Estos son los diferentes estilos de liderazgo y por qué la agresividad no siempre es efectiva, según una psicóloga clínica

Alyshia Hull
La psicóloga Ramani Durvasla comparte la diferencia entre liderazgo antagónico y coherente.
La psicóloga Ramani Durvasla comparte la diferencia entre liderazgo antagónico y coherente.

L. Erickson

  • Cuando se trata de quién es un buen líder, depende de a quién le preguntes y de sus intereses en la empresa.
  • Los rasgos antagónicos podrían ser más útiles para los presidentes en tiempos de guerra, pero la mayoría de los empleados prefieren líderes coherentes.
  • El desafío es que la mayoría de los empleados no tienen voz ni voto, por lo general no pueden crecer con el jefe que tienen.

Trabajo como psicóloga clínica y profesora de psicología en la Universidad Estatal de California. También dirijo una empresa de consultoría que presta servicios a personas, educadores, médicos y lugares de trabajo.

Cuando se trata de liderazgo laboral, la personalidad desempeña un papel importante. A menudo pensamos que la agresividad, la grandilocuencia, la intensidad y el miedo hace que el trabajo salga en tiempo y forma, pero ese no es el caso, como podemos ver en otros líderes.

Las empresas e instituciones pueden prosperar bajo un liderazgo coherente. Un líder con esta habilidad suele ser más consciente de las circunstancias de los demás, tiene más humildad y es menos impulsivo. Estas son algunas de las características de los líderes antagónicos y coherentes:

Generan grandes titulares debido a su arrogancia y su comportamiento

Un líder antagónico puede ser visto como alguien impulsivo y poderoso. Además, es posible que no anteponga las necesidades de los demás a las suyas propias. Estas personas creen que su camino es el único y aman ser el centro de atención.

Los rasgos antagónicos podrían ser más útiles para los presidentes en tiempos de guerra, ya que podrían necesitar ser decisivos durante una crisis. Sin embargo, también se podría argumentar que un presidente antagónico, o un líder mundial, podría ser exactamente lo que lleve al país a la guerra en primer lugar.

Toto Wolff, uno de los jefes de equipo de mayor éxito en la Fórmula 1, comparte sus mejores consejos de liderazgo.

Cuando se analizan las decisiones que se deben tomar desde el punto de vista de los beneficios, un líder antagónico podría ser lo que los accionistas, los miembros de la junta directiva o incluso los niveles superiores consideran un buen líder

Creo que si encuestaras a los empleados y les preguntaras directamente qué les gustaría ver en un líder, lo más probable es que respondieran justicia y equidad.

Un empleado puede pensar que un líder amable y coherente es mejor que uno antagonista

Aunque los empleados pueden pensar que los líderes coherentes son mejores, también pueden trabajar con un jefe que no sea particularmente cálido. Muchos trabajadores no buscan que su jefe sea su mejor amigo, pero sí buscan rasgos como la justicia y la amabilidad.

Los líderes coherentes están más abiertos a escuchar diferentes perspectivas. Pero el desafío es que la mayoría de los empleados no tienen voz ni voto en el asunto, sino que se quedan estancados con su jefe o el gerente. 

De hecho, lo normal es que durante las entrevistas para un puesto con una persona de recursos humanos obtengan poca información sobre cómo será su jefe o gerente hasta que comiencen a trabajar para ellos.

El buen o mal liderazgo no es una línea recta

Un líder concienzudo puede hacer el trabajo de la mejor manera para la salud mental de los trabajadores, pero eso no significa que sea la forma que genere mayores ganancias. Sin embargo, aquellos que solo se preocupan por las ganancias y hacer el trabajo pueden agotar a sus empleados: no les preocupa la salud y la lealtad de sus empleados.

Cuando se trata de quién es un buen líder, depende de a quién le preguntes y de los intereses de los empleados. Ningún líder lidera solo. Si un líder siente que es demasiado antagónico, debería inclinarse hacia la colaboración, preguntándose por qué y respondiendo con honestidad. Luego deben comparar su respuesta con la misión y visión de su organización.

En realidad, un líder atrae y sabe ver lo mejor de aquellos con quienes trabaja, y eso requiere cualidades como empatía, compasión y humildad.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.