Pasar al contenido principal

12 actores que rechazaron papeles que ganaron un Oscar

Actores de Hollywood
AxelSpringer

En el cine, como en casi todo, muchas veces las primeras opciones no son siempre las que terminan triunfando.

Unas veces por tener poca fe en el proyecto y otras por la incompatibilidad con otros trabajos la realidad la realidad es que muchos son los actores que han tenido en sus manos papeles de Oscar y que, por distintas circunstancias, no terminaron protagonizando esa película. 

Actores y actrices famosos de Hollywood como Harrison Ford, Mel Gibson, Gwyneth Paltrow o Emma Watson rechazaron hace años grandes papeles que catapultaron la fama a otros actores.

Estas 12 estrellas de Hollywood dijeron no a personajes que después recompensarían a sus intérpretes con una estatuilla dorada. 

Harrison Ford - Syriana

Aunque parezca mentira, Harrison Ford todavía no tiene ningún Oscar. Estuvo nominado a mejor actor por Último Testigo, pero no tuvo suerte y el premio se lo llevó William Hurt por El beso de la mujer araña.

En el año 2005 se estrenaba Syriana con George Clooney en el papel de Robert Baer, película con la que Clooney lograba el Oscar a mejor actor secundario. ¿Lo adivinas? Originalmente era Harrison Ford el elegido para el personaje pero el actor de Blade Runner o Indiana Jones rechazó la película porque no trataba el tema de las relaciones entre el comercio internacional de petróleo y el terrorismo en Oriente Medio con autenticidad. 

Mel Gibson - Gladiator

Pues sí, Mel Gibson, al que todos agradecemos películas como Braveheart o Hasta el último hombre, estuvo a punto de ser Maximo Décimo Meridio en Gladiator. Ridley Scott le ofreció el papel, pero el australiano dijo que no porque se veía demasiado mayor para el personaje y tenía demasiado reciente su interpretación como William Wallace.

El resto es historia, y todos ya la conocemos, Gladiator se convirtió en la película más laureada de los Oscar 2001 y Russell Crowe logró ganar su primer Oscar a Mejor Actor por hacer del general hispanorromano que se convirtió en una leyenda de la arena. 

John Travolta - Forrest Gump

"La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar" decía Tom Hanks en la piel de Forrest Gump.

John Travolta pudo interpretar el personaje y años después confesó que se arrepentía de no haber aceptado la propuesta. Tom Hanks ganó su segundo Oscar por la película de Robert Zemeckis y Travolta se quedó con las ganas.

Liam Neeson - Lincoln

Todos recordamos el magnifico papel de Daniel Day Lewis como Abraham Lincoln en la película de Steven Spielberg. Sin embargo, no era la primera opción. El director de La Lista de Schindler y Salvar al Soldado Ryan tenía otro actor en mente: Liam Neeson.

El actor norirlandés estuvo varios años investigando para interpretar el personaje, pero finalmente rechazó el papel. El motivo, antes de comenzar el proyecto se reescribió el guión y el actor ya no se sentía identificado con la nueva historia. Daniel Day Lewis se llevó el Oscar a Mejor Actor por mimetizarse con el Presidente de Estados Unidos.

Gwyneth Paltrow - La chica danesa

En horas bajas a nivel laboral, Gwyneth Paltrow tuvo en sus manos interpretar el papel de Gerda Wegener en La Chica Danesa.

La actriz californiana estuvo en el proyecto casi hasta el momento de comenzar el rodaje, pero el cambio de localización para el rodaje le impidió formar parte de la película de Tom Hooper. Paltrow no quería pasar demasiado tiempo alejada de sus hijos y dijo que no, así es que Alicia Vikander, futura Lara Croft, tomó el testigo y ganó el Oscar a la mejor actriz secundaria. 

Burt Reynolds

Burt Reynolds cuenta en su haber con grandes errores a la hora de elegir sus participaciones y papeles en la gran pantalla. Pudo ser John McClane en La Jungla de Cristal o Han Solo en La Guerra de las Galaxias pero particularmente Reynolds se arrepiente de haber rechazado papeles protagonistas en Alguien voló sobre el nido del cuco (Milos Forman, 1975) y después en La fuerza del cariño (James L. Brooks, 1983) películas por las que después, Jack Nicholson ganó el Oscar.

Lo grave de este segundo caso es que Reynolds prefirió en su lugar protagonizar el mayor batacazo de su carrera: 'As de plumas' (Hal Needham, 1983). "He lamentado aquella decisión más que nada en mi vida. Lamentablemente no hay premios en Hollywood por ser idiota", le confesaría años más tarde a Larry King.

Julia Roberts - Shakespeare enamorado

La película en la que sí estuvo Gwyneth Paltrow y ganó el Oscar a la Mejor Actriz fue Shakespeare enamorado. Pero, el rol de Lady Viola, no estaba pensado para ella. A principios de los 90, cuando Universal estaba detrás de la película, Julia Roberts era la actriz que iba a dar vida al personaje que enamora a William Shakespeare.

La Novia de América dijo que no y provocó grandes perdidas económicas a la productora. Pocos años después, Miramax rescató el proyecto y Viola de Lesseps fue interpretada por la Paltrow que se alzó con el tío Oscar.

Emma Watson - La ciudad de las estrellas (La La Land)

En 2016, La Ciudad de las estrellas (La La Land) nos cautivó con su historia y números musicales. La película protagonizada por Emma Stone y Ryan Gosling fue una de las triunfadoras de los Oscar 2017 y eso que le arrebataron el premio a la Mejor Película en el último suspiro.

Uno de los galardones que se llevó fue el de Mejor Actriz para Emma Stone, aunque en un primer momento el papel de Mia Dolan se lo ofrecieron a Emma Watson. La conocida Hermione de Harry Potter rechazó la oferta para centrarse en la película de acción real de La Bella y la Bestia y se quedó sin Oscar.

 

Joseph Fiennes - El pianista

"Nunca fui actor para hacer películas sino para hacer teatro clásico", confesó Joseph Fiennes en una entrevista para explicar por qué rechazó el papel principal en la película El pianista para trabajar en un montaje teatral de Eduardo II, de Christopher Marlowe.

El actor británico dijo que actuar en el cine es sólo un subproducto de su amor por la escena, y que nunca pensó en el cine siendo niño, que rara vez iba a ver películas y que tuvo su primer televisor avanzada su adolescencia. 

Paul Betany - El discurso del Rey

Colin Firth no fue el primer actor en el que pensaron ni los productores ni Tom Hooper para protagonizar El discurso del rey.

Mientras que Hooper quería a Hugh Grant, sus jefes pensaron en Paul Bettany, e incluso llegaron a hacerle una oferta en firme. El actor británico declinó la propuesta porque llevaba cinco meses lejos de casa y echaba de menos a su familia.

Cuando Firth ganó el Oscar, le preguntaron si se arrepentía de la decisión: "Me sabe mal no haber podido trabajar con este equipo y estos actores tan buenos. Pero no. Debo hacer lo mejor para mi familia siempre", contestó.

Anne Hathaway - El lado bueno de las cosas

Tal vez, este sea uno de los ejemplos menos sangrantes de esta lista de 10 actores que rechazaron un papel de Oscar ya que Anne Hathaway ganó en esa misma gala el Oscar a la Mejor Actriz de reparto por Los Miserables, pero a muchos no nos hubiera importado ver a la actriz en El lado bueno de las cosas junto con Bradley Cooper.

El caso es que la actriz de Colossal o El diablo viste de Prada, tras reunirse con David O.Russell para hablar del personaje, rechazó el papel y este recayó en Jennifer Lawrence que ganó el Oscar a la Mejor Actriz

Michelle Pfeiffer - El silencio de los corderos

El Silencio de los Corderos es una película mítica de los años 90 y recordados son los papeles de Anthony Hopkins y Jodie Foster. Pero ellos, no fueron las primeras opciones. Jonathan Demme tenía en mente a Gene Hackman y a Michelle Pfeiffer.

Al director no le gustaba el acento de Boston de Jodie Foster y por eso quería contar con la actriz de Batman Vuelve, Stardust o Madre!, pero Michelle Pfeiffer rechazó el papel preocupada por la oscuridad del guión.

Te puede interesar

Lo más popular