree que es esto último.

"Ese es uno de los mayores problemas con las redes sociales: te permite explotar el mundo y a la gente que te rodea para llamar la atención en tu propio beneficio", dice Lorenz a Business Insider. "Todo el mundo usa a unos y otros como contenido. Te anima a mirar el mundo de esa manera."

No es la única que lo siente así. Los críticos en Twitter dijeron que Riley no tenía derecho a publicar un informe minuto a minuto de una conversación entre extraños sin permiso.

 

No hay respuestas fáciles. Holden, el jugador de fútbol, parece estar disfrutando de su repentina fama, al igual que muchos usuarios disfrutaron viendo el desarrollo de la historia. Sin embargo, el hecho de que su compañera de conversación borrara su presencia tras el incidente sugiere que ella estaba menos cómoda.

Al mismo tiempo, estas cosas serán cada vez más comunes: Twitter, Facebook, Snapchat, incluso herramientas de transmisión en vivo como Twitch de Amazon y YouTube hacen que las líneas entre la realidad y las redes sociales sean más borrosas. ¿Debemos todos esperar ser registrados y documentados, todo el tiempo? Es una pregunta cada vez más relevante.

En última instancia, Lorenz dice que es responsabilidad de la gente usar estas herramientas.

"La gente quiere creer en esta fantasía romántica delirante, en la que la gente se encuentra en aviones, se enamora y se va de vacaciones juntos para siempre. Esa no es la realidad", concluye Lorenz. "Las personas que perpetúan este contenido deberían pensárselo dos veces. Son dos personas en un avión ocupándose de sus propios asuntos".

Te puede interesar