"Twitch ha iniciado una deriva que recuerda peligrosamente a la que tuvo YouTube": algunos creadores de contenido de la plataforma de Amazon se sienten cada vez más ajenos a sus políticas

Youtube.

Getty Images

No lo ven claro. Al igual que ocurrió en su día con otro gigante, YouTube, cada vez más creadores de contenido albergan dudas sobre el camino por el que está optando Twitch. 

Estas proceden, en primer lugar, de una reducción en el precio de las suscripciones que llevó hace un año a que estas pasaran de valer 4,99 euros en España y Europa a 3,99 euros. 

Con un número de seguidores que se mantiene más o menos estable tras el pico pandémico, la decisión, como ha podido saber recientemente Business Insider España, se ha traducido en una reducción de ingresos para muchos creadores.

Esta, por otra parte, no guarda relación solo con el precio de la suscripción, sino que tiene que ver con los porcentajes

Si hace unos años era frecuente que los streamers que tenían muchos seguidores la plataforma pudieran negociar porcentajes de 70-30 favorables al creador, de un tiempo a esta parte Twitch, cuentan los streamers, se muestra cada vez más inflexible: o 50-50 o no hay trato.

"Twitch ha iniciado una deriva que recuerda peligrosamente a la que tuvo YouTube, cada vez más alejada de lo que interesa a los streamers", cuenta el creador de contenido y periodista del ámbito de los videojuegos Borja Pavón a Business Insider España.

"A eso hay que sumar la fuga de talento que ha sufrido la compañía recientemente debido a las decisiones corporativas tomadas en el último año y que parece indicar que la cosa no va a mejorar a medio plazo", añade.

Las cosas eran muy distintas hace apenas un año. Entonces, como parte de la crónica de una muerte anunciada hacía ya tiempo, AuronPlay, uno de los creadores de contenido de YouTube más importantes en la historia de la plataforma, anunció que se iba para centrarse en Twitch.

En la práctica, la verdad es que hacía ya tiempo que se había ido. Para cuando el streamer anunció oficialmente su marcha, hacía ya 9 meses que no colgaba contenido original en YouTube, centrado ya como estaba en hacer directos para Twitch.

Atrás quedaban sus casi 30 millones de seguidores en YouTube (hoy apenas son 13), cifra que palidecía entonces ante los 9 millones que acumulaba en la plataforma de Amazon. El movimiento, sin embargo, tenía todo el sentido.

Lo tenía porque, para empezar, Twitch basaba su modelo en las suscripciones mientras que YouTube lo fía todo a las visualizaciones. Mientras que la fuente de ingresos del primero es más o menos estable, la del segundo es un tiro al aire con cada intento.

En segundo lugar, apostar por Twitch suponía ahorrar en costes y esfuerzo. Cada video colgado en YouTube requiere un guion y una producción que en Twitch desaparecen: se enciende la cámara y arranca el directo. 

Los directos, además, permiten interactuar de manera más estrecha con la audiencia. En Twitch, si un videojuego aburre, basta con darse un paseo por la sección de comentarios para descubrirlo. En YouTube hay que esperar a que el video esté colgado, es decir, hay que perder dinero en el camino.

Así, al igual que otros muchos gigantes del streaming como elRubius e Ibai Llanos, AuronPlay convirtió su canal de YouTube en un repositorio en el que cuelga los mejores momentos de sus directos en Twitch. A nivel audiovisual, esto equivale a un cementerio.

Algunos creadores, sin embargo, están empezando a valorar más algunos aspectos del viejo YouTube. Es el caso de José Altozano, Dayoscript, que mantiene aún su canal de YouTube como su actividad principal.

"Twitch se parece cada vez más a la de YouTube: solo se centra en los grandes nombres, sin darle importancia a las nuevas voces, a los creadores más pequeños. Creo que tiene iniciativas o ayudas por ahí, pero no hay facilidades para que las encuentres. Al final, tenemos que apoyarnos entre nosotros".

Puedes leer el reportaje completo aquí: Bajo el pie de un gigante: 11 'streamers' revelan cómo el liderazgo de Twitch permite a la plataforma "ahorcar a los creadores y llevarlos al límite".

Otros artículos interesantes:

Bajo el pie de un gigante: 11 'streamers' españoles revelan cómo el liderazgo de Twitch permite a la plataforma "ahorcar a los creadores y llevarlos al límite"

11 altos cargos explican por qué dejaron TikTok, YouTube y otras redes sociales para trabajar en startups

Así se han bloqueado las redes sociales en Rusia: del veto a Instagram a la suspensión de pagos a los creadores en YouTube y Twitch

Te recomendamos