Pasar al contenido principal

Las 3 grandes preocupaciones de las tecnológicas en 2018

Sundar Pichai Google CEO
Google
  • Tres asuntos podrían definir el rendimiento bursátil de las gigantes tecnológicas durante 2018, según el analista de UBS Eric Sheridan.
  • Los desafíos a los que se han enfrentado compañías como Facebook, Amazon, Netflix o Google durante el último trimestre probablemente se extiendan durante el resto de 2018.

La última oleada de resultados económicos trajo buenas y malas noticias para las gigantes tecnológicas: Facebook, Amazon, Netflix y Google, ahora bajo el paraguas de Alphabet. Sin embargo, el bajo rendimiento bursátil de este pasado trimestre se debió principalmente a la falta de elementos catalizadores o grandes perspectivas que pudieran ser capaz de entusiasmar a los inversores, algo que ha tenido más peso que cualquier tipo de debilidad de estas empresas, según apunta el analista de UBS Eric Sheridan.

El cuarto trimestre ha revelado varios temas clave que habrá que seguir de cerca en la cotización de estas grandes gigantes tecnológicas a lo largo de 2018, sostiene Sheridan.

Estas deberían ser las tres preocupaciones clave para estas empresas:

En primer lugar el uso de dinero en efectivo. Después de la reforma tributaria de los Estados Unidos y la repatriación de numerosos activos por parte de estas compañías, las tecnológicas deberán elegir en qué gastar sus desgravaciones fiscales, algo que podría repercutir directamente sobre sus gastos operativos, gastos de capital o en la recompra de acciones.

Incluso con el mejor rendimiento bursátil posible y números verdes en los resultados económicos, la forma en la que estas compañías se gasten su dinero en efectivo determinará cómo podrán impulsar su crecimiento en el futuro. El resultado podría ilusionar o decepcionar a los inversores. Google, por ejemplo, se quedó por debajo de las estimaciones de ganancias en el último trimestre por los mayores costes de adquisición de tráfico o los mayores gastos necesarios para llegar a los usuarios de smartphones. Mientras tanto, el gasto proyectado de Netflix en contenido original puede ayudar a construir un escudo competitivo global.

El entorno regulatorio debería ser otra de las grandes preocupaciones durante 2018. Las gigantes tecnológicas tendrán que lidiar con el Reglamento General de Protección de Datos (RGDP), la nueva ley de privacidad de Europa que limita los tipos de datos personales que las empresas digitales pueden recopilar, almacenar y usar dentro de la UE.

El cumplimiento de la ley probablemente dará lugar a un efecto dominó en la forma en que estas empresas tratan los datos de los usuarios en otros mercados. Google, Amazon y Facebook ya han implementado cambios en sus términos de privacidad del usuario en enero, lo que ha incluido la simplificación de los contratos con los clientes y una mayor transparencia sobre qué datos usan y qué pueden ver otras personas

Leer más: El éxito económico de las grandes tecnológicas en 2017 desnuda algunas de sus mayores vergüenzas

La competencia debería ser la otra gran preocupación para las tecnológicas este año. Estas empresas se enfrentan a una competencia cada vez mayor "entre actores digitales y tradicionales y entre nuevos actores emergentes frente a largamente establecidos", apunta Sheridan.

El reto será mantenerse a la vanguardia de las compañías tradicionales, como Walmart y Target , que han intentado adquirir o asociarse con otras para retener o aumentar su cuota de mercado frente a empresas como Amazon.

Además, los nuevos participantes como Spotify —que confirmó su decisión de salir a bolsa la semana pasada— o el iQiyi de Baidu, que también quiere cotizar en el mercado bursátil, competirán con compañías de streaming como Amazon y Netflix por ganar suscriptores.   

Sheridan asegura que los inversores podrían ver estos grandes temas como decisivos a la hora de determinar cómo se van a comportar estas empresas y a qué desafíos se van a enfrentar en 2018.

Te puede interesar