Más del 23% de los seguidores de Elon Musk en Twitter son spam o cuentas falsas, según un nuevo análisis

Ilustración con la cuenta de Twitter de Elon Musk (en 2009) y el logo de la compañía de fondo.

Reuters

Más del 23% de los 93 millones de seguidores del multimillonario Elon Musk en Twitter son probablemente cuentas falsas o de spam, según una auditoría conjunta de dos grupos de investigación publicada el pasado domingo.

Los dos grupos, SparkToro y Followerwonk, han dicho que sus definiciones de cuentas "falsas" y "spam" podrían no ser las mismas que las de Twitter. 

Comentan que han utilizado un sistema de 17 señales de advertencia, basado en un algoritmo que recorre 35.000 cuentas falsas de Twitter compradas por SparkToro y 50.000 cuentas que los equipos marcaron como no spam.

Si uno de los seguidores de Musk era marcado por múltiples señales de spam, lo calificaban como de baja calidad o falso, han explicado.

Las cuentas falsas en cifras

Al analizar todos los casi 100 millones de seguidores de Musk, han descubierto que el 73% tiene palabras clave relacionadas con el spam en sus perfiles y que el 71% utiliza ubicaciones que no coinciden con ningún nombre de lugar conocido. 

Y el 41% de estas cuentas utilizan nombres de pantalla que coinciden con los patrones de spam. Además, el 69% ha estado inactivo durante más de 120 días.

Los grupos de investigación también señalan cómo el 83% de los seguidores de Musk tienen un "número sospechosamente pequeño de seguidores", y el 78% sigue un "número inusualmente pequeño de cuentas".

Rand Fishkin, de SparkToro, ha dicho a Business Insider que lo que define "número pequeño" depende del algoritmo.

"Por ejemplo, una cuenta que es más antigua o que tuitea más puede tener un umbral más alto, frente a una cuenta más nueva que tuitea menos y tiene uno más bajo".

Otras métricas que utilizan los equipos son la edad de la cuenta de Twitter, el número de tuits que ha realizado durante un periodo de tiempo prolongado y si utiliza la foto de perfil predeterminada de Twitter. 

Así, SparkToro dice que define las cuentas falsas como "aquellas que no tienen regularmente un ser humano que componga personalmente el contenido de sus tuits, que consuma la actividad en su línea de tiempo o que participe en el ecosistema de Twitter".

Por otro lado, Twitter define a los usuarios activos diarios monetizables como "personas, organizaciones u otras cuentas que se conectaron o fueron autenticadas de otra manera y accedieron a Twitter en un día determinado" a través de sus productos o plataformas de pago que muestran anuncios, según la presentación de la compañía ante la SEC del primer trimestre de 2022.

La compañía no ha revelado públicamente su método completo para clasificar las cuentas falsas o de spam.

SparkToro ha escrito en su análisis que algunas de las "cuentas falsas" según su definición no son necesariamente problemáticas, como los bots que agregan noticias de primera plana o los que tuitean fotos y enlaces de restaurantes de todo el mundo.

Pero apunta que la mayoría de las cuentas de spam que ha marcado son culpables de vender propaganda y desinformación, manipulando acciones y criptomonedas, y tratando de acosar a otros usuarios.

También señala que su análisis podría estar infravalorando a los usuarios activos que no tuitean nada, sino que navegan por sus líneas de tiempo, y que también podría no estar marcando algunas cuentas de spam sofisticadas.

Aun así, los grupos de investigación han afirmado que su análisis se basa en una estimación "conservadora" de lo que es una cuenta falsa o de spam.

El debate sobre los bots de Musk en Twitter

La evaluación se produce cuando Musk dijo el viernes que iba a poner en pausa su compra de Twitter por valor de 41.000 millones de euros hasta que demuestre la exactitud de su afirmación de que menos del 5% de sus usuarios son falsos.

Su anuncio ha provocado un acalorado intercambio online entre él y Parag Agrawal, director general de Twitter, en el que este último defendió las cifras de Twitter y tuiteó que suspende medio millón de cuentas de spam al día.

Musk respondió con un emoji de caca y cuestionó cómo los anunciantes de Twitter pueden saber lo que su dinero les proporciona. Una firma de análisis ha dicho que la aparente indecisión de Musk para comprar la plataforma podría ser una táctica para que negocie un precio más bajo o se eche atrás en el acuerdo.

Pero Twitter dijo el martes que se mantiene firme en el precio originalmente acordado con Musk, de 54,20 dólares por acción.

El consejero delegado y fundador de Tesla ha reconocido recientemente que las cifras de su propia cuenta de Twitter pueden estar infladas.

En su intervención del lunes en una conferencia tecnológica en Miami, señaló que uno de los tuits con más likes en la plataforma (su propio tuit sobre la compra de Coca-Cola) tiene 4,8 millones de likes, frente a la estimación de Twitter de 217 millones de usuarios activos totales.

Musk dijo que su preocupación radica en si el recuento de Twitter es incorrecto por "un orden de magnitud".

"Algo no cuadra aquí, y mi preocupación no es si es el 5, o el 7 o el 8%, sino si es potencialmente el 80% o el 90% de bots", dijo.

Las estimaciones de SparkToro y Followerwonk dicen que alrededor del 19,42% de las cuentas activas de Twitter son probablemente spam o cuentas falsas, basándose en una muestra de 44.058 cuentas al azar.

Los dos grupos afirman que no es inusual que las cuentas de Twitter prominentes o grandes, como la de Musk, tengan un alto número de seguidores falsos. Por ejemplo, la herramienta de auditoría de seguidores de SparkToro dice que casi la mitad de los seguidores de la cuenta de Twitter del presidente Joe Biden son falsos.

En octubre de 2018, SparkToro también realizó un análisis sobre el expresidente Donald Trump similar al realizado sobre la cuenta de Musk y descubrió que el 61% de los seguidores de Trump eran bots, spam, propaganda o cuentas inactivas.

Otros artículos interesantes:

Trump cree que Elon Musk no acabará comprando Twitter "de ninguna manera"

La compra de Twitter por parte de Elon Musk está más en el aire que nunca: así podría desmoronarse la operación

Todas las empresas lideradas por Elon Musk y qué hace exactamente cada una: desde cavar túneles hasta fabricar implantes cerebrales

Te recomendamos