5 estrategias que los líderes empresariales deben iniciar para adaptarse a la nueva realidad del trabajo híbrido, según un macro estudio de Microsoft

Satya Nadella, CEO de Microsoft.
Satya Nadella, CEO de Microsoft.

Reuters

  • Una vez más el modelo de trabajo híbrido se implanta como preferencia entre los trabajadores. 
  • Su flexibilidad y la sensibilidad que ha generado respecto a la preocupación por el bienestar de los trabajadores, han sido unos de los cambios más positivos. 
  • Pero en ocasiones, los líderes empresariales pasan por alto matices que pueden mejorar la calidad de este nuevo modelo de trabajo. Así lo ha mostrado el macro estudio realizado por Microsoft.
  • A continuación puedes leer 5 estrategias que debes adoptar como líder empresarial para sacar el máximo partido a este nuevo modelo de trabajo híbrido.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Se lleva hablando de ello durante meses: el teletrabajo ha llegado para quedarse, y el modelo híbrido es el ganador más probable en el futuro pospandemia. 

Desde Microsoft lo tienen claro, el trabajo híbrido está ganando peso y es el modelo del futuro. Ahora, en su nuevo macro estudio, después de experimentar un año completo de teletrabajo, no solo para ellos, sino para la mayoría de empresas a nivel global, la pregunta que se plantean es: "¿Estamos preparados?"

En su estudio se reflejan los resultados obtenidos después de encuestar a más de 30.000 personas en 31 países y un análisis de billones de alertas de productividad emitidas por Microsoft 365 y LinkedIn. 

"Las expectativas de los empleados están cambiando y necesitaremos definir la productividad de manera mucho más amplia, que incluya la colaboración, el aprendizaje y el bienestar para impulsar el avance profesional de cada trabajador", explica Satya Nadella, CEO de Microsoft.

Lo que ha ocurrido es, que pese a conocer los datos, en la práctica se ha constatado que los líderes empresariales se han distanciado de las necesidades de los trabajadores durante este periodo. El 42% de los empleados dice que carece de suministros de oficina esenciales en casa, y 1 de cada 10 no tiene una conexión a Internet adecuada para hacer su trabajo. Además, más del 46% dice que su empresa no le ayuda con los gastos adicionales que supone trabajar desde casa.

Ni en remoto al 100%, ni vuelta al modelo prepandemia, el modelo híbrido se impone como preferencia entre los trabajadores de pymes en España

Para cambiar esta tendencia y entender en qué ámbitos se puede poner el foco de cara a mejorar la relación jefe-trabajador en esta nueva situación, aquí tienes un resumen con los 5 puntos más importantes que debes conocer como líder empresarial, según Microsoft. 

1. La importancia de la flexibilidad para los trabajadores

Si modelo cambia, la estrategia debe cambiar. Toda la organización necesitará un plan que abarque políticas, espacio físico y tecnología. Lo primero es fijar algunas preguntas que darán pie a muchas soluciones: ¿Cómo les va a las personas y qué necesitan? ¿Quién podrá trabajar de forma remota y quién tendrá que venir? ¿Con qué frecuencia? 

Tras responder a este tipo de preguntas podrás trazar un plan y sobre todo podrás comunicárselo a tus empleados. La comunicación es clave para que todos los cambios prosperen.

"En Nueva Zelanda, la flexibilización de movilidad cuando se suspendían los confinamientos mejoraba la comunicación y la productividad. Las tendencias de colaboración en Nueva Zelanda revelan una mirada esperanzadora al futuro del trabajo híbrido", explican desde Microsoft.

2. Invertir en espacio y tecnología: debe haber una sincronía entre el espacio físico y el digital

Hay que huir de la idea que el trabajador tiene todo lo que necesita en la oficina y que si lo necesita puede acudir a ella. El modelo híbrido tiene que garantizar que el trabajador pueda trabajar con las mismas condiciones que tendría en la oficina desde casa. Por ello, es tarea de los líderes equipar a todos los trabajadores con las herramientas que necesitan. 

Descubre cómo serán las oficinas del futuro tras la pandemia: 7 diseños creados por el mayor estudio de arquitectura del mundo

El espacio físico de la oficina debe ser lo suficientemente atractivo como para atraer a los trabajadores a desplazarse a ella e incluir una combinación de áreas de colaboración y enfoque. Las salas de reuniones y la cultura del equipo deberán evolucionar para garantizar una mayor integración y un más colaborativo a todos los niveles de la empresa.

3. Combatir el agotamiento digital desde arriba

El 54% de los encuestados siente que tiene exceso de trabajo. El 40% asegura sentirse agotado. Y billones de alertas de productividad de Microsoft 365 cuantifican el agotamiento digital que sienten los trabajadores. 

Abordar el agotamiento digital debe ser una prioridad para los líderes de todo el mundo. Por supuesto no es fácil ya que teletrabajar conlleva trasladar todos los procesos al mundo online, pero sí se pueden establecer algunas medidas, como por ejemplo, poner horarios de pausa. Los trabajadores deben saber que pueden parar, que lo necesitan y que no será mal visto por parte de sus responsables.

4. Priorizar la reconstrucción del capital social y la cultura de la empresa

Si el coronavirus ha conseguido algo, sin duda ha sido la capacidad de humanizar el trabajo. Detrás de las pantallas hay personas con una vida privada, familia y mascotas que se cruzan en mitad de una videollamada. 

Es momento de reforzar las relaciones en el trabajo y apostar por mayor capital social. Los jefes deben transmitir a sus equipos esa necesidad de pasar a la acción e incentivarles a tomar parte de los procesos de construcción de la nueva cultura de la empresa. Es decir, pasar de una actitud pasiva, a una proactiva, sin miedos a expresar sus opiniones o necesidades. 

"La vulnerabilidad compartida de este tiempo nos ha brindado una gran oportunidad para aportar autenticidad real a la cultura de la empresa y transformar el trabajo para mejor", cuenta Jared Spataro, CVP en Microsoft 365.

5. Piensa en tu equipo, en el valor que aporta cada uno y qué personas son necesarias para mejorarlo

El panorama del talento ha cambiado y con él las expectativas de los empleados. Cada trabajador es único, trabaja de manera distinta y con unas necesidades diferentes. Un buen líder debe ser capaz de ser empático y atender a las necesidades concretas de cada grupo de trabajadores y de manera individualizada. 

Además el trabajo remoto hace que personas con mucho talento y que pueden ser esenciales para la empresa ahora puedan acceder a estos puestos de trabajo, o que por el simple hecho de ser en remoto se sientan más seguros de acceder al puesto. 

En un estudio de LinkedIn queda reflejado que las mujeres, la generación Z y las personas sin títulos de posgrado tienen más probabilidades de postularse para puestos remotos que presenciales.

Otros artículos interesantes:

Ni en remoto al 100%, ni vuelta al modelo prepandemia, el modelo híbrido se impone como preferencia entre los trabajadores de pymes en España

Descubre cómo serán las oficinas del futuro tras la pandemia: 7 diseños creados por el mayor estudio de arquitectura del mundo

La pandemia cambia el modelo de trabajo de las 'Big Tech' en Silicon Valley: descubre las 8 empresas que no volverán al 'valle'

Te recomendamos

Y además