Pasar al contenido principal

El tirón internacional impulsa los ingresos de Iberdrola en el primer semestre

Torre Iberdrola
Getty Images
  • Iberdrola ha registrado una caída del 7% en su beneficio hasta los 1.410,5 millones de euros por la falta de extraordinarios que el año pasado reportaron 442 millones de euros de la operación de fusión Siemens-Gamesa. 
  • Los ingresos de la compañía crecieron un 17,5%, hasta los 17.586 millones de euros.
  • Iberdrola mantiene sus previsiones para el cierre del 2018, y se marca un beneficio neto de 3.000 millones de euros y un ebitda que supere los 9.000 millones.

Iberdrola ha cerrado el primer semestre del año con una caída en su beneficio neto del 7,1%, hasta los 1.410,5 millones de euros. La empresa achacó este declive a la situación del mercado y  la ausencia de extraordinarios, que el año pasado reportaron 442 millones de euros de partidas extraordinarias positivas derivadas de la operación de fusión de Siemens-Gamesa. 

Sin extraordinarios, Iberdrola habría anotado un beneficio neto ordinario de 1.367,7 millones de euros,  un 27% más que en el mismo periodo del año anterior. La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán disparó sus ingresos, en el primer semestre, un 17,5%, hasta los 17.586,6 millones de euros.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) aumentó un 17,1%, hasta los 4.435,9 millones de euros, sin embargo, el alza es del 24% si se excluyen los efectos de la variación de los tipos de cambio que ha tenido un impacto negativo de 260 millones de euros.

La evolución positiva del Ebitda se ha dejado notar en todos los negocios de la compañía. Así en el área de renovables aumentó un 25,5%, en la división de redes el alza fue del 20,7% y en Generación y clientes creció un 1,7%. 

En vista de las cifras, Iberdrola mantiene la hoja de ruta establecida para este ejercicio. Un plan por el que prevé cerrar el 2018 con un beneficio neto de 3.000 millones de euros y un Ebitda por encima de los 9.000 millones de euros. En lo que queda de año, la compañía mejorará su división internacional con el rendimiento del área de redes tanto en Brasil como Estados Unidos, desarrollará nueva capacidad eólica terrestre en México, marina en Alemania e hibroeléctrica en Brasil.

Además, la compañía energética acumula una deuda neta de 34.037 millones de euros, frente a los 29.474 millones de euros de junio de hace un año. Iberdrola ha justificado estas cifras "por la consolidación de Neoenergía en Brasil, que aporta más de 2.600 millones de euros de deuda por las inversiones realizadas".

Leer más: El negocio de las renovables: los mayores proyectos de empresas españolas fuera de aquí

En este sentido, la compañía energética ha puesto de relieve el tirón de los negocios internacionales, tanto en Estados Unidos como en Brasil, el crecimiento de la producción eólica e hidroeléctrica y la mejora del entorno operativo en España.

Los resultados reportados por Iberdrola se apoyan en el buen comportamiento de sus filiales internacionales. Así es cómo, Avangrid, la filial norteamericana de Iberdrola y de la que el grupo controla el 81,5%, ha anotado un beneficio neto de 371 millones de dólares. Mientras que la brasileña Neoenergia ha repuntado su beneficio hasta los 671 millones de reales brasileños (152,4 millones de euros), un 144% más que hace un año, teniendo en cuenta la consolidación por el 100% de la compañía desde la segunda mitad del pasado ejercicio. 

La compañía, que ha invertido 20.000 millones de euros en los últimos cinco años, suma a esta cifra los 2.478 millones de euros invertidos entre enero y junio de este año. El grueso de esta cantidad ha ido a parar al área de redes. Por tanto, el plan de inversiones para el periodo 2018-2022 avanza según lo previsto y contempla 32.000 millones de euros, de los cuales un 86% ya está en construcción o asegurados. Los negocios de redes y renovables alcanzan el 90% de las inversiones previstas en este año. 
 

Te puede interesar