Trabajar para Jeff Bezos es una experiencia "despiadada" e "implacable", aunque tenía sus ventajas, según su antigua asistente

Jeff Bezos, CEO de Amazon.
Jeff Bezos, CEO de Amazon.
REUTERS/Joshua Roberts

Una antigua asistente ejecutiva de Jeff Bezos ha descrito el trabajo para él como una experiencia "despiadada" e "implacable". Sin embargo, el fundador de Amazon también invertía en las personas una vez que estas habían demostrado su valía, cuenta.

Ann Hiatt fue contratada por Bezos en 2002 y pasó 3 años haciendo de todo, desde organizar su agenda hasta reservar vuelos en helicóptero. 

Más tarde, se trasladó a Google, donde fue asistente de la ascendente ejecutiva Marissa Mayer y jefa de personal del entonces consejero delegado Eric Schmidt. Hiatt es ahora entrenadora de ejecutivos y ha escrito un libro sobre su experiencia asistiendo a los líderes de las grandes empresas tecnológicas

La fascinante historia de Jeff Bezos, que creó Amazon para convertirse en la persona más rica de la historia moderna

Trabajar para el fundador de Amazon, convertido en magnate del espacio, fue una experiencia "implacable", comenta Hiatt a Business Insider. "Eso, en el fondo, en una sola palabra, es lo que es y lo que quiere que sean sus empleados y su empresa".

La obsesión por los clientes es una de las razones que se atribuyen al crecimiento de Amazon, que ha pasado de ser una pequeña librería online que funcionaba en el garaje de Bezos en 1994 a una empresa que vale más de 1,4 billones de dólares.

Relentless (que se puede traducir en castellano como "implacable" o "despiadado") fue de hecho uno de los nombres considerados originalmente por Bezos para su web de comercio electrónico antes de decidirse por Amazon. 

De hecho, el nombre de dominio Relentless.com sigue llevando al sitio web de Amazon

Por otra parte, la empresa ha recibido críticas precisamente por este enfoque supuestamente despiadado con el personal, así como por su estricto enfoque de la gestión del rendimiento y su estrecha vigilancia de los conductores de reparto y del personal de sus almacenes.

Hiatt dice que, según su experiencia, el entorno podía ser "implacable", pero que trabajar estrechamente con Bezos tenía sus ventajas.  

Las startups españolas, en el punto de mira de las gigantes tecnológicas: las claves para conseguir vender una empresa a Google, Amazon, Facebook o Apple

"He conocido a muchas otras personas así de exigentes con las que nunca pasaría 15 horas al día", comenta Hiatt. 

Cuando Bezos decide invertir en un empleado, "te enseña a pensar como él. A cuestionar, a prever y a exigirte más de lo que haría cualquier otra persona", relata Hiatt. 

El estilo de gestión de Bezos es similar a su filosofía de contratación, dice Hiatt. Esta, cuenta, se basa en contratar a la gente cuyo ímpetu tiene que detener y en descartar a quienes tiene que dar un empujón.

"Una vez ve que te mereces tu sueldo, solo por haber sido contratado, ya te da rienda suelta".

Los empleados de Facebook, Amazon, Google, Apple y Microsoft cuentan cómo son las entrevistas de trabajo en sus empresas

Bezos, dice Hiatt, "no soporta a los idiotas". Si cree que no has hecho los deberes en algo que deberías haber hecho, te lo hará saber, explica Hiatt. 

Por otra parte, no es raro por ejemplo que convierta en el núcleo de un proyecto una idea presentada involuntariamente por un empleado. De este modo, incitará a este a explorarla a fondo e ir más allá.

Bezos no acepta un no por respuesta

Hiatt compartió un ejemplo de cuando le pidieron que ayudara a Bezos a escribir su primera charla Ted en 2003. 

En su discurso, Bezos quería comparar los albores de Internet con la fiebre del oro o el descubrimiento de la electricidad. Quería saber si había algún ejemplo de gente asustada en aquella época por estos hallazgos.

Hiatt se había graduado recientemente en la universidad y aún conservaba su carné de la biblioteca, por lo que se le encomendó la tarea de buscar en los archivos antiguos artículos de periódicos donde aparecieran testimonios de personas asustadas por la electricidad.

Pasó todo el fin de semana buscando e informó de que no había encontrado nada. Bezos no aceptó su respuesta

"Que no lo hayas encontrado no significa que no exista", recuerda Hiatt que le dijo. "Me dio un toque de atención delante de gente muy veterana".

Jeff Bezos deja de ser CEO de Amazon: estos son los mayores fracasos que la empresa ha superado bajo su mandato

En ese momento, aquella respuesta le pareció un comentario muy difícil de digerir para un alguien que había trabajado duro todo el fin de semana. 

Pero Hiatt se dio cuenta más tarde de que Bezos tenía razón. Era imposible que hubiera cubierto toda la información disponible en solo 2 días. Finalmente, encontró un artículo.

Hiatt ha pasado los últimos 4 años entrenando a ejecutivos, y hace tiempo ya dijo a Business Insider que la curiosidad es uno de los dos rasgos que comparten los directores generales multimillonarios como Bezos. La otra, detalla, es la resiliencia. 

El arma secreta que diferenció a Bezos de otros fundadores de los primeros tiempos de Internet fue su estilo de gestión, que se sumó a los sistemas que puso en marcha y a unos principios de liderazgo claros que permitieron elaborar informes perfectos, recuerda Hiatt.

Esto significó que su toma de decisiones podía ser replicada, lo que extendió su influencia más allá de su presencia física. 

Otros artículos interesantes:

Cómo evitar llegar a la vejez sintiendo que has echado a perder toda tu vida, según Jeff Bezos

Las 2 preguntas que planteó Jeff Bezos en una entrevista de trabajo y que ayudan a entender la clave de su éxito y el de Amazon

El adolescente que rastrea el jet de Elon Musk apunta ahora a Jeff Bezos y Bill Gates y podría convertir un 'hobby' en un negocio lucrativo

Te recomendamos