Pasar al contenido principal

La UE aplaza las negociaciones sobre comercio mientras Reino Unido aclara qué quiere del Brexit

Theresa May en una cumbre de la Unión Europea
Theresa May en la cumbre de la UE REUTERS/Yves Herman
  • Los líderes europeos acuerdan que se ha hecho "suficiente progreso" en la primera fase de negociaciones del Brexit.
  • Sin embargo, han requerido a Theresa May que clarifique qué acuerdos de comercio quiere Gran Bretaña antes de iniciar las negociaciones sobre el comercio.
  • La primera ministra aceptó que debían darle prioridad a discutir la transición.

La Unión Europea le ha dicho a Gran Bretaña que tiene tres meses para decidir qué tipo de acuerdos de comercio quiere antes de empezar a negociar un futuro acuerdo de comercio.

El Consejo de la UE está de acuerdo en que se ha hecho "suficiente progreso" con el acuerdo que regulará el divorcio de Gran Bretaña.

Los líderes de los estados miembro de la UE pueden así dar paso a negociaciones sobre el periodo de transición.

No obstante, la negociación sobre un futuro acuerdo comercial se aplazará ya que los líderes europeos no conocen con certeza cuáles son las intenciones y expectativas del gobierno de May. 

Eso implica que las negociaciones sobre comercio no arrancarán hasta marzo, tan solo ocho meses antes de la fecha en la que los líderes europeos pretenden alcanzar un acuerdo final y enviarlo al Parlamento Europeo para la ratificación.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, dijo que May debía presentar sus planes pronto. "Está siendo muy reservada con sus planes ahora mismo, lo cual entiendo para esta siguiente fase y probablemente sea una táctica de negociación sabia", dijo. "Pero creo que tenemos que [...] entender como concibe la relación con la UE en el futuro. Ahora le toca aclararse y decidir a Reino Unido".

No obstante, May se ha mostrado reticente a adoptar una postura firme para marzo, ya que teme que cualquier estrategia clara llegados esa fase reanude tensiones en el gabinete por el Brexit.

Primero la transición

May dijo el jueves en una cumbre europea en Bruselas que aceptaba que las negociaciones sobre el periodo de transición era una prioridad.

Al parecer sus palabras fueron recibidas con aplausos, los cuales empezó la canciller alemana Angela Merkel.

"Creo que esto es lo mejor para los intereses de Reino Unido y la Unión Europea", dijo May. "Deberíamos darle una prioridad especial al periodo de implementación para así dar mayor certeza a los negocios en Reino Unido y en los 27".

No obstante, sus socios europeos le aclararon a la primera ministra que Gran Bretaña debe aclarar cómo quiere que sea su relación con la UE en un futuro antes de empezar en serio las negociaciones sobre las futuras relaciones comerciales. El ministro de Hacienda de Reino Unido, Phillip Hammond, dijo la semana pasada que no había habido ningún debate en el gabinete sobre el objetivo final de las negociaciones. 

David Davis, secretario de estado para el Brexit, sugirió que Gran Bretaña y la UE podrían negociar un acuerdo de comercio similar al de la Unión Europea y Canadá (CETA), pero con algunos servicios añadidos.

Negociar un futuro acuerdo de comercio de tal alcance y amplitud probablemente llevaría más de cinco años y requeriría la ratificación de todos los parlamentos nacionales y regionales de los estados miembro de la Unión Europea. Para el CETA, por ejemplo, se tardaron siete años. 

El gabinete ha acordado reunirse este jueves para debatir por primera vez qué es lo que quieren del Brexit. 

Te puede interesar