Amazon continúa su lucha por acabar con cualquier atisbo de organización sindical en su empresa: en Nueva York pide a sus trabajadores que no firmen ningún formulario que provenga de los sindicatos

Trabajadores de Amazon durante una protesta en Los Ángeles, EEUU.
Trabajadores de Amazon durante una protesta en Los Ángeles, EEUU.

Amazon presiona a sus trabajadores de un almacén de Nueva York para que no firmen ningún formulario ni ninguna carta de afiliación que el sindicato ALU (Amazon Labor Union) les entregue. 

La compañía cuenta con pantallas distribuidas por todo el almacén alertando a sus empleados de que ALU no forma parte de Amazon y que en el caso de firmar dichos documentos, el trabajador en cuestión estaría permitiendo al sindicato actuar en su nombre.

Según recoge en exclusiva el medio estadounidense Engadget, que ha podido tener acceso a fotos que lo demuestran y ha hablado con varios trabajadores de ese mismo almacén, el gigante del comercio tecnológico bombardea a sus empleados con diferentes mensajes antisindicales. 

Las pantallas cuentan con hasta 7 diapositivas en las que se puede leer cosas como "Al firmar una carta de ALU les estás dando acceso a tu información personal. Protege tu privacidad" o "este es un documento legalmente vinculante. No firmes ninguna carta de ALU".

Solo uno de cada 10 centros de Amazon en España tiene representantes sindicales

ALU ha sido el primer sindicato de trabajadores formado dentro de Amazon, a día de hoy el segundo mayor empleador de Estados Unidos, por detrás de Walmart, tras una larga lucha contra la compañía que en numerosas ocasiones se ha mostrado abiertamente contraria a las organizaciones sindicales.

"Está en un bucle constante (en relación a las diapositivas) cuando la gente entra y sale de sus turnos, cuando van a sus descansos o van a comer...", comparte un trabajador del almacén donde han aparecido estos mensajes al medio Engadget.

Esta no es la primera medida que Amazon toma para frenar cualquier atisbo de organización por parte de sus empleados dentro de sus almacenes, y ha llevado importantes campañas y destinado grandes recursos en frenar la aparición de sindicatos en el seno de la empresa.

La periodista Lauren Kaori Gurley destapó en marzo para Vice algunos ejemplos en esta línea cuando ALU y Amazon se dirimían en una intensa batalla que marcaría el futuro de la empresa. Los trabajadores buscaban entonces formar la primera agrupación sindical en un almacén de Nueva York, y la empresa intentaba evitarlo a toda costa.

En esa campaña antisindical, en un formato similar al que reporta Engadget, en las pantallas de los almacenes aparecieron un mensaje claro en inglés y en español: "Vota no" a los sindicatos. 

Amazon prohibirá palabras como "sindicato" o "aumento de sueldo" en su nueva app de comunicación interna con los trabajadores, según documentos filtrados

En esta página web con propaganda antisindical de la empresa, Amazon establece cosas como que los sindicatos "disciplinan a los afiliados si no cumplen con los reglamentos y políticas del sindicato", "hacen promesas, incluso las que saben que son falsas" o no pueden "garantizar cambios en los salarios, las prestaciones, las políticas o las normas de trabajo".

La compañía tiene un largo historial en cuanto a la vulneración de los derechos de sus trabajadores, como despedir o tomar represalias contra los propios empleados, impedir que los trabajadores repartan folletos e interferir con una elección sindical. 

Además, a puerta cerrada, la empresa también planeó una campaña de desprestigio contra el líder sindical Christian Smalls.

Finalmente, a pesar de los esfuerzos de Amazon, ALU ganó en Staten Island y formaron el primer sindicato del gigante tecnológico en EEUU, al que se espera se suman nuevos almacenes en los próximos meses.

De hecho, los trabajadores de ALB1, que es el nombre de este almacén de Nueva York donde han aparecido los carteles pidiendo a los empleados que no firmen ninguna tarjeta sindical, llevan desde mayo presionando para organizarse sindicalmente.

 

Te recomendamos