Pasar al contenido principal

10 escenas de miedo que atemorizaron a los propios actores mientras las rodaban

10 escenas que aterrorizaron de verdad a los actores mientras las rodaban
Warner Bros
  • Los rodaje de las películas esconden muchas curiosidades, algunas de las cuales son escenas de cintas muy conocidas en las que los actores que las interpretaban se aterrorizaron de verdad mientras las rodaban.
  • Este artículo te trae un resumen de 10 secuencias de cine que en pantalla dan mucho miedo, pero también lo hicieron detrás de ella.   
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hoy te traemos una recopilatorio de cine de lo más particular, nada menos que escenas de películas muy conocidas en las que los actores que las interpretaban se aterrorizaron de verdad mientras las rodaban. Grandes actuaciones que en realidad tenían realidad y genio interpretativo a parte iguales.

No cabe duda de que en el ámbito cinematográfico contamos con un amplio elenco de intérpretes que nos ofrecen unos trabajos realmente maravillosos a lo largo de sus películas, haciéndonos reír, llorar... En definitiva, transmitiéndonos sus emociones y metiéndonos de lleno en esas secuencias tan cargadas de realismo.

Leer más: Netflix estaría valorando comprar sus propios cines

Pero hay veces que las interpretaciones de los actores parecen tan reales que, de hecho, lo son.

En ocasiones, para provocar una reacción sincera en el intérprete, los directores ocultan parte de lo que sucederá en la secuencia, mostrando una reacción totalmente verosímil en función de la situación narrada en la película (aunque eso conlleve que el actor o actriz de turno se pegue un susto de aúpa).

Es por ello que hemos querido recopilar 10 escenas que aterrorizaron de verdad a los actores mientras las rodaban.

Alien, el octavo pasajero

Alien, el octavo pasajero
20th Century Fox

Esta anécdota del cine es de sobra conocida por muchos, pero nunca está de más recordarla. Para hacer aún más creíble la escena de la muerte del personaje encarnado por John Hurt, Ridley Scott no comentó a nadie acerca de lo que tenía planeado hacer.

Leer más: 12 cortes de películas que, en realidad, fueron improvisaciones de sus actores

Para ello, puso un dispositivo que haría explotar una bolsa llena de sangre y vísceras de cerdo. En el momento oportuno, el cineasta indicó a los actores que se inclinaran sobre el cuerpo de John Hurt para automáticamente hacer reventar la bolsa y cubrir a todo el elenco de sangre, ante el asombro, desconcierto y, sobre todo, susto de los asistentes.

Sin duda, una escena de Alien, el octavo pasajero que se ha convertido en uno de los momentos más icónicos de la historia del cine.

Prometheus

Prometheus, escena de miedo en la esperada película de Ridley Scott
20th Century Fox/ Brandywine Productions

33 años después, Ridley Scott siguió igual de pillo con sus actores. Buena prueba de ello lo tenemos en Prometheus, precuela (o más bien deberíamos decir, preludio de precuela) de la primera entrega de Alien.

Las mejores películas de miedo y terror psicológico de Netflix que nunca deberías ver solo

En aras de seguir mostrando el verdadero terror en sus intérpretes, Ridley Scott siguió la misma tónica que en Alien, esto es, ocultar sus intenciones al resto del elenco para sorprenderles y obtener las reacciones más verosímiles en momentos clave de la película. 

Como la escena en la que una serpiente alienígena sale disparada del interior de un cuerpo, asustando por completo a los actores.

La matanza de Texas

La matanza de Texas es uno de los mayores referentes del cine de terror.
New Line Cinema/ Metro-Goldwyn Mayer

La matanza de Texas es uno de los mayores referentes del cine de terror. Pero no solo para sus espectadores, sino también para los actores que protagonizaban la película.

Para darle más realismo, su director, Tobe Hopper, evitó que los actores pudieran ver al asesino Leatherface con su máscara de piel humana antes de rodar las correspondientes escenas.

Como podéis suponer, las reacciones de sus protagonistas al encontrarse con el asesino son completamente reales.

El proyecto de la bruja de Blair

El proyecto de la bruja de Blair
Haxan Films

Sin duda, todo un ejemplo de realismo lo tenemos en El proyecto de la bruja de Blair, una película que hasta en sus promociones trataban de hacerla parecer como si fuera una historia totalmente verídica, ya que la historia está grabada desde las videocámaras de un grupo de excursionistas perdidos en un bosque.

Películas que no sabías que eran de directores famosos

Para enfatizar la sensación de perdición de sus protagonistas, los directores les dieron a los actores cámaras, un mapa para llegar a un determinado punto de encuentro y todo lo necesario para poder sobrevivir durante tres días, dejándoles totalmente solos en el bosque.

O eso les hicieron creer, ya que en secreto el equipo de rodaje les seguían sin ser vistos, provocando diferentes ruidos por el bosque.

Para rematar más la faena, en los últimos días de rodaje apenas les daban comida y por las noches no les dejaban dormir, sacudiendo la tienda de campaña y reproduciendo las grabaciones de los niños riéndose.

Así que, si volvéis a poneros la película, que sepáis que las reacciones de sus protagonistas son absolutamente reales.

El padrino

El padrino, la clásica película de 1972 dio miedo a los actores

Paramount Pictures

Hasta en grandes clásicos como El padrino hubo actores que lo pasaron realmente mal durante el rodaje, aunque en este caso se trató de un niño pequeño de tres años. Antes de la icónica muerte de Don Corleone a consecuencia de un infarto, el personaje se encontraba con su nieto.

Leer más: 53 grandes papeles del cine que estuvieron a punto de ser interpretados por actores muy diferentes

Marlon Brando tenía todo el peso de la escena y sabía que debía conectar con el pequeño de alguna manera, así que decidió meterse una cáscara de naranja en la boca y empezar a gruñir como un monstruo.

El niño, lejos de reírse, comenzó a dar gritos y el actor se vio forzado a consolarlo.

Una pandilla alucinante (The Monster Squad)

Una pandilla alucinante, una película en la que los actores tienen que hacer frente a los monstruos más emblemáticos de la historia del cine

HBO/ TriStar Pictures

En esta película clásica de los 80 se narraba la historia de un grupo de adolescentes que tiene que hacer frente a los monstruos más emblemáticos de la historia del cine, como el hombre lobo, la momia o Drácula, quien quería apoderarse de un amuleto que lo ayudaría a dominar al mundo.

Dicho artefacto se encontraba en manos de una niña de cinco años (interpretada por Ashley Bank).

Leer más: Las 20 mejores películas de terror del séptimo arte que puedes ver en Halloween

 

La joven reveló, más tarde, en una entrevista que pasó verdadero miedo cuando vio al actor Duncan Regehr caracterizado como Drácula.

Además, durante la escena en la que los monstruos son absorbidos por un portal, la pequeña lo pasó realmente mal, ya que sentía que el aire de los seis ventiladores gigantes que se utilizaron para hacer el efecto de la absorción del vórtice la estaba arrastrando a ella también, aferrándose fuertemente a lo que tenía más a mano para evitar salir volando.

Willy Wonka y la fábrica de chocolate

Willy Wonka y la fábrica de chocolate
David L. Wolper Productions

Seguimos con los niños. Y es que en la clásica película de 1971, Willy Wonka y la fábrica de chocolate, Gene Wilder casi traumatizó a los pobres niños de la película durante la escena del barco, en la que el personaje de repente empezaba a desvariar.

Hasta tal punto de realismo tuvo la secuencia que el actor que interpretó a Mike Teeve reconoció haberse asustado mucho al creer que Gene Wilder se había vuelto loco de verdad.

Encuentros en la tercera fase

Encuentros en la tercera fase
Columbia Pictures / EMI FILMS

Otro que no se queda corto como experto en traumatizar niños es Steven Spielberg. En la película Encuentros en la tercera fase hay ciertos momentos en los que, al no verse a los extraterrestres, el peso de las escenas corría principalmente en las expresiones del pequeño niño de cuatro años que aparece en la cinta, interpretado por Cary Guffey.

Leer más: Las 7 mejores series de terror y misterio en Amazon Prime Video

Para mostrar las reacciones más sinceras del pequeño, Spielberg le mostraba regalos para hacerle sonreír. Sin embargo, para conseguir que llorara, el cineasta le decía al niño que se imaginara que sus amigos se despedían de él para siempre.

Aunque, sin duda, una escena famosa del pequeño es cuando entra en la cocina y encuentra a los alienígenas hurgando en el frigorífico, pasando del miedo a la alegría en un segundo.

Para lograr esta reacción, Spielberg disfrazó a un miembro del equipo de gorila y lo escondió detrás de un biombo. Cuando el niño entró en escena mostraron al gorila y se asustó, pero inmediatamente después se quitó la máscara y el pequeño sonrió aliviado al reconocerlo.

El exorcista

El exorcista, esta película es un clásico del cine de terror con escenas que dieron miedo a los actores
Warner Bros

Pero no todas las veces son los niños los que se asustan, ya que en ocasiones son los propios niños los que asustan a sus compañeros adultos de reparto. Buen ejemplo de ello lo tenemos en el clásico de terror El exorcista.

En una de las escenas entre el Padre Karras y Regan, esta de repente le vomita encima un líquido verde, sorprendiéndole a la vez que reaccionaba con asco.

Lo curioso es que esta reacción fue totalmente sincera por parte de Jason Miller, ya que el actor no tenía conocimiento de que el personaje de Linda Blair iba a soltar todo ese asqueroso líquido encima suya. La escena acabó rodándose en una única toma, pero a cambio el intérprete estuvo molesto durante todo el día.

Infiltrados

Leonardo DiCaprio no se asustaba demasiado durante el rodaje de Infiltrados
Warner Bros/ GK Films / Vertigo Entertainment

A pesar de reunir a un grandísimo elenco, Leonardo DiCaprio no se asustaba demasiado durante el rodaje de Infiltrados, de modo que Martin Scorsese le dio permiso a Jack Nicholson, conocido por ser alguien que le encanta improvisar durante sus escenas, para que hiciera cuanto fuera necesario para sacar a DiCaprio la reacción más sincera posible. Dicho y hecho. Nicholson fue al departamento de producción y regresó con un extintor, una botella de whisky, cerillas y una pistola.

A mitad de la escena en la que DiCaprio se enfrenta con Nicholson, este sacó la pistola y se la puso frente a la cara. Obviamente lo inesperado de la situación asustó de verdad al actor, quien más adelante declaró que eso había cambiado por completo la dinámica de la escena.

Leer más: Las 5 mejores series de terror de Netflix

Aquí terminamos este repaso a 10 escenas que aterrorizaron de verdad a los actores mientras las rodaban. Ahora que ya conocéis todos los detalles, seguramente ya no volváis a ver estas películas con los mismos ojos.

Y además