Pasar al contenido principal

Activación, un concepto del deporte que puede ayudarte mucho

Activación, un concepto del deporte
El salto es el mejor ejercicio de activación Getty Images
  • Puedes activarte realizando ejercicios como pequeños saltos o estiramientos durante unos segundos. 
  • Pensar en la tarea que se va a acometer y fijarse metas parciales son estrategias que ayudan a superarlas mejor cuando son más complejas. 
  • Existe un grado de activación óptimo para cada individuo, pero demasiada tampoco es conveniente.

La activación es una fase de todo buen entrenamiento que consiste en estimular los órganos para mejorar la respuesta física. Pero esta también tiene un impacto positivo en los sentidos y la percepción, así que también influye en el rendimiento cognitivo

Y es que este proceso de activación no solo es fisiológico, sino también psicológico, cosa que puedes notar fácilmente por el incremento en el nivel de alerta. Aunque no existe un baremo específico en la activación, suele establecerse desde el cero, que correspondería al sueño profundo

El máximo suele representarse como el 10 en activación, aunque el 10 no será en ningún caso el objetivo. Para explicarlo suele usarse el símil de la cuerda de guitarra que, si está demasiado tensa, se rompe. Por supuesto, demasiado floja tampoco vale. 

Por este motivo, tanto a la hora de activarte para practicar un deporte o, por ejemplo, antes de entrar a una reunión o acudir a un curso, debes tener en cuenta que existe un grado óptimo de activación

Conocer cuál es tu nivel óptimo de activación es más sencillo a la hora de practicar deporte, porque es en este estado cuando alcanzas tu máximo rendimiento. Arriba puedes ver un vídeo del proceso de activación de la Selección Española de Fútbol. 

Como puedes ver, para alcanzar el nivel óptimo de activación no es necesario estar a 160 pulsaciones, aunque deporte y cerebro tengan una relación directa. Sin embargo, lograr una activación psicológica óptima, puede resultar un poco más complejo. 

Conservar la motivación

Tan difícil como conservar la motivación, el concepto con el que se identifica la activación en psicología. Según recoge The Psychology Notes HQ, sabes que has alcanzado el nivel óptimo de motivación cuando te sientes cómodo física, emocional e intelectualmente.

Es bueno notar algo de ansiedad por que comience la actividad que vas a realizar, pero por supuesto, no excesiva o te arriesgas a empezar a descender por la cuesta de la fatiga. Experimentas, en general, armonía y equilibrio dentro de tu cuerpo y mente.

Curva del rendimiento humano
Beatriz Obispo.

La ley de Yerkes-Dodson, y la experiencia diaria, respaldan el argumento de que los niveles particulares de activación de las personas influyen de manera muy directa en su capacidad y eficacia en desempeñar tareas.

Según estos psicólogos, hay además niveles de rendimiento diferentes ante tipos de tarea similares afrontados con distintos grados de activación. Ante taras fáciles y difíciles, el rendimiento mejorará a medida que aumenta la motivación. 

Por mucho que incremente esta, el desempeño en tareas sencillas puede seguir mejorando, pero no sucederá así con las difíciles a partir de cierto punto. Y es que, estar demasiado excitado o motivado produce la hiperactividad del sistema nervioso simpático, lo que dificulta la concentración. 

En general, todo el mundo consigue un rendimiento máximo en un grado de motivación moderado. Y una buena noticia, hay una agradable herramienta para conseguir mantener la activación en su justa medida: la risa. 

Sí, reírte reduce el estrés o mejor dicho, lo mantiene, además de mejorar tu capacidad cognitiva y la memoria a corto plazo, entre otras muchas cosas. Como puedes ver en la curva del rendimiento humano, el estrés -o excitación- es la otra variable fundamental de toda esta ecuación. 

Y, como se ve en la curva y pasa con la activación, es bueno en su justa medida. Un truco para mantener la activación que usan los deportistas extremos es fijarse metas intermedias, concretas y realistas. Esto, además, te sirve para medir tu progresión y tus resultados mucho mejor.  

Si notas que te cuesta mantener este grado de alerta, también puedes probar a entrenar tu capacidad con ejercicios de estimulación cognitiva. Hay decenas para elegir entre aplicaciones móviles y web.
 

Te puede interesar