Pasar al contenido principal

Los 10 países con las mayores reservas de oro y dónde queda España

países con mayor reserva de oro
Pixabay

El mercado del oro es grande y complejo. El oro se extrae en todos los continentes excepto en la Antártida y se envía a todo el mundo para ser refinado. Tras esto es fundido en diferentes productos finales para ser vendido. Sus usuarios finales: inversores institucionales, minoristas, empresas de tecnología, joyeros y, cómo no, bancos centrales.

Así lo explican desde el World Gold Council (WGC), una organización para el desarrollo del mercado para la industria del oro, formada por las empresas líderes mundiales en extracción, destinada a analizar todo lo relativo a esta materia prima tan especial. Entre sus principales análisis, WGC examina de manera periódica los distintos mercados de este metal precioso, con especial interés en las principales reservas de oro de los bancos centrales de todo el mundo.

Cuando se habla de las reservas de oro que atesoran los distintos bancos centrales e instituciones monetarias, lo primero que debe saberse es que este oro es en la mayoría de los casos propiedad de los estados soberanos. Adquirido por las distintas naciones, estas lo confían a su banco central, que actúa como guardián de este oro. Los bancos centrales de los diferentes países, también conocidos en este informe como el sector oficial, abarca los bancos centrales, las instituciones monetarias internacionales y nacionales.

Leer más: Estas serán las 10 ciudades más ricas del mundo en 2022, según su PIB

El sector de los bancos centrales es el que posee la mayor reserva de barras de oro del mundo, que alcanzaría unas 33.800 toneladas de lingotes de metal amarillo, de acuerdo a los datos ofrecidos por Ronan Manly, analista de investigación con interés en el mercado monetario del oro.

Aunque la mayoría de estas instituciones no son dadas a hacer declaraciones en lo que refiere a sus reservas de  oro, algunos bancos centrales afirman ser los principales poseedores de lingotes de oro del mundo, con diferencias entre ellos en el rango de miles de toneladas. Las razones para que los bancos centrales o mejor dicho los países posean oro resultan evidentes: utilizarlo como seguro financiero, diversificación de activos y reserva de valor.

Hay que entender que cualquier oro mantenido por un banco central como un activo de reserva se clasifica como oro monetario y forma parte de los activos de reserva de valor que poseen las instituciones bancarias. Gestionados por criterios de liquidez, rendimiento y seguridad, además del oro monetario, otros activos de reserva de las instituciones bancarias pueden incluir divisas —como dólares estadounidenses— o derechos especiales de giro del FMI.

Cambio de perspectiva de los países frente al oro

La última década ha visto un cambio fundamental en el comportamiento de los bancos centrales con respecto al oro.

Impulsadas por la relevancia y revalorización del oro tras la crisis de 2008, las instituciones bancarias han pasado de vender grandes cantidades de este metal a convertirse en destacados compradores. Por un lado, los bancos centrales de economías más consolidadas como las europeas dejaron de vender a partir de la crisis, mientras que los mercados emergentes durante este periodo aumentaron ampliamente sus compras de oro.

Los bancos centrales vendieron 7.853 toneladas de oro entre 1987 y 2009 mientras que entre 2010 y 2016 compraron 3.297 toneladas. Una variación de comportamiento clara que recoge este gráfico elaborado por U. S. Global Investors:

En cuanto a España, de acuerdo a los datos facilitados por WGC, nuestro país acumula actualmente 281,6 toneladas de oro que suponen un 17% del total de las reservas. Una cantidad que lleva sin variar desde 2007. Previo a esta fecha, el Banco de España, encargado de almacenarlo, llevó a cabo la venta de casi la mitad de las reservas. Entre 2005 y 2007 las toneladas de oro español pasaron de 457 a las 281 actuales. El producto de esta venta para el estado español se calcula en 2.500 millones de euros.

A nivel general en los últimos años, los 10 principales bancos centrales con las mayores reservas de oro se han mantenido prácticamente sin cambios. Entre los más relevantes, el Banco Central de Rusia aumentaba en los pasados meses sus tenencias en 20 toneladas, tras seis años seguidos dedicados a la compra voraz de oro, lo que le ha permitido superar a China en reservas de este metal.

Pero no todos los bancos centrales son compradores netos en la actualidad. En el otro lado de la balanza, y por segundo año consecutivo, Venezuela ha sido el mayor vendedor de oro, con 25 toneladas vendidas el año pasado, destinadas a pagar la deuda de este país.

En cuanto a 2018, según el WGC, la demanda de oro en el primer trimestre ha aumentado en un 42 % interanual, con compras que alcanzaron un total de 116,5 toneladas. La cifra más alta conseguida en un primer trimestre desde 2014. Es de esperar que a medida que la deuda mundial vaya disminuyendo, tanto bancos centrales como minoristas puedan optar nuevamente por adquirir oro, como seguro financiero frente a la incertidumbre geopolítica y económica.

De acuerdo a la clasificación elaborada de manera habitual por el WGC en relación a las mayores tenencias de este metal por parte de los bancos centrales, estos son los 10 países con mayores reservas de oro a nivel mundial:

Te puede interesar