Pasar al contenido principal

5 claves que ayudan a entender el peor dato de paro en febrero de los últimos 6 años

Camarero en la terraza de un restaurante de la Plaza Mayor
Getty Images
  • El paro registrado sube en 3.279 personas en febrero, hasta su peor registro en este mes desde 2013. 
  • El desempleo ha aumentado entre los menores de 25 años, las mujeres el sector agrícola y en 9 de las 17 comunidades autónomas.
  • La Seguridad Social consigue sumar 69.172 cotizantes, su menor subida en febrero desde 2016, aunque ha alcanzado el mayor número de afiliados en este mes de los últimos 11 años.

La creación de empleo continúa ralentizándose a medida que avanza 2019. Tras cosechar en enero la mayor subida del paro registrado en el primer mes del año desde 2014, el mercado laboral parece confirmar su frenazo en febrero con unos datos que ahondan en las tendencias que han pronosticado los analistas desde finales del año pasado.

Así, el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha anunciado este lunes que el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo se ha incrementado en 3.279 personas respecto al mes de enero, hasta un total de 3.289.040 desempleados.

Este dato supone su peor resultado intermensual en el segundo mes del año desde 2013

El paro sube respecto a enero, pero baja en términos interanuales y desestacionalizados

El mes de febrero no tiene un comportamiento estacional fijo, como sucede en enero, en el que siempre se registran aumentos de paro. De este modo, el paro registrado se ha incrementado en febrero 11 veces desde 1996, mientras que se ha reducido en 13 ocasiones. En los últimos 5 años, el paro registrado ha caído en 3 ocasiones, en 2015, 2017 y 2018, y ha crecido en otras 2, en 2016 y este año.

Leer más: 7 claves de la mayor subida del paro en enero de los 5 últimos años: desde la contratación al desempleo femenino

Sin embargo, comparando los datos de paro registrado de febrero con los del mismo mes del año anterior, se desvela una reducción del 5,2% interanual, que se traduce en 181.208 personas menos en situación de desempleo. Este dato revela la inercia positiva del mercado laboral español, que ha registrado en los últimos años ritmos de creación de empleo de en torno a 400.000 nuevos puestos de trabajo al año.

Por otra parte, los datos de paro registrado tienen también una lectura positiva en términos desestacionalizados, en los que se muestra que en el segundo mes de 2019 se han registrado 10.445 parados menos que en enero.

La mayoría de nuevos parados proceden de agricultura y del colectivo sin empleo anterior

Segmentando los datos por sectores, los registros del Ministerio desvelan que el sector agrícola es el que más nuevos parados ha aportado, con algo menos de 10.000, lo que supone un incremento del 6,9%, mientras que también se han incrementado un 2,9% los parados sin empleo anterior, que aportan 7.026 personas desempleadas.

En la situación contraria destacan la construcción, en la que el paro registrado ha caído un 1,7% o 4.647 personas, el sector servicios, con una reducción del 0,3% o de 7.581 parados, y la industria, con 2.304 parados menos o una bajada intermensual del 0,8%. Estos datos son proporcionales a los aumentos de afiliación a la Seguridad Social por sectores, liderados por la construcción, con un 3,1% más, cob la agricultura encabezando la bajada de cotizantes, con un 3,3% menos.

Leer más: Cómo Instagram puede ayudarte a conseguir tu próximo trabajo

El aumento del paro se ceba con las mujeres y los jóvenes

Mientras que entre los hombres el paro registrado cae de forma muy leve, con 223 trabajadores menos en desempleo hasta un total de 1,36 millones de parados, su incremento se hace patente entre las trabajadoras, que registran 3.502 nuevas desempleadas, lo que eleva el volumen total de desempleadas hasta 1,93 millones de mujeres.

Este dato no tiene un reflejo directo en la Seguridad Social, que ha registrado aumentos de afiliación en ambos sexos. No obstante, el número de afiliados ha crecido levemente más que el de afiliadas, con 36.414 nuevos cotizantes de sexo masculino por 32.758 del sexo opuesto. En total, hay 10,14 millones de hombres en los registros de la Seguridad Social por 8,74 millones de mujeres.

Respecto al paro juvenil, la tendencia sigue siendo alcista, con un avance del 4,2% en febrero respecto a enero, que se traduce en cerca de 11.000 nuevos desempleados menores de 25 años. A partir de esa edad, el desempleo se ha reducido en 7.656 personas.

El paro aumenta en 9 autonomías, pese al avance generalizado de la ocupación

Por territorios, se observa un reparto casi equitativo de subidas y bajadas, con 9 comunidades elevando su nivel de paro registrado y 8 mostrando el comportamiento contrario. De este modo, Aragón, Baleares y Cataluña han liderado el descenso del desempleo, con 2.097, 2.091 y 1.734 parados menos que en enero, mientras Andalucía y la Comunidad de Madrid han liderado el incremento de paro, con 4.600 y 3.600 nuevos desempleados.

Leer más: Estos son los trabajos que un robot nunca podrá quitarle a un humano

Este resultado se desiguala segmentando los datos por provincias, con el paro reduciéndose en 29 demarcaciones y aumentando en otras 23. Además, se da la paradoja que las provincias que lideran el aumento y la reducción de desempleo se sitúan en Andalucía, con Huelva registrando 2.250 desempleados menos y Jaén sumando 5.250.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, los mayores incrementos se han dado en Cataluña, con más de 23.000 nuevos cotizantes, mientras que Andalucía y Castilla-La Mancha lideran los descensos, con algo menos de 4.000 afiliados menos. Sin embargo, comparando los datos con los de febrero de 2018, todas las comunidades han incrementado la ocupación, lideradas por Madrid y Cataluña, con 117.000 y 93.000 nuevos afiliados.

Hay más contratación, pero se reducen los indefinidos

En febrero de 2019 se firmaron más de 1,5 millones de contratos laborales, lo que supone un 1,6% más que en el mismo mes del año anterior. La gran mayoría de ellos, 1,39 millones, eran contratos temporales, mientras que 168.607 eran indefinidos, lo que supone un 10,7% del total y revela un recorte de este tipo de contratos de un 3,2% respecto a 2018.

Por su duración, los contratos indefinidos a tiempo completo se redujeron un 1,9% frente a febrero de 2018, mientras que a tiempo parcial registraron un descenso  interanual del 5,2%. En cuanto a los contratos temporales, un 27% eran de obra o servicio y otro 27,1%  por circunstancias de la producción, siendo ambos a tiempo completo, mientras que los temporales suponen un 29,5% del total.