Pasar al contenido principal

11 elementos actuales que desaparecerán pronto de los coches

cámara retrovisor
Lexus
  • Nadie sabe cómo será exactamente el coche del futuro, pero sí tenemos ciertas pistas de por donde irán los tiros: libre de emisiones contaminantes, conectados, más espaciosos y confortables.
  • Si tenemos un vehículo que ya tiene algunos años de vida, estaremos acostumbrados a una serie de elementos y funciones que pueden que ya hayan desaparecido de los coches actuales.
  • En el futuro, muchos de estos elementos que tenemos hoy en día, desaparecerán por completo.

La innovación tecnológica en la industria del automóvil está avanzando a un ritmo vertiginoso.  

Esta carrera tecnológica entre nuevos coches nos ha llevado ha despedirnos de numerosos elementos que en su momento eran muy comunes en nuestros antiguos coches

En el futuro recordaremos estos 11 elementos como parte del pasado.

Llave del coche

Llave BMW Serie 7 2015
Llave BMW Serie 7 2015

Las llaves de los coches desaparecerán, eso lo tienes que dar por hecho. La cuestión es cuándo.

Hoy en día las llaves son ya, en muchos casos, pequeños dispositivos electrónicos que incluso cuentan con pantalla desde la cual poder modificar elementos del vehículo, como la climatización, la autonomía disponible o bien conocer a ciencia cierta si las puertas están abiertas o cerradas.

Pues bien, en un futuro, todo esto se podrá hacer mediante nuestro teléfono móvil: una aplicación permitirá abrir o cerrar el coche. O simplemente lo hará automáticamente al acercarnos o alejarnos. Sin ir más lejos: la ‘llave’ del Tesla Model 3 es una tarjeta que puedes guardar en la cartera. 

Lector de CD’s

musica internet online lujo pantalla

¿Guardas toda la discografía de los Rolling Stones en CD para disfrutarla en el coche? Tengo malas noticias: en un futuro cercano los lectores de CD desaparecerán de los coches.

De hecho, esto ya ha empezado a ocurrir: son muchos los vehículos que ya no disponen de lector de CD. ¿El sustituto? El lector de USB y de tarjetas de memoria.

A través de estos dispositivos de almacenamiento podemos guardar nuestra música favorita y reproducirla en nuestro coche.

En muchos casos, no hace falta tanto: a través de aplicaciones móviles como Spotify podemos escuchar miles de horas de música solamente vinculando nuestro teléfono a través de Bluetooth.

Retrovisores con espejo

Pantalla OLED Audi Virtual Mirror
Pantalla OLED de 7 pulgadas que reproduce las imágenes tomadas por la cámara Audi

El Audi e-Tron es el primer coche vendido en España con retrovisores digitales. Sí, el clásico retrovisor con espejo se sustituye por una cámara asociada a sendas pantallas en el interior que van informando con precisión de lo que ocurre detrás nuestro.

Dos son las ventajas claves que harán que el retrovisor con espejo desaparezca más pronto que tarde: es más pequeño y mejora la aerodinámica del conjunto. Y dos: las aplicaciones en términos de seguridad serán mucho más interesantes. Por ejemplo, en condiciones de lluvia se verá más y mejor.

Los pedales

Los pedales de un coche automático.
Los pedales de un coche automático. Getty/gargantiopa

Teniendo en cuenta que los coches eléctricos son automáticos, es lógico que nos despediremos del pedal del embrague, pero lo cierto es que también existe la posibilidad (aunque dependerá de cada marca) de que los dos restantes se fusionen en uno solo.

La tecnología de pedal único permite que el coche acelere al presionarlo y reduzca la velocidad, ofreciendo resistencia y recargando las baterías en el proceso, al levantar el pie del mismo. El problema aquí será que los conductores se acostumbren a ello.

Palanca del freno de mano

freno de mano eléctrico automático

Ver una palanca de freno de mano en los coches nuevos de 2019 es ya toda una rareza. Ocurre de vez en cuando, sobretodo en modelos bajos de gama, pero el freno de mano eléctrico está ganando la batalla.

Sin duda, el pequeño botón para accionarlo es mucho más fácil de ubicar en un interior moderno, cada vez más minimalista.

Las ventajas son muchas: es más eficaz, se puede activar automáticamente, previniendo errores humanos, permite mejorar el arranque en pendientes y ayuda en caso de frenadas de emergencia. ¿Lo malo? Es peor para derrapar en un tramo de tierra.

Tubos de escape

Tubo de escape
Gettyimages

Esto no debería sorprender, puesto que no habrá gases que expulsar.

Eso sí, a día de hoy ya vemos como muchos fabricantes ponen salidas falsas en sus difusores, mucho más atractivas que el escape “pelado” y más baratas que fabricar un sistema de escape con un diseño atractivo.

En los coches eléctricos no tendrán sentido, pero tampoco descartamos que, al menos en un primer momento, se conserven por costumbre/hacer bonito.

La parrilla

Parrilla frontal coche
Gettyimages

Otro elemento que, si se mantiene, será meramente vestigial, como ya podemos ver en algunos coches eléctricos. Sin la presencia de un motor de combustión, que se calienta mucho, no es necesario un flujo de aire tan alto, por lo que una parrilla a la antigua usanza no tiene sentido.

Se abren pues, dos vías: la primera, mantener la forma pero carenar la parrilla por completo para optimizar el flujo aerodinámico; y la segunda, eliminar directamente y que el frontal tenga la carrocería “limpia”.

Cambio manual

Cambio automático BMW Steptronic Serie 5

El futuro del cambio manual es algo de lo que hemos hablado en muchas ocasiones. ¿Desaparecerá por completo? Es probable que no a corto o medio plazo, pero es muy probable que termine desapareciendo por completo a largo plazo.

El cambio manual es un dispositivo incompatible con los elementos de conducción autónoma, por lo que cada vez irá perdiendo uso. Es obvio: un cambio automático, hoy en día, es más eficiente, es más rápido y es más cómodo. Además, si no quieres perder el control, se puede gestionar de manera completamente manual.

El cambio manual quedará reducido próximamente a vehículos muy baratos o al contrario, a coches deportivos para puristas de la conducción más auténtica.

Luces halógenas

tecnología de faros láser de BMW
tecnología de faros láser de BMW

Creo que nadie echará de menos a las luces halógenas tradicionales cuando todos los vehículos equipen faros de LED. No hay ni un elemento positivo para hacerlo.

Los nuevos sistemas de iluminación mejoran la calidad de la luz, reducen la fatiga de conducir de noche y además, a nivel de diseño, permiten luces más espectaculares y formas más atractivas. ¡Estamos deseando que las luces halógenas desaparezcan de los coches nuevos!

Rueda de repuesto

Bridgestone Non-Pneumatic: un neumático sin aire

Otro elemento que era habitual hace unas décadas y que hoy es cada vez más difícil encontrar: la rueda de repuesto. Sin duda, con el paso del tiempo, este elemento desaparecerá de los coches nuevos, principalmente porque ya no harán falta: tendremos neumáticos sin aire y conectados.

No habrá riesgo de pinchazo. A día de hoy, la rueda de repuesto es algo raro de ver: se han sustituido por las ruedas de galleta en el mejor de los casos y por el kit antipinchazo en el peor. En este caso, para reducir los gastos y mejorar el espacio en el maletero.

Tapa del depósito
Opel

Es tan sencillo como que, al no haber combustible que repostar, no habrá depósito y, por ende, diremos adiós a la tapa.

Obviamente, habrá que recargar las baterías por algún sitio, por lo que es posible que alguna marca se anime a dejar el punto de recarga en una posición similar como guiño al pasado, pero muchas otras optan por esconderlo debajo de los logos, ya sea del delantero o del trasero.

Y además