Un gran número de ejecutivos de Amazon se está marchando por el estancamiento, los mejores salarios en otras empresas y problemas de cultura, preparando el que será el primer gran desafío de Andy Jassy como CEO

Jeff Bezos dejará de ser consejero delegado de Amazon en el tercer trimestre de 2021.
Jeff Bezos dejará de ser consejero delegado de Amazon en el tercer trimestre de 2021.

Jason Redmond/Redmond

  • Amazon está sufriendo el mayor cambio de liderazgo de su historia.
  • Al mismo tiempo de la salida de Jeff Bezos, que dejará de ser consejero delegado para ser presidente ejecutivo, más de 45 ejecutivos de alto nivel han dejado la compañía desde principios de 2020.
  • Antiguos vicepresidentes de la compañía aseguran que se marchan porque están mejor pagados en otras empresas, tienen mejores puestos fuera y por la cultura de ralentización de Amazon.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La decisión de Jeff Bezos de dejar el liderazgo de Amazon, prevista para el tercer trimestre de este 2021, es la mayor noticia del año para la compañía, pero por debajo de ella se está produciendo un cambio de mucha mayor escala lejos de los focos.

Al menos 45 vicepresidentes y altos ejecutivos han dejado Amazon en los últimos 15 meses, según diferentes comunicados públicos, perfiles en LinkedIn y según otras fuentes cercanas. Dos vicepresidentes —Jeff Blackburn, que llevaba el negocio del streaming y el desarrollo corporativo, y Steve Kessel, responsable de las tiendas físicas— también dejaron la empresa en este periodo. Jeff Wilke, anteriormente consejero delegado del área retail al que se ha considerado durante mucho tiempo la mano derecha de Bezos, también dejó la compañía.

Teniendo en cuenta que Amazon tiene unos 350 vicepresidentes, es un recambio de más del 10% de las personas en este nivel y por encima, algo inusual en una compañía que siempre se enorgulleció de la lealtad y las largas carreras de sus líderes. Nueve de los ejecutivos que se han marchado estuvieron unos 20 años en Amazon, y otros 11 pasaron más de una década en la compañía. En conjunto, su marcha deja a la compañía sin más de 450 años de experiencia de liderazgo acumulada en Amazon.

Es uno de los cambios más importantes en la historia de Amazon. Un exvicepresidente de Amazon lo considera un éxodo "enorme", mientras que otro considera que es "altamente inusual" para el gigante del comercio electrónico tener un cambio de mandos tan grande en un periodo de tiempo tan corto. Conforme Amazon se aproxima a la era post-Bezos, estas salidas suponen para el nuevo CEO, Andy Jassy, el reto añadido de tener que trabajar con menos caras conocidas mientras mantiene la cultura corporativa de la empresa.

El gran desafío que tendrá Andy Jassy al frente de Amazon: mejorar la productividad del gigante del comercio electrónico

"Ahora mismo los grandes ejecutivos de Amazon no tienen una recompensa para el riesgo de continuar en Amazon", asegura a Business Insider un antiguo ejecutivo de Amazon que dejó el año pasado la compañía. "No me sorprendería si en 2021 se producen más dimisiones de vicepresidentes que en 2020", añade.

Business Insider ha hablado con siete ejecutivos que han dejado Amazon desde el inicio del año pasado, la mayoría de ellos con la condición del anonimato porque no estaban autorizados a hablar con la prensa sobre la compañía. Aunque la mayoría de ellos aseguran que no estaban necesariamente infelices con su situación en la compañía, señalaron entre los motivos de su decisión la oportunidad de tener mejores salarios, la posibilidad de incorporarse a una dirección ejecutiva, y la ralentización de la cultura corporativa en Amazon.

En un comunicado a Business Insider un portavoz de Amazon aseguró que la compañía revisa y actualiza las compensaciones a sus ejecutivos cada año. El comunicado añade que más de 150 de los ejecutivos de la empresa han vuelto a Amazon años después, y una encuesta interna asegura que el 84% de los altos mandos (directores y por encima) reconocieron que pueden innovar en su puesto de trabajo.

"Tenemos una retención y continuidad del liderazgo remarcable en Amazon. La media de continuidad en los vicepresidentes es de 10 años y de 17 en los vicepresidentes senior. Como cualquier compañía, la gente se marcha pasado un tiempo por motivos personales o profesionales, y algunos vuelven a la compañía en el transcurso de sus carreras", añade el portavoz de Amazon.

Otras compañías ofrecen mejores salarios

Varias de las personas consultadas señalaron el salario como una de las claves de su salida.

Los ejecutivos de Amazon son muy demandados por otras compañías que quieren construir una cultura de éxito similar, especialmente startups en fases de crecimiento avanzado o compañías cotizadas jóvenes que quieren dar el salto a la siguiente fase de crecimiento.

Estas compañías ofrecen compensaciones más atractivas que fácilmente pueden multiplicar los salarios de estos ejecutivos. Amazon, por otra parte, no suele utilizar los aumentos de sueldo para retener a sus empleados, según una fuente, sino que aquellas personas que están motivadas por la compensación suelen ser criticadas por ser "mercenarios, no misioneros", una idea promovida por Bezos.

"Amazon no hace difícil marcharse cuando las otras opciones parecen más atractivas. No compite duro para retener a las personas", asegura uno de los ejecutivos encuestados.

Brad Porter, exvicepresidente de robótica en Amazon, es uno de los ejecutivos de alto nivel que dejaron el gigante del comercio electrónico en este año después de que su petición para aumentar la remuneración de los ejecutivos no se materializara, según informó previamente Business Insider.

Dos personas familiares con el asunto aseguran que el caso de Porter es un buen ejemplo de cómo la rígida estructura de retribución de Amazon juega en su contra. Amazon tiene un tope de salario de 160.000 dólares anuales (133.000 euros) para la mayoría de los empleados y las recompensas con acciones están también capadas. Por encima de eso, Amazon tradicionalmente no da recompensas adicionales en acciones, ni siquiera cuando un empleado es elegido para un aumento, si el precio de la acción crece hasta superar el nivel máximo de remuneración para un puesto. Porter acabó entrando en Scale AI, una startup de datos actualmente valorada en 7.000 millones de dólares (5.800 millones de euros), como su primer director tecnológico.

En un caso anterior, Gene Farrell, exvicepresidente de Amazon Web Services, dijo al consejero delegado de AWS, Andy Jassy —próximo sucesor de Jeff Bezos al frente de la compañía— que su remuneración se multiplicaría por seis al unirse a Smartsheet en 2017, poco antes de que esa empresa fuera cotizada. Otra persona aseguró que los vicepresidentes de Amazon tradicionalmente tenían una remuneración de entre 1 y 2 millones de dólares, pero podrían superar fácilmente los 5 millones uniéndose a una empresa en crecimiento.

Los 3 mayores retos para Andy Jassy como futuro CEO de Amazon, según los expertos

Tim Collins, el último vicepresidente de logística global de Amazon, dejó la empresa en febrero, según varias personas cercanas a la empresa. Aunque no se conoce cuál será su siguiente empleo, fuentes cercanas señalan que está cerca de unirse a GoPuff, una startup de envíos a domicilio que ha duplicado su valoración el último mes, hasta los 8.900 millones de dólares. Otras compañías que han recibido a antiguos ejecutivos de Amazon son Stripe, Uber o Ripple.

Teniendo en cuenta el crecimiento del mercado de las startups y la gran demanda que tienen los ejecutivos de Amazon, no es raro esperar que más personas decidan salir en los próximos años, según Esther Colwill, presidenta de la compañía de reclutamiento de ejecutivos para industrias tecnológicas Korn Ferry.

"En general, es una rotación alta", apunta Colwill sobre la salida de ejecutivos de Amazon. "Amazon se está convirtiendo en una academia de talento, no solo para la industria tecnológica, sino para muchas otras", añade.

Andy Jassy, próximo CEO de Amazon

Mike Blake/Reuters

Es más sencillo conseguir un puesto directivo en cualquier otro lugar

Para algunos, su salida tiene más que ver con el objetivo de unirse a un puesto ejecutivo en el que tomar decisiones que tengan más efecto sobre el rumbo de la compañía.

Al menos 15 de las personas que dejaron Amazon lo hicieron para tener un puesto ejecutivo en sus nuevas empresas. Ariel Kelman, exvicepresidente de marketing de AWS, ahora es el director de marketing de Oracle; Greg Hart, anteriormente vicepresidente de Amazon Video a nivel mundial, se ha convertido en el director de producto de Compass. Scott Pitasky, exvicepresidente de recursos humanos de Amazon, y Luis Felipe Visoso, anteriormente vicepresidente de AWS, ahora son director de personas y director financiero, respectivamente, de Unity Technologies.

"En algún momento me gustaría tener un puesto de consejero delegado", asegura uno de los implicados. "En algún punto, te conviertes en irrelevante porque estás tan especializado en Amazon que necesitas volver al mundo real", recalca.

No todo el mundo que se ha ido de Amazon lo ha hecho por objetivos ambiciosos. Tim Bray, vicepresidente y un ingeniero reconocido en AWS, dio un paso atrás después de haber protagonizado una protesta por el tratamiento de Amazon a sus empleados de almacenes, con palabras muy gruesas contra los despidos de la compañía a quienes la criticaban.

Dos exvicepresidentes de Amazon que hablaron con Business Insider han decidido retirarse, debido al momento de su carrera y el rendimiento de los últimos años de sus acciones de la compañía. Varios ejecutivos, incluyendo Wilke y Kessel, también anunciaron su retiro. Las acciones de Amazon han multiplicado por cinco su valor desde 2016.

"Ahora tengo 55, una edad razonable para jubilarme. Y las acciones han ganado mucho valor en los últimos años", confiesa Allan Vermeulen, exvicepresidente e ingeniero reconocido dentro de la empresa, que dejó la compañía este mes después de 22 años en Amazon.

No obstante, el cambio de ejecutivos refleja un cambio más allá en el perfil de líderes de Amazon, un problema que Jassy tendrá que afrontar una vez se convierta en consejero delegado de la empresa. Muchas de las personas que se han marchado en los últimos tiempos se sumó a Amazon desde que era una pequeña compañía, lo que quiere decir que Amazon contaba con muchos intraemprendedores durante su rápido crecimiento de la última década.

El plan de Amazon para seguir creciendo en bolsa tras la era Bezos: qué opinan los expertos de Wall Street

Pero ahora Amazon está reemplazando a personas orientadas a crecimiento a personas especializadas en operar en compañías más grandes, pero también más lentas. David Carbon, exvicepresidente de Boeing, sustituyó a Gur Kimchi como vicepresidente de Prime Air el año pasado, y la nueva directora ejecutiva de Alexa es Debra Chrapaty, ex directora tecnológica de Wells Fargo.

En los últimos dos años, Amazon ha hecho varias actualizaciones en su S-Team, como se conoce al equipo de dos decenas de líderes que trabajan en las decisiones clave de negocio de la compañía, al que se han sumado 0 miembros, incluyendo a Alica Boler Davis, exejecutiva de General Motors que ahora es vicepresidenta de entregas a clientes de Amazon.

"No está claro si fuera van a poder encontrar este tipo de liderazgo emprendedor"; aseguran algunos de los ejecutivos consultados.

Problemas culturales

Amazon históricamente ha dejado de lado en los ascensos a los candidatos con una experiencia más convencional, señala una persona familiarizada con la compañía. Matt Garman fue nombrado vicepresidente de ventas de AWS pese a tener relativamente menos experiencia en ventas que otros ejecutivos de la filial, como Teresa Carlson o Miek Clayville.

Carlson, que llevó el área de sector público de AWS durante 10 años, se convirtió este mes en presidenta de Splunk, y Clayville, que dirigió las operaciones de campo de AWS durante más de 7 años, es el director de ingresos de Stripe desde septiembre. Dos exejecutivos de Amazon sugieren que el ascenso de Garman fue un factor en la salida de Carlson y Clayville.

"Tú eres una de las dos personas que lideran las ventas y de repente, te ves efectivamente rebajado de nivel, y la persona que te ha superado no tiene experiencia en ventas o marketing", opina una persona cercana a la compañía. "No es sorprendente que ambos se hayan ido".

Al mismo tiempo, los altos ejecutivos que Amazon ha reclutado de otras compañías no siempre duran mucho en la empresa. Amazon contrata a personas por su experiencia, pero luego requiere que trabajen a la manera de la compañía, en lugar de incorporar ese bagaje para cambiar los procesos en Amazon. "La cultura es 'Sabemos cómo hacer esto, deja que te lo contemos'", explica un ejecutivo de la firma. "Muchas personas que se han marchado no se formaron en Amazon".

Por extensión, las salidas pueden ser el resultado de la presencia monolítica de Amazon. El gigante del comercio electrónico ha duplicado el tamaño de su plantilla desde 2019, hasta los 1,3 millones de empleados en todo el mundo.

Otro exvicepresidente de Amazon tiene un punto de vista más oscuro de las salidas. Esta persona considera que la compañía ha ampliado su plantilla demasiado en los últimos años, y como consecuencia, su cultura corporativa se ha ralentizado, añadiendo burocracia innecesaria en el proceso de toma de decisiones. Esto hace el trabajo menos interesante y aleja a la compañía de su mentalidad del 'Día 1', la famosa regla de Jeff Bezos que enfatiza la necesidad de tener una mirada fresca y adaptada al cambio como si fuera el primer día de la empresa.

"La gente lo está mostrando con sus pies, no hablando", asegura este ejecutivo. "Esto parece más el 'Día 2', la versión de Amazon de una 'década perdida'", añade.

El éxodo de ejecutivos de Amazon

Este contenido fue publicado originalmente en BI Prime

LEER TAMBIÉN: El gran desafío que tendrá Andy Jassy al frente de Amazon: mejorar la productividad del gigante del comercio electrónico

LEER TAMBIÉN: Los 3 mayores retos para Andy Jassy como futuro CEO de Amazon, según los expertos

LEER TAMBIÉN: Quién es Andy Jassy, el hombre que sucederá a Jeff Bezos como CEO de Amazon: sus compañeros explican cómo es trabajar con él y qué ha logrado exactamente en AWS

VER AHORA: Qué es Twitch y por qué está tan de moda