El beneficio de Telefónica cae un 65,7% por el plan de bajas de España en pleno proceso de transformación, mientras vuelve a reducir deuda

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
Telefónica
  • Telefónica registró un beneficio neto atribuido de 1.142 millones de euros en 2019, esto significó una caída del 65,7% respecto a los 3.331 millones que ganó en 2018.
  • Entre las razones de esta caída destacó, sobre todo, el Plan de Suspensión Individual de Empleo  (conocido por sus siglas como PSI).
  • La operadora está inmersa en un plan de transformación que presentó en noviembre con el que busca aligerar su estructura y dar una salida a las filiales de América Latina, excepto Brasil, mientras que ha creado filiales específicas para sus negocios de tecnología e infraestructuras. 
  • El mercado ha acogido con caídas los resultados de Telefónica y sus acciones una hora después de la apertura caen un 5%.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Telefónica está inmersa en pleno proceso de transformación y esto se refleja en sus cuentas. La operadora registró un beneficio neto atribuido de 1.142 millones de euros en 2019, esto significó una caída del 65,7% respecto a los 3.331 millones que ganó en 2018. 

Las razones de este descenso están en la línea de elementos extraordinarios donde destacó, sobre todo, el Plan de Suspensión Individual de Empleo  (conocido por sus siglas como PSI) que se puso en marcha en España en el último trimestre del año. A esta causa se sumaron los cambios en la filial de México. 

El mercado ha acogido con caídas la presentación de resultados de la compañía. Las acciones de Telefónica caen un 5% una hora después de la apertura del Ibex 35. 

La operadora está inmersa en un plan de transformación que presentó en noviembre y con el que busca aligerar su estructura de los servicios centrales del grupo mientras da una salida a las filiales de América Latina (excepto Brasil), que ya no son prioritarias, junto con la creación de dos nuevas ramas separadas como son Telefónica Tech, para sus negocios digitales, y Telefónica Infra, enfocada a sus infraestructuras como las torres. 

En este movimiento, la operadora puso en marcha en el último trimestre un plan de bajas incentivadas en España que afectó a los resultados de grupo. De esta forma, los extraordinarios recogidos en las cuentas ascendieron a 2.432 millones de euros en 2019. De esta cifra, el grueso recayó en las provisiones por los gastos de reestructuración, que ascendieron a 1.614 millones de euros. 

El resto del impacto en las cuentas vino de los ajustes en México, la reversión de activos por impuestos diferidos en esta filial ascendieron a 454 millones de euros que se sumaron a los impactos de la transformación del modelo operacional por un total de 275 millones de euros. El deterioro del fondo de comercio en Argentina supuso un coste de 206 millones de euros. 

Estas son las principales cifras de los resultados de Telefónica de 2019: 

  • Ingresos:  1.142 millones de euros, un 65,7% menos que en 2018. 
  • Cifra de negocio: 48.422 millones de euros, un 0,6% menos. 
  • Beneficio bruto antes de amortizaciones (Oibda):  15.119 millones de euros, un 2,9% menos. 
  • Deuda neta: 37.744 millones de euros, lo que representa una reducción interanual del 8,1%.

La operadora registró una cifra de negocio en el conjunto de 2019 que alcanzó los 48.422 millones de euros, lo que supuso un descenso del 0,6% en comparación con los 48.693 millones de euros de 2018. Sin embargo, en términos orgánicos los ingresos subieron un 3,2%.

Telefónica mantiene su reducción de deuda, uno de sus principales caballos de batalla, que mermó   por undécimo trimestre consecutivo. Así, la deuda neta se situó a cierre del ejercicio en los 37.744 millones de euros, lo que supone una caída del 8,1% respecto al año anterior. La generación de caja libre aumentó un 20,6% en los últimos doce meses, hasta alcanzar los 5.912 millones de euros, su nivel más alto desde 2013.

LEER TAMBIÉN: Telefónica se transforma: priorizará el negocio en sus cuatro principales mercados, segregará Latinoamérica y creará una unidad tecnológica

LEER TAMBIÉN: MásMóvil, Pepephone, Amena, Lowi o Tuenti desatan la guerra en las telecos

VER AHORA: XV Smart Business Meeting: el desafío de la transformación del mercado inmobiliario en la era post COVID