Trabajadores de Amazon en Nueva York crean el primer sindicato de la empresa en el país : "Hemos hecho historia"

Christian Small, líder sindical, celebra la formación del sindicato de Amazon este 1 de abril en Nueva York.
Christian Small, líder sindical, celebra la formación del sindicato de Amazon este 1 de abril en Nueva York.

Reuters

Los trabajadores de una planta de Amazon en Nueva York han votado este viernes a favor de crear el primer sindicato del gigante tecnológico en EEUU. 

Lo han hecho con un estrecho margen. En total, 2.654 empleados se manifestaron a favor de organizarse frente a los 2.131 que lo hicieron en contra. 

"Hemos trabajado, nos hemos divertido y hemos hecho historia. Doy la bienvenida al primer sindicato de Amazon en Estados Unidos", ha escrito el líder sindical Christian Smalls en su cuenta de Twitter.

Smalls no ha sido el único en pronunciarse. En las últimas horas, el presidente de EEUU, Joe Biden, se ha mostrado también partidario de la unión sindical de los trabajadores de Amazon.

Algunos jefes de Amazon confiesan que "contratan para despedir" a gente sólo para cumplir los objetivos anuales de rotación interna

"El presidente está feliz de ver cómo los trabajadores se aseguran de que sus voces puedan ser oídas en las decisiones importantes que tengan que ver con el lugar de trabajo", ha dicho en su rueda de prensa diaria la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Ahora, los resultados deben ser refrendados por la Junta Nacional de Relaciones Laborales, que tiene la obligación de dar por válido el hecho de que más del 50% de los trabajadores de la planta JFK8, ubicada en el distrito neoyorquino de Staten Island, han votado a favor de sindicarse, condición indispensable para la formación del sindicato.

Este es el resultado de una situación que se ha vuelto cada vez más tensa y que ha llegado a un punto de no retorno. 

Las cámaras que Amazon ha puesto en sus furgonetas son una espada de doble filo: pueden mejorar la seguridad de sus repartidores, pero sacrifican su productividad

En los últimos años, mientras los partidarios de sindicarse convencían a cada vez más trabajadores y los reportes sobre las malas condiciones laborales de los trabajadores de los grandes almacenes de la empresa se sucedían, la empresa se ha mostrado siempre contraria a que sus empleados se sindiquen.

Fruto de esta postura, Amazon, ha recordado la agencia Efe, llegó incluso a empapelar las instalaciones de esta planta de Staten Island con carteles en los que se pedía a los trabajadores que votaran en contra de organizarse.

El gigante de la distribución lanzó además una página web en la que calificaba al sindicato de "grupo externo" (aludiendo a la condición de Smalls de trabajador despedido por la empresa) que representaría la voluntad incluso de quienes no estuvieran de acuerdo con su creación.

Sobre el propio Smalls, la empresa subrayó su su falta de experiencia y el hecho de que nunca ha negociado ningún convenio colectivo. 

Esta postura beligerante encuentra su explicación en un fundado temor por parte de Amazon de que las iniciativas sindicales se extiendan como la pólvora por todo EEUU. 

Por ahora, el próximo frente se le abre a la empresa en Alabama. Allí, en la planta de Bessemer hace tiempo que suenan tambores de guerra sindical. 

En concreto, en una reciente votación, 993 empleados de esa fábrica se mostraron en contra de la creación de un sindicato mientras que lo 875 a favor. 

De nuevo, se trata de un margen estrechísimo que, en esta ocasión, se encuentra pendiente de la justicia. La Junta Nacional de Relaciones Laborales, la misma institución que debe dar otorgar carta de naturaleza a la victoria de los sindicalistas en Staten Island, ha puesto en duda la validez de más de 400 papeletas, con lo que la cuestión ha quedado todavía en el aire en Alabama.

Soy un repartidor de Amazon que ha tenido que orinar en botellas de agua y comer en mi furgoneta: así era mi día a día

Al igual que otras grandes empresas tecnológicas como Google, Amazon ha sido en sus casi 30 años de historia contraria a cualquier tipo de organización sindical. 

Desde el punto de vista de la empresa fundada por Jeff Bezos, es mejor siempre para los trabajadores y para la empresa compañía mantener una comunicación directa a la hora de negociar y pactar las condiciones laborales.

Smalls fue despedido por Amazon por organizar una huelga para denunciar la falta de protección de los trabajadores tras el brote de la covid-19 cuando trabajaba como supervisor en el centro de distribución neoyorquino.

Otros artículos interesantes:

¿A cuántos descansos tienes derecho en el trabajo? Este es el tiempo que te corresponde por ley

He sido moderador de contenidos de Facebook: el trabajo me hacía sentir como si viviera en una película de terror

¿Cómo saber si tu lugar de trabajo es tóxico? Unos investigadores han analizado 1,4 millones de opiniones de empleados y creen tener la respuesta

Te recomendamos